Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

HERALDO VIDA SALUDABLE

El ADN aragonés de la alimentación y sus secretos

Aceite, ternasco o borraja de Aragón son algunos de los alimentos más famosos y de calidad de la Comunidad, cuya promoción e impulso es posible gracias a la unión de agentes del sector e instituciones públicas.

El Ternasco de Aragón aporta proteínas de alto valor biológico y constituye una importante fuente de hierro y vitamina B12
El Ternasco de Aragón aporta proteínas de alto valor biológico y constituye una importante fuente de hierro y vitamina B12
Guillermo Mestre

"El tipo de suelo, de clima, de agua de regadío y, sobre todo, la experiencia de los agricultores y ganaderos, clave en la calidad de los productos aragoneses, son algunos de los factores propios del territorio que permiten el cultivo de estos alimentos", explicaLaura Reviejo, dietista y nutricionista.

En cuanto a su valor nutricional, la profesional indica que todos ellos constituyen materias primas "de muy buena calidad" entre las que destaca, por ejemplo, "el gran aporte de fibra, potasio, magnesio y hierro del melocotón de Calanda, que le hace ser una fruta básica en la dieta de los aragoneses". Las proteínas de alto valor biológico que aporta el Ternasco de Aragón, con su fuente de hierro y vitamina B12, también es importante en este sentido. "Pero, al mismo tiempo, contiene un porcentaje elevado de grasas y, sobre todo, saturadas, con lo cual es una carne que debe ser de consumo ocasional", recalca Reviejo.

El territorio también cuenta con el aceite de oliva del Bajo Aragón, un ingrediente básico en la cocina, por su grasa Omega 9 (monoinsaturada), esencial para una buena función cardiovascular. "Igualmente destacable es el jamón de Teruel, que posee proteína de calidad, menos grasas saturadas que otros jamones por su método de crianza y más grasas monoinsaturadas, características que lo convierten en un producto mucho más saludable, además de que contiene menos sal", manifiesta Reviejo.

Otro de los alimentos más conocidos es el tomate de Barbastro, que contiene licopeno, sustancia antioxidante que ayuda a que el sistema inmunitario esté alerta, además de a combatir el estrés y la polución.

La dietista Gloría Pérez, por su parte, resalta también la borraja, "la gran conocida entre todos los aragoneses". "Es una verdura con gran sabor, contiene vitaminas, minerales y fibra, todo ello beneficioso para el organismo", señala la nutricionista. La Cebolla de Fuentes, con un notable éxito entre los consumidores gracias a su escaso picor y su versatilidad en la cocina, o las setas y las trufas, cuya temporada comienza en otoño, son otras de las opciones más célebres del territorio que enumera la experta.

Impulso y promoción

Con el fin de promocionar estos productos, existen en la Comunidad diversas entidades que trabajan codo con codo con los agentes del sector y las instituciones en materias como la legislación, las ayudas, el asesoramiento en cuestiones como el etiquetado o el abordaje de proyectos de interés. Una de ellas es la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón (AAIA), cuyo gerente, José Ignacio Domingo, pone de relieve los rigurosos estándares de calidad y seguridad de la industria agroalimentaria de la Comunidad, "que además tiene una gran capacidad de producción, pues podemos abastecer a más de diez millones de consumidores", explica.

En cuanto a las iniciativas que se desarrollan desde la asociación a este respecto, Domingo subraya que trabajan estrechamente con el Gobierno de Aragón para poner en valor los alimentos aragoneses: "Sin colaboración entre la administración autonómica y las propias empresas del sector es muy difícil sacar adelante proyectos que ofrezcan visibilidad a nuestros alimentos. Asimismo, nuestras empresas agroalimentarias necesitan salir fuera de Aragón para crecer y para eso necesitamos dimensión y marcas relevantes para el consumidor".

Sobre el papel de las instituciones y teniendo en cuenta que la crisis del coronavirus marca la situación actual, el gerente de la AAIA sostiene que las herramientas que las administraciones han puesto en marcha son adecuadas, "pero va a haber que sostenerlas por más tiempo del previsto y deben hacerse extensivas a todos los sectores". "Nos preocupa especialmente que la mayoría de las empresas agroalimentarias están situadas en el medio rural, y si no se sostienen las medidas de apoyo durante más tiempo, eso puede provocar la desaparición de tejido empresarial en el medio rural de nuestra Comunidad, que con el problema de la despoblación es algo que no nos podemos permitir en Aragón", agrega.

La colaboración con otros agentes es igualmente importante. Por ello, la AAIA puso en marcha el pasado noviembre junto al Cluster de Alimentación de Aragón y la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón una tienda ‘online’ de artículos aragoneses que ha alcanzado ya el centenar de referencias y que se hizo con el galardón al ‘Mejor Proyecto Digital’ en la pasado edición de los Premios Aragón en la Red que organiza HERALDO.

Compartir el secreto

‘Aragón, alimentos nobles’ es una campaña nacional de promoción del Gobierno de Aragón y "simboliza el principal atributo que construye nuestro posicionamiento y diferenciación: la nobleza, algo muy aragonés. Es una característica que humaniza nuestra marca y que la dota de valores como la confianza y la seguridad, tan apreciados y necesarios en la actualidad", apunta Carmen Urbano, directora general de Promoción e Innovación Agroalimentaria del Gobierno de Aragón.

El círculo agroalimentario, ‘Alimentos Aragón Comparte el Secreto’, se compone de un conjunto de profesionales, instituciones, organismos y empresas que ponen en valor el ecosistema agroalimentario y los alimentos del territorio. "Es una comunidad de trabajo que está formada por los principales colectivos y asociaciones de Aragón relacionados con el sector y por todos los que queremos que nuestros alimentos ocupen el lugar que se merecen en los mercados", apunta Urbano.

Desde el Ejecutivo se otorgan diversas ayudas en agricultura, ganadería y medioambiente. Estas se destinan, por ejemplo, a la regulación de los mercados, las inversiones y modernización del tejido industrial, la promoción de la calidad diferenciada, el impulso del consumo de frutas y de leche en las escuelas, y, de manera genérica, a la promoción agroalimentaria de los alimentos de Aragón, como explica la directora general.

Por su parte, los productores que forman este círculo tienen necesidades muy diversas. "En general, los miembros del círculo comparten el interés de trabajar juntos en el márquetin y la comunicación agroalimentaria para lograr aumentar la notoriedad de Aragón como territorio productor de alimentos de calidad, muy variados, ricos y seguros", explica Urbano. Además, la formación y la capacitación son también necesidades comunes que atienden desde el Gobierno de Aragón, así como el intercambio de experiencias y sinergias entre todos.

El camino que queda por recorrer en este sector es "incierto e interesante", como lo define Urbano, pues tiene que ayudar unir a todos y hacer que se sea consciente de que hoy en día el mundo es complejo y se ha visto sorprendido por una pandemia: "Esto exige reinventarnos y adaptarnos constantemente. Los profesionales tenemos que estar muy atentos para tener la visión necesaria para dirigir el cambio. Somos un sector esencial que necesita más profesionalización", concluye.

Etiquetas
Comentarios