Despliega el menú
Teruel

agricultura

La campaña del melocotón de Calanda duplica la contratación de jóvenes estudiantes locales

Hasta el 60% de la plantilla de las cooperativas turolenses se han formado por este perfil de debido a la dificultad de viajar por la pandemia.

Almacén de la Cooperativa San Miguel, donde se ha doblado la contratación de jóvenes locales.
Almacén de la Cooperativa San Miguel, donde se ha doblado la contratación de jóvenes locales.
B. Severino

La falta de mano de obra procedente de otros países debido a los problemas de movilidad derivados de la pandemia de coronavirus así como el creciente interés de los jóvenes en conseguir un trabajo para el verano, ha hecho que se haya incrementado el número de personas del territorio que trabajan para las cooperativas frutícolas bajoaragonesas.

Con el arranque de la campaña de recogida del melocotón embolsado de Calanda este mes de septiembre se ha duplicado la contratación de jóvenes estudiantes locales frente a la de temporeros, muchos de los cuales no han podido desplazarse este año a España o, si lo han hecho, han tenido que regresar ya a sus países de origen.

Ir al campo a embolsar o ir al almacén han sido siempre dos opciones para la época estival en la tierra del melocotón pero, según apuntan desde el sector, las circunstancias han hecho que sea aún más evidente este verano. Samuel Sancho, presidente de la Denominación de Origen (DO) Melocotón deCalanda, ha señalado que en las cooperativas turolenses de la demarcación el porcentaje de personal del territorio habría supuesto hasta el 50-60% de la plantilla.

Se trata tanto de jóvenes estudiantes como de otros vecinos de la zona que habitualmente eran empleados de la hostelería y que este 2020 no han podido acceder a ello. Calculan que en el pasado año estos perfiles constituían tan solo el 10% de los trabajadores de estas cooperativas.

Desde otras empresas del territorio que no se inscriben dentro de la D.O. también han notado el aumento de personal de la zona. Señalan como significativo el número de jóvenes que este verano han apostado por el sector. "Este año han tenido un papel importante en el almacén y en el campo. La mayoría son personas que están estudiando y que aprovechan estos meses para ganar algún dinero", ha apuntado Carmen Rebullida, trabajadora de la Cooperativa San Miguel de Calanda. En este caso han sido entre 20 y 25 jóvenes en almacén este verano –llegados desde Alcañiz, Alcorisa, Albalate y la propia Calanda–, lo que supone duplicar las cifras respecto al año anterior.

"En agosto trabajamos a turnos por el incremento de plantilla respecto a julio y con el doble de gente de aquí. No todos los que venían de Rumanía han podido viajar, pero los que lo han hecho, se quedan para toda la campaña" ha apuntado la encargada de almacén, Maruja García.

Buena campaña

Desde la cooperativa definen esta campaña como "estupenda". "De momento, está yendo muy bien porque acompañan los precios y acompaña la fruta". Coinciden en el optimismo en la D.O. Melocotón de Calanda donde prevén una campaña "normal", que podría llegar a los kilos que se certificaron el año pasado o incluso superarlos. Es decir, pasar los tres millones y medio o, en el mejor de los casos, quedarse cerca de los cuatro millones.

La D.O. lleva dos años en los que la cantidad y la calidad del melocotón son buenos, unos estándares que en este 2020 se esperan repetir debido a que no se han producido heladas y, por el momento, tampoco pedrisco.

El granizo que cayó en agosto entre Alcorisa y Calanda no afectó a los campos. "Lo ideal sería llegar a los kilos del año pasado y, si es posible, superarlos", ha apuntado el presidente de la D.O, Samuel Sancho.

Etiquetas
Comentarios