Despliega el menú
Aragón

encuesta

El 85% de los zaragozanos gasta menos en ocio desde que estalló la pandemia

El comercio digital ha ganado peso específico, sobre todo en torno a la moda y la comida a domicilio.

Las terrazas de Zaragoza, a medio gas tras las nuevas restricciones decretadas por el Gobierno de Aragón
Las terrazas de Zaragoza, a medio gas tras las nuevas restricciones decretadas por el Gobierno de Aragón
José Miguel Marco

El zaragozano medio echa la mano al bolsillo mucho menos que antes del mes de marzo, cuando el coronavirus se presentó en sociedad y la vida se vio condicionada hasta límites que pocos podían imaginar. En concreto, siete de cada diez han modificado mucho sus hábitos de compra y un porcentaje casi similar afirma haberlo hecho en la misma dirección: su gasto general ha descendido de manera notable. Solo un 7,3% ha incrementado sus desembolsos, mientras dos de cada diez mantienen la media prepandemia. Así se desprende de la encuesta de A+M para HERALDO, en la que se evidencia que tanto las nuevas normativas impulsadas por las distintas administraciones, como el miedo al contagio y la incertidumbre económica han puesto al consumidor ante un nuevo escenario que le empuja a ser más ahorrador.

El ocio es el sector que más está notando el golpe. Los recortes en las economías familiares se han ejecutado en esas partidas de gasto: hasta un 85% de los consultados reconocen que han minimizado sus consumos en materia de entretenimiento. Apenas un 13% han mantenido el tono y el porcentaje de quienes lo han aumentado no llega al 1%. Y dentro de la complicada tesitura que atraviesa el ocio, la hostelería es, por las cambiantes limitaciones y el miedo del propio consumidor, la que peor lo está pasando. La encuesta es reveladora: los bares y cafeterías que antes recibían la visita de un 53% de los zaragozanos, ahora apenas acogen al 33%. El golpe a los restaurantes es algo menor (en la situación anterior a la pandemia los frecuentaban el 17% , ahora solo uno de cada diez).

¿Y dónde van todos esos clientes? A ningún lado. Se quedan en casa. Eso contestaron el 37% de los encuestados, una cifra que duplica a quienes, hasta marzo, tenían hábito de reunirse con los amigos y familiares en domicilios privados en lugar de en terrazas, locales cerrados y otros espacios pensados para el tránsito diario de cientos de personas. Los motivos que aducen a la hora de abordar su cambio de costumbres pivotan, sobre todo, alrededor de la seguridad (así lo sostiene el 43%). También las normas covid -que a más de uno le resulta difícil saber cuáles y de qué modo están vigentes- influyen en un importante porcentaje (16%). Y la comodidad es lo que empuja a dos de cada diez a quedarse en casa. La suma de los factores anteriores arroja un resultado peligroso para la restauración, ya que el 30% de los consultados dice que no retomará sus hábitos de ocio anteriores.

Eso sí, algunos negocios y, sobre todo, grandes cadenas de restauración se han visto beneficiados por la situación. El estudio pone el foco en la tendencia del reparto de comida a domicilio, un servicio al alza que ya han probado el 91% de los encuestados. Antes de la crisis sanitaria, esta modalidad no la habían utilizado ni siquiera dos terceras partes de ellos.

Impulso al comercio digital

Frente al gran golpe para el comercio tradicional, la situación sanitaria actual ha supuesto un acicate para los negocios online. La adquisición de ropa y complementos ya se hace en una cuarta parte de los casos a través de pasarelas digitales, frente a una penetración en el mercado anterior a marzo del 9,7%. También comienza a ganar un peso específico en las compras de alimentos y artículos del hogar, duplicándose hasta alcanzar el 8,8%. Las grandes superficies, por su parte, sufren cierto mordisco en su cartera de clientes habitual.

Menos autobús, más zapato

Otro de los cambios de calado en los usos y costumbres de los zaragozanos se refleja en la movilidad. En una cuarta parte de los casos ha descendido, motivada por la seguridad (51% de las respuestas), la comodidad (16%) y la implantación del teletrabajo (15%).

Cabe destacar que se han incrementado notablemente los desplazamientos a pie (del 21% al 38%), mientras que el uso del transporte público ha sufrido una importante caída: el 34% de los zaragozanos lo empleaban antes del terremoto que ha causado el coronavirus en sus vidas.

Loading...
Etiquetas
Comentarios