Despliega el menú
Viajes

turismo

Los cinco castillos de la provincia de Huesca ya se pueden volver a visitar

Loarre abre sus puertas este sábado y el de Monzón, el martes. La ciudadela de Jaca o la villa medieval de Aínsa ya están recibiendo turistas.

Foto de Loarre
Castillo de Loarre
Laura Uranga

Algunos de los castillos más emblemáticos de la provincia de Huesca ya se pueden volver a visitar. Las fortificaciones más turísticas del norte de Aragón abren sus puertas de nuevo al turismo con la mayor normalidad posible.

Esta nueva etapa llega con novedades, la mayoría comunes a todos los espacios, como el uso obligatorio de mascarillas, los geles desinfectantes o los itinerarios especialmente marcados para evitar aglomeraciones de personas. No obstante, y también en todos los casos, la apertura de los castillos más famosos de Huesca se produce sin grandes variaciones y con todas las medidas de seguridad necesarias para que visitarlos sea un plan perfecto de fin de semana.

El castillo de Loarre, abierto todos los días  

El castillo de Loarre abre sus puertas al turismo este sábado, 20 de junio, en casi las mismas condiciones en las que las tuvo que cerrar forzosamente en marzo. Como novedades, se gana una hora de apertura, al estar ya en temporada de verano. Así, la fortificación se podrá visitar desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde, todos los días de la semana y de forma ininterrumpida.

Para acceder al recinto es necesario adquirir entrada, ya sea de visita normal o guiada, limitando el aforo de estas últimas a grupos de 25 ó 30 personas, frente a las 45 habituales. Las tarifas se mantienen, con la entrada general por 5,5 euros, o por 7, si se contrata la visita guiada. Estos tiquets, que en el caso de las guiadas se pueden adquirir por internet, incluyen la ruta por el castillo y también la visita a la colegiata de Bolea y a la Iglesia de San Esteban del mismo Loarre.

Todas las dependencias visitables van a estar abiertas, con control de accesos en las estancias más pequeñas para poder garantizar la distancia de seguridad. Además, se han reforzado las indicaciones de los recorridos para que quienes realicen la visita por su cuenta puedan seguir bien el itinerario. El uso de mascarilla será obligatorio y se dispensará gel desinfectante en los accesos. Además, se recomendará, a través de carteles, circular por la derecha, para evitar pasar demasiado cerca del resto de visitantes.

Por el momento, no estará disponible el servicio de audioguías pero en el castillo ya están preparados con un protocolo de desinfección diseñado para cuando se permita su uso. Al mismo tiempo y aunque todavía por confirmar y sin fechas, se trabaja ya en la organización de actividades especiales de cara a este verano, como las visitas teatralizadas o las adaptadas para familias que tanto éxito tuvieron el año pasado.

El castillo medieval de Monzón ha sido utilizado como fortaleza desde sus orígenes hasta el siglo XX.
El castillo medieval de Monzón ha sido utilizado como fortaleza desde sus orígenes hasta el siglo XX.
Archivo Prames

La fortaleza templaria de Monzón, gratis hasta el 1 de julio

El próximo martes, 23 de junio, la fortaleza templaria de Monzón estará disponible de nuevo para su visita. La apertura se produce en el horario habitual de esta época del año, los martes de 10.00 a 14.00 y de miércoles a domingo también por la tarde, de 16.30 a 19.30. Durante la primera semana de apertura, el acceso será gratuito y, posteriormente, a partir del 1 de julio, la entrada costará 2 euros, un precio reducido respecto a la tarifa habitual. Los tiquet de acceso, que se mantendrán a este precio al menos hasta agosto incluido, se adquieren en la misma oficina de Turismo de Monzón.

Además del precio, también hay novedades en el espacio visitable, que se ha ampliado gracias a las mejoras y reformas realizadas a puerta cerrada durante el confinamiento. Así, quienes se acerquen al castillo de Monzón estos días, podrán conocer una nueva estancia en los dormitorios que da acceso a una sala subterránea desde la que se puede ver la entrada a uno de los pasadizos.

Como medidas de seguridad, no se facilitarán audioguías y habrá geles desinfectantes a disposición del turista. Durante todo el recorrido, las guías turísticas del castillo estarán disponibles para el visitante y velarán, al mismo tiempo, por el cumplimiento de las normas de seguridad.

Por el momento, para este verano no se contempla la realización de visitas recreacionales, como se ha hecho en años anteriores, ya que son rutas en movimiento en las que no sería fácil mantener la distancia de seguridad entre los turistas.

Vista aérea de Jaca, con la Ciudadela en el centro, junto al ala de la avioneta pilotada por Luis Ferreira.
Vista aérea de Jaca, con la Ciudadela en el centro, junto al ala de la avioneta pilotada por Luis Ferreira.
Laura Uranga

La Ciudadela de Jaca, abierta de forma parcial

La Ciudadela de Jaca, un amplio recinto en pleno casco urbano de la localidad, está compuesta por el Castillo de San Pedro y el Museo de Miniaturas Militares. Sus puertas están abiertas al turismo desde finales de mayo en el horario habitual (de 10.30 a 13.30 y de 16.00 a 20.00 todos los días) aunque, por el momento, de forma parcial en lo que a espacios se refiere.

Prácticamente todas las dependencias del castillo se pueden visitar, excepto la cámara de ventilación trasera de los polvorines, ya que no dispone de espacio suficiente para mantener la distancia de seguridad. En otras zonas conflictivas, como en los polvorines, se ha marcado el sentido de circulación y en la capilla la zona visitable está acotada.

En el caso del Museo de las Miniaturas Militares, se han ido abriendo más espacio conforme han avanzado los días, estando ya disponibles sus dos plantas.

Para visitar la Ciudadela se tienen que adquirir entradas que, en estas primeras semanas de apertura, se han simplificado. Así, en la modalidad de visita libre se pueden comprar en internet a un precio único de la tarifa general de 5 euros. Con este tiquet se incluye el acceso sin guía al recinto fortificado, incluidos el castillo y, al menos durante el mes de junio, también el museo y las exposiciones temporales.

Otra forma de conocer el monumento es concertando una visita guiada, por 6 euros, que consiste en un recorrido de unos 45 minutos con las explicaciones pertinentes. Esta opción también da acceso al museo y a las exposiciones temporales.

Las llamadas ‘pequevisitas’, orientadas al público infantil, también vuelven a estar disponibles y se podrán contratar sumando 2 euros al precio de la entrada, que será gratis para los menores de 6 años y reducida para los de hasta 16. La propuesta consiste en visitar el castillo en familia, siguiendo una serie de pistas que se deben ir resolviendo conforme se avanza.

Castillo de Aínsa
Castillo de Aínsa
Laura Uranga

Un recorrido exterior más amplio en la visita guiada a la villa de Aínsa

Las visitas guiadas a la villa medieval de Aínsa, con su castillo en el extremo oeste de la plaza Mayor, vuelven a estar disponibles con algunas modificaciones. El Museo de oficios y artes tradicionales y el Mikvé, los baños judíos, se suprimen de la ruta. En su lugar, se ha ampliado el recorrido exterior aprovechando la rehabilitación de parte de la muralla para ofrecer un paseo más largo al aire libre, donde las distancias de seguridad se pueden mantener.

Así, la visita, que ahora será toda en el exterior, seguirá teniendo una hora y media de duración y, por el momento, solo se ofrecerán los sábados, en dos pases, uno a las 17.00 horas y otro a las 19.00 horas.

La venta de entradas se puede realizar por internet, por teléfono o directamente la oficina de Turismo de Aínsa, al precio es de 5 euros para adultos y 2 para niños de entre 5 y 15 años. De forma provisional, los grupos se han reducido a un máximo de 20 personas, frente a las 30 ó 40 que se solían unir antes.

Más allá de estas peculiaridades, Aínsa ya está recibiendo desde hace dos semanas a los turistas que, desde la sala de caballerizas del castillo como punto de encuentro, emprenden su visita por un casco antiguo que ostenta el título de conjunto histórico-artístico desde 1931.

En la ruta, el visitante podrá contemplar la torre del Homenaje, la parte más antigua de la fortaleza construida sobre restos árabes en el siglo XI. La rodea un recinto amurallado que servía de refugio a los habitantes de la villa. Tiene una única puerta, que da a la plaza Mayor que, en su momento, salvaba el foso con un puente levadizo.

Actualmente, la torre del Homenaje alberga el museo Ecociudad, en la noreste se localiza la oficina de Turismo y en la sureste está el espacio del Geoparque Sobrarbe-Pirineos.

Castillo de Benabarre
Castillo de Benabarre
Turismo Aragón

Las visitas guiadas al castillo de Benabarre, desde el 23 de junio

Este recorrido por los castillos de la provincia de Huesca donde se recuperan las visitas termina en Benabarre, en el noreste de Aragón, a apenas unos kilómetros de la frontera con la provincia de Lérida.

Allí se alza el castillo de los Condes de Ribagorza, una fortificación cuya construcción data de entre finales del s. X y principios del XI, cuando el rey Ramiro I se hizo con el control de la zona, hasta entonces bajo el dominio musulmán. Sobre su zona fortificada, en lo alto de un cerro a las afueras de la actual localidad de Benabarre, mandó construir una formación amurallada que sirviera para defender su posición, al tratarse todavía de una frontera inestable.

Después, el castillo pasó a ser residencia condal y la iglesia románica que se había construido de inicio se transformó al estilo gótico para, siglos después, en el XIX, servir como pabellón militar. Pero ésta no fue la única modificación en la fortaleza en este periodo. Su fuerte fusilero se adaptó al armamento ligero de entonces, haciendo los muros más estrechos y elevados.

Haber sufrido todos estos cambios y adaptaciones al paso de tiempo hace que el castillo de Benabarre sea en la actualidad un archivo de piedra sobre el que contemplar la Historia de la zona. La construcción se puede volver a visitar desde el próximo martes, 23 de junio, cuando la oficina de Turismo reabre sus puertas. Las reservas se pueden gestionar allí mismo o previamente por teléfono. 

Regístrate gratis y tendrás cada semana una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios