Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

GRUPOS DE DEBATE/MARCA ARAGÓN/23 DE ABRIL

Cuatro debates enriquecedores bajo la mirada de la obra de Goya

Ponerse en valor, apoyar  el emprendimiento, pensar a lo grande... Una veintena de especialistas, pertenecientes al mundo de la empresa y de la cultura, han puesto en común sus conocimientos y debatido para HERALDO los condicionantes de la Marca Aragón, los efectos de la pandemia y el futuro de la Comunidad. Y lo han hecho bajo la mirada de la obra de Goya.

5 de abril de 2021. 10.30. Recepción de invitados al foro organizado por HERALDO en el monumental patio del Museo Goya
5 de abril de 2021. 10.30. Recepción de invitados al foro organizado por HERALDO en el monumental patio del Museo Goya
Oliver Duch

Lunes, 5 de abril de 2021, Museo Goya de Zaragoza, diez de la mañana. Cada día de la semana tiene su propia personalidad. Los lunes, por ejemplo, en las pescaderías solo hay productos congelados o de piscifactoría, se registra el 25% de los accidentes laborales y los museos están cerrados para compensar el trabajo durante el fin de semana. Pero este pasado lunes, 5 de abril, cuando España entera volvía a la normalidad tras el paréntesis de la Semana Santa, el Museo Goya de Zaragoza era un pequeño hervidero de gente. La puerta entornada y, para todos los visitantes, toma de temperatura a la entrada y gel hidroalcohólico de obligado uso, al igual que la mascarilla. Distancia social rigurosa. 

Era el día señalado para la celebración de los debates que se resumen en las páginas de este suplemento. Fundación Ibercaja, la responsable de que el Museo Goya sea una de las joyas culturales de Aragón, abrió las puertas del edificio de la calle de Espoz y Mina única y exclusivamente para albergar los encuentros. No podía existir mejor marco que el de la obra pictórica del aragonés más universal, cuando se cumple el 275 aniversario de su nacimiento. Una veintena de especialistas, principalmente del mundo de la empresa y de la cultura, se reunieron allí para hablar del futuro de Aragón, de las facturas que nos va a pasar la pandemia, de los posibles atajos para salir de la crisis y de la Marca Aragón.

Pero, ¿existe la Marca Aragón?

Hasta hace unas décadas, al concepto 'marca' se asociaban una serie de características tangibles y objetivas que distinguían algo frente a lo demás. Luego, conforme la competencia fue creciendo, llegó el 'branding', una serie de valores, no siempre tangibles, que se asocian a un producto. "Quienes crean que comparten valores con una empresa -aseguraba Howard Schultz, fundador de Starbucks-, se mantendrán fieles a la marca". A comienzos del siglo XXI desde el Gobierno estatal se comenzó a trabajar en la 'Marca España' para "construir una nueva imagen del país, que no solo mejore su proyección económica, sino que transmita la nueva realidad política, social y cultural de España, con sus características de modernidad, creación artística, dinamismo y potencia económica y cultural". 

María Bellosta, David Lozano, Ana Bendicho y Silvia Plaza, en la sala de los pintores españoles de los siglos XIX y XX influidos por Goya
María Bellosta, David Lozano, Ana Bendicho y Silvia Plaza, en la sala de los pintores españoles de los siglos XIX y XX influidos por Goya
Oliver Duch

Un real decreto de 2012 creó el Alto Comisionado para la Marca España, y abrió la puerta así a que se empezara a hablar también de Marca Aragón. Un crisol en el que se funden tanto valores tangibles, como la ubicación estratégica o el alto nivel de vida y de formación, con otros que no lo son tanto: modernidad, creación artística, dinamismo y potencia económica y cultural.

De todo ello hablaban los participantes en los debates mientras se aguardaba la llegada de los rezagados. Mariano Gállego, redactor jefe, y Luis Humberto Menéndez, jefe de redacción de Economía, coordinadores del suplemento de HERALDO, recibían a los visitantes y les explicaban la mecánica de la jornada. Junto a ellos, un amplio grupo de periodistas -Javier Clavero, Jorge Lisbona, Alfredo Maluenda, Pilar Perla y Lucía Serrano- para coordinar los debates; en la primera planta del palacio, en el famoso Salón Dorado en el que se exhiben las pinturas de Goya, aguardaban los fotógrafos Oliver Duch y José Miguel Marco y el cámara Alfonso Millán. El Salón Dorado se convirtió durante unas horas en un improvisado set audiovisual en el que fueron posando todos los grupos siguiendo las instrucciones marcadas por José Miguel Marco.

Antes y durante la operación, los encuentros, reencuentros y pequeños corrillos. La pandemia ha levantado un telón social: cuesta unos segundos reconocerse con la mascarilla, no es fácil a veces entender lo que el interlocutor te está diciendo. Pese a ello, el hielo se rompió rápidamente. David Lozano, que antes de ser gerente de Zaragoza Cultural tenía una exitosa trayectoria en el terreno de la literatura, sobre todo en la juvenil, se lamentaba, aunque con la boca pequeña: "apenas tengo tiempo ni tranquilidad ya para escribir. La gestión me ocupa por completo". Lozano, que ha ganado premios tan prestigiosos como el Gran Angular, lleva meses consagrado a mantener en la medida de lo posible la pequeña industria cultural de la capital aragonesa.

Una veintena de especialistas, principalmente del mundo de la empresa y de la cultura, se reunieron para hablar del futuro de Aragón, de las facturas que nos va a pasar la pandemia, de los posibles atajos para salir de la crisis y de la Marca Aragón

Ana Bendicho, a la que el trabajo le ha llevado a diseñar desde un grifo al 'packaging' o embalaje de Los Mallorquines, se mostraba entusiasmada con uno de los proyectos que le han encargado: rediseñar el futbolín clásico, el de toda la vida, de madera, fabricado en Aragón. "Estoy muy ilusionada -aseguraba-, porque hay que introducir mejoras, modernizarlo, facilitar la fabricación y el montaje pero sin que pierda la solidez que requieren los futbolines de competición". 

Y José Luis Rodrigo Escrig, director general de la Fundación Bancaria Ibercaja, oficiaba de anfitrión con su entusiasmo optimista y comentaba aquí y allá las características de algunas de las obras en exposición, desde el monumental retrato del naturalista oscense Félix de Azara a las claves de las series de grabados de Goya.

Juan Manuel Chicote, Ana Solana, Javier Galdós, Esther Borao y Pedro Pablo Andreu, durante el debate en la sala de audiovisuales y conferencias del Museo Goya
Juan Manuel Chicote, Ana Solana, Javier Galdós, Esther Borao y Pedro Pablo Andreu, durante el debate en la sala de audiovisuales y conferencias del Museo Goya
Oliver Duch

Y en ello le ayudaba la directora del Museo Goya, Rosario Añaños. El centro fue también protagonista de la jornada. El que fuera palacio de los Pardo, que abrió sus puertas en 1979 como centro cultural en el que se acogían las más de 1.000 obras de arte del historiador y coleccionista José Camón Aznar, es desde su reforma y transformación de 2008, uno de los pilares culturales de la capital aragonesa. El museo se ha ido enriqueciendo con obras de las colecciones de Ibercaja, de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y de coleccionistas privados, con piezas tan emblemáticas como el retrato de 'Marianito de Goya'.

Además, es el único museo del mundo que muestra permanentemente las cuatro grandes series de grabados del pintor aragonés Las obras que más interés despiertan, y así se pudo comprobar entre los asistentes a los debates, son el autorretrato de 1775, el boceto para 'El dos de mayo de 1808' y, sobre todo, el retrato de Félix de Azara, explorador y naturalista altoaragonés que anduvo una veintena de años en América del Sur y describió más de 200 especies animales que hasta entonces no se conocían. 

Pero el Museo Goya Colección Ibercaja es más que las obras del pintor de Fuendetodos, e incluso más que su colección permanente, que recorre la historia del arte hasta finales del siglo XX. A lo largo del año desarrolla un ambicioso programa cultural, y varios de los participantes en los debates aprovecharon su estancia en el edificio para recorrer la exposición temporal actualmente en cartel, 'Semejanzas', en la que el pintor aragonés Pepe Cerdá ha incluido retratos y paisajes realizados durante la pandemia.

María Jesús Lorente, José Miguel Sánchez, María López, Enrique de Yraolagoitia y José Antonio González.
María Jesús Lorente, José Miguel Sánchez, María López, Enrique de Yraolagoitia y José Antonio González.
José Miguel Marco

Tras las fotografías llegó el turno de los debates. Cada uno de los participantes había sido entrevistado ya, o lo fue en los días siguientes, por periodistas de HERALDO. Para las sesiones se eligieron cuatro espacios emblemáticos del museo, dejando al margen el Salón Dorado, donde se realizaron las fotografías de grupo.

El debate sobre economía y salud estuvo coordinado por Jorge Lisbona y Javier Clavero y en él participaron María Jesús Lorente, presidenta de Cepyme Zaragoza; Enrique de Yraolagoitia, director general del Grupo Saica; José Miguel Sánchez, director general de la Cámara de Comercio de Zaragoza; José Antonio González, consejero delegado de Pikolin; y María López Insausti, gerente del Teatro de las Esquinas y presidenta de la Asociación de Artes Escénicas de Aragón. Se celebró en la planta primera del museo, en el espacio destinado a los antecedentes de Goya, ante piezas tan destacadas como la 'Virgen con Niño' del siglo XVI de Juan de Angés. Se habló de salud, de economía, de los sectores estratégicos en Aragón y de las nuevas ventanas de desarrollo.

El debate sobre desarrollo social se desarrolló a media luz, pues tuvo lugar en la sala donde se presentan al público los grabados de Goya, concretamente en la zona que muestra los 'Caprichos'. Las estampas se encuentran en perfecto estado de conservación, pero las normas internacionales establecen, para que no sufran deterioros, que se exhiban con luz muy débil. Lo coordinó Alfredo Maluenda, y en él tomaron parte Ana Sánchez, secretaria general de la Federación de Industria de CC. OO. Aragón; Ana Sesé, consejera delegada del Grupo Sesé; José Luis Rodrigo Escrig, director general de la Fundación Bancaria Ibercaja; y Eduardo Sanz, director general de Airtex. Responsabilidad social corporativa, formación, emprendimiento y objetivos de desarrollo sostenible fueron algunos de los temas tratados.

Eduardo Sanz, Ana Sesé, José Luis Rodrigo Escrig y Ana Sánchez debatieron en la penumbra de la sala del Museo Goya, donde se exponen los grabados, concretamente en el ala dedicada a los 'Caprichos'
Eduardo Sanz, Ana Sesé, José Luis Rodrigo Escrig y Ana Sánchez debatieron en la penumbra de la sala del Museo Goya, donde se exponen los grabados, concretamente en el ala dedicada a los 'Caprichos'
Oliver Duch

Lucía Serrano moderó el debate celebrado en la sala de audiovisuales y conferencias del museo y que giraba en torno a la identidad de Aragón, que contó con Esther Borao, directora general de Itainnova; Ana Solana, presidenta de la Asociación de Directivas de Aragón; Javier Galdós, director general de El Corte Inglés en Aragón, Navarra y La Rioja; Pedro Pablo Andreu, director general de Fersa; y Juan Manuel Chicote, director del departamento de Personas de DKV.

Por último, Pilar Perla coordinó el debate sobre ciencia e impulso cultural, en el que participaron David Lozano, gerente de Zaragoza Cultural; Silvia Plaza, presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Zaragoza; María Bellosta, directora del Hotel Barceló Monasterio de Boltaña; y Ana Bendicho, diseñadora y alma mater de Estudio Novo. El foro se celebró en la tercera planta del museo, dedicada a los artistas españoles de los siglos XIX y XX que han sentido el influjo de la obra de Goya. Algunos de ellos aragoneses, como Unceta, Pradilla, Barbasán, Gargallo, García Condoy o Pablo Serrano.

Casi dos horas más tarde, y terminadas las sesiones, todos los participantes se hicieron una foto de grupo en la plaza del Pilar, ante la escultura del pintor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión