Zaragoza
Suscríbete por 1€

Educación

Problemas de escolarización: "A mi hijo lo califican como TEA grave, y en cambio le dan una plaza de Acneae ordinario"

Una familia denuncia que se están dando "valoraciones inferiores" a las que corresponden a estos niños porque "no hay plazas" suficientes. Desde Autismo Aragón confirman que algunos coles están por encima de ratio.

Elena Abella y su hijo Alex, diagnosticado de trastorno del espectro autista, al salir de la guardería este miércoles.
Elena Abella y su hijo Alex, diagnosticado de trastorno del espectro autista, al salir de la guardería este miércoles.
Oliver Duch

A los problemas de escolarización que ha habido en las últimas semanas y que han afectado a varias familias con niños de tres años, se suma ahora otra situación conflictiva que preocupa a quienes tienen un hijo con trastorno del espectro autista calificado como grave

Este es el caso de Elena Abella y su pequeño Álex, de dos años y medio. Cuando empezaron el proceso de escolarización, el pasado mes de noviembre, no tenían todavía la resolución necesaria para acceder a una plaza preferente en aula TEA (Trastorno del Espectro Autista). En febrero les llamaron del departamento de Educación para hacer la valoración correspondiente y a la semana recibieron la confirmación de lo que ya auguraban. "A mi hijo, en concreto, lo califican como grave dentro del trastorno del espectro austista, pero optan sin embargo por una escolarización en centro ordinario. Después, cuando vamos con los papeles a los coles porque empieza la época de escolarización me encuentro con que varios departamentos me dicen que no es el primer niño que ven en esta situación, que les están dando centros ordinarios a alumnos con trastorno del espectro autista diagnosticado. A mí me dieron el ordinario para tener la capacidad de elegir. Pero así pierdes apoyos, que ya dependen del colegio. Luego el papel no se corresponde con la realidad", lamenta esta madre, que ha matriculado finalmente a su pequeño en Marianistas, porque tras informarse en varios colegios de Zaragoza "fueron los que más confianza me dieron y se han portado muy bien conmigo".

Antes tuvo que recorrerse varios centros y preguntar por los recursos que dedicaban a estos alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, que pueden optar a dos tipos de plazas Acneae: las ordinarias y las preferentes (en aula TEA). La ratio máxima en estos casos es de 7 alumnos por clase en centros de una línea reservada y de 14 en centros de dos líneas reservadas, según recoge la normativa autonómica, aunque desde el departamento de Educación matizan que "depende de centros y circunstancias". 

Según indica esta familia, a la hora de acceder a este tipo de plazas reservadas para alumnos con trastorno del espectro autista prima mucho la cercanía, el mantener al niño cerca de casa; y en su caso, no tenían ninguna cerca. "Me dijeron que habían llamado a todos los colegios de mi zona y que plazas preferentes no había. Si yo hubiera tenido una preferente pierdo la capacidad de elegir. O te recorres todos los colegios o tú no sabes lo que es mejor para el niño. De mis tres opciones, no habría entrado en ninguna porque en las tres el aula TEA estaba llena y te lo mandan donde consideran", explica.

​"No entendemos la decisión de no entrar en modalidad preferente si tienen tan claro en el informe psicológico el diagnóstico"

Esta familia no entiende cómo teniendo la valoración psicológica de su pequeño, calificado como trastorno del espectro autista "grave", reciben una resolución por parte de Educación aconsejando la solicitud de una plaza de Acneae ordinario, que es la que tienen actualmente concedida. Así pues, tanto Elena como su marido comparten la incertidumbre que afecta a decenas de familias que, al llegar el momento de escolarizar a sus pequeños, que empezarán Infantil en septiembre, se ven con dudas sobre cuál será la mejor opción para sus hijos. Pero a estas circunstancias "habituales" que afectan a la mayoría de los padres se suma ahora el miedo a perder derechos o a que su pequeño no reciba la atención que necesita. 

"Ahora mismo cada colegio está ofertando plazas que no tiene. Marianistas te ofrece cuatro plazas para Acneae y 4 para TEA, pero esta aula reservada la tienen llena. Luego son 4 plazas que no son reales. Así empecé a ir por toda Zaragoza a ver colegios y me entra la crisis que le entra a todos los padres que les pasa esto. Que no hay plazas preferentes. Algunos coles, como el Julio Verne de Miralbueno, te dicen que tienes que tirar de centros en los que te hagan el favor. En este centro fueron realistas y me dijeron: 'Si lo traes aquí vas como un ordinario, tienes concedidas una serie de ayudas, pero insuficientes. No entendemos cómo os han dado esta resolución, el niño no va a tener los apoyos que necesita'", relata esta madre, que siguió mirando otras opciones. "Los concertados te dicen: mira, esto intentaremos hacer... Si no en diciembre, que hace el colegio una primera valoración de estos niños, volveremos a echar el recurso en Educación. Pero resulta que lo hago en tiempo y en forma y me dicen que no. Yo he tenido que hacer un acto de fe con el colegio", añade esta zaragozana, vecina de Valdefierro, quien se decantó por este centro tras valorar antes otras opciones. Además del CPI Julio Verne se interesó por el Colegio Condes de Aragón y el Colegio Público Hispanidad, donde le hablaron también con franqueza sobre la situación. aunque dispuestos a poner los apoyos, a pesar de la resolución ordinaria. "Nos dijeron en ambos centros que harían todo lo que pudieran por él, pero que no podían garantizarnos que los recursos fueran suficientes", señala. 

"Dependen de la buena fe de los colegios"
Elena Abella y su hijo Alex.
Elena Abella y su hijo Alex.
Oliver Duch

En consecuencia, esta familia lamenta que la escolarización de estos niños, ante la falta de plazas y recursos específicos que se conceden a los colegios, depende de la "buena fe" de los mismos. "No entendemos la decisión de no entrar en modalidad preferente si tienen tan claro en el informe psicológico el diagnóstico. Si pones recursos, puede ser que al final te lo concedan pero realmente estamos perdiendo un año o confiando en la buena fe del claustro. La directora de Infantil de Marianistas ya me dijo: 'Yo haré todo lo que pueda por tu hijo, pero no te puedo garantizar que sea todo lo que necesita", relata esta madre. 

La situación que denuncia esta familia choca todavía más si cabe teniendo en cuenta que hace apenas una semana se denegó a varios pequeños con necesidades específicas de apoyo educativo estas plazas TEA porque fueron blindadas por Educación a última hora a la espera de escolarizar a todos los niños con autismo

"Ellos tienen concedida una Acneae ordinaria, como yo, aunque en mi caso es TEA, que es aún más ilógico. Lo que cuentan estas familias es lo que me pasó a mí con la plaza, que nos la denegaron de primera instancia. Aunque en las definitivas Educación ha reculado y ha admitido a los Acneae, sigo sin entender por qué si han abierto 13 aulas nuevas no nos dieron la preferente TEA de entrada", se queja esta familia, que lamenta los retrasos que sufren también a la hora de acceder a otro tipo de ayudas previas. 

En el caso su pequeño, que comenzará el colegio en septiembre, los signos de alarma comenzaron al cumplir los dos añitos. "Yo empiezo a ver que no hace 'x' cosas, pido Atención Temprana en noviembre, porque tienen que tener los dos años, y el día de su cumpleaños me voy al Ayuntamiento a solicitar este servicio y me dicen que hay un retraso de seis meses. Empezó el mes pasado", afirma. En consecuencia, Elena Abella y su familia tuvieron que recurrir a un centro privado, donde asegura que hay también "varios niños con trastorno del espectro autista a los que les habían asignado también centro ordinario, cuando tendrían que ser preferente", afirma esta madre, al apuntar al perjuicio que pueden tener estos dictámenes en el desarrollo de los niños.

"Lo más importante es ahora, que es cuando les tienen que dar los apoyos. Si no son años que has perdido. Yo voy a seguir pagándole la privada y de todo… Lo he llevado al colegio que mejor he considerado. El Ayuntamiento tengo concedido una hora y media, y lo llevo esa hora y media. Pero hay que pelear mucho. En mi guardería hay también otro caso, que además era más estrambótico, porque este niño venía con un hermano y por un cole normal habría entrado pero por Acneae lo rechazaron", apunta. 

Desde la Asociación Autismo Aragón, que está en contacto permanente con las familias, aseguran tener conocimiento de que "hay colegios por encima de ratio", aunque desconocen el caso particular de esta familia. "La gente se queja poco... porque al final todos quieren tener a su chico ahí y si el aula funciona bien, una vez que están dentro, dejan de importarles las ratio", apunta María José Plumed, que entiende no obstante el malestar de esta familia. Desde el Espacio Atemtia - Atención Temprana y Postemprana, rechazan hacer valoraciones al respecto puesto que no saben con certeza si esta problemática está pasando "a gran escala".

Por su parte, el departamento de Educación, que justificó estar reservando estas plazas preferentes TEA para niños con autismo -como ya publicó HERALDO DE ARAGÓN este sábado- insta a las familias que estén teniendo algún "problema concreto", como ocurre en este caso, a dirigirse al Servicio Provincial de Educación para tratar de solventarlo. 

"La mayoria de las valoraciones de los equipos de orientación llegan al servicio provincial de Zaragoza en fechas muy cercanas al proceso de escolarización. El proceso de análisis y aprobación de esos informes lleva un tiempo. Por eso, en un primer momento del proceso puede ocurrir que al no estar introducidos esos datos en el sistema, se adjudiquen a estos chicos plazas ordinarias. No obstante, en el momento que los informes se vuelcan al sistema, a este alumnado se le adjudica la plaza preferente TEA", concluyen las mismas fuentes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión