Despliega el menú
Aragón

servicios sociales

La Asociación de Atención Temprana quiere que el programa se extienda en Aragón a otros 4.700 niños

De las ayudas se benefician un 3% de los chavales de entre 0 y 6 años, y se pretende llegar hasta el 10%.

El programa público de Atención Temprana en Aragón, que depende del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y funciona desde 2003, atendió el año pasado a 2.042 niños de entre 0 y 6 años con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. La cifra representa solo un 3% de los 67.591 pequeños en esta franja de edad, pero la asociación aragonesa de profesionales que trabaja en este campo pidió este lunes que esta prestación se amplíe al 10%, lo que permitiría llegar a 4.700 niños más, que en un momento dado pueden precisar de estos cuidados y atenciones especiales.

Esta fue una de las reivindicaciones que se planteó con motivo de la celebración, por primera vez en España y en Aragón, del Día de la Atención Temprana. Al manifiesto, que se leyó en la plaza de los Sitios y recogía esta y otras demandas, le puso voz, entre otros, el futbolista del Real Zaragoza Carlos Nieto.

La eliminación de las listas de espera de hasta seis u ocho meses, sobre todo en Zaragoza, que retrasan la atención a los niños y sus familias con problemáticas "muy sensibles y que no pueden esperar" fue otra reclamación. Asimismo, se pidió la "equiparación" de las condiciones laborales de los profesionales que trabajan en este campo con las de sus compañeros de educación y sanidad.

El presidente de la Asociación Aragonesa de Profesionales de Atención Temprana, José Luis Peña, explicó que en este momento en la red de 25 centros de desarrollo infantil que existen en la Comunidad se atiende a niños con "problemas serios y evidentes" como grandes prematuros, retraso psicomotor, parálisis cerebral, autismo, trastornos del lenguaje o niños con deficiencias visuales o auditivas.

Sin embargo, este servicio, añadió, no llega todavía a menores que padecen alteraciones "menos graves pero que a la larga pueden presentar dificultades tanto sanitarias como a nivel educativo". Es el caso de desórdenes como hiperactividad, trastornos del sueño, de la alimentación y de apego y anomalías del lenguaje no tan importantes como la difasia. Así, de este programa podrían beneficiarse también menores en situación de "riesgo psicosocial" como inmigrantes o niños adoptados o de acogida.

Peña, que también está al frente de la Federación Española de Asociaciones de Profesionales de Atención Temprana-GAT, aclaró que la ampliación del programa no quiere decir que todos los niños tengan que recibir sesiones periódicas de fisioterapia o acudir al psicólogo, sino que en muchos casos bastaría con "una buena coordinación" con los profesionales del centro de salud, el colegio y la familia.

Solicitan una ley estatal

A nivel nacional, la principal reivindicación pasa por una ley o norma estatal que permita avanzar hacia un modelo común de Atención Temprana en toda España que garantice "los contenidos de la prestación, los principios de actuación, el modelo de previsión, las condiciones de acreditación e indicadores de evaluación", así como una financiación regular y suficiente.

Por su parte, el Gobierno de Aragón anunció el pasado noviembre la puesta en marcha de un centro de referencia para atender, asesorar y formar a profesioanles y familiares de los niños incluidos en el programa. De momento se desconocen más datos, así como dónde está ubicado y desde la DGA solo aseguran que se está trabajando en ello.

El Ejecutivo autonómico saca pecho de que el presupuesto del programa de Atención Temprana ha pasado de 3,8 millones al inicio de legislatura a los 5,7 actuales, lo que ha permitido pasar de atender a unos 1.600 niños a 2.200.

Ampliarla a más de 6 años

¿Qué ocurre cuando un niño incluido en este programa cumple 6 años? Muchas familias se ven abocadas a gastar cientos de euros cuando sus hijos con necesidades especiales superan esta edad y siguen necesitando tratamientos y terapias, porque no han alcanzado los objetivos y hay que seguir trabajando con ellos.

Por eso, cada vez son más los padres que piden que se amplíen hasta los 12 años los servicios gratuitos de fisioterapeutas, logopedas y otros profesionales. En el cajón quedó la proposición no de ley aprobada a finales de la pasada legislatura por las Cortes de Aragón para elaborar y aprobar un plan de atención post-temprana.

Etiquetas
Comentarios