Despliega el menú
Sociedad

Gastronomía

consumo

La guerra de los supermercados por la comida preparada logra hacerle sombra a los 'fast-food'

Uno de cada dos españoles ha comprado platos listos para llevar en grandes superficies que, en el último año, han ampliado su oferta de estos productos.

La nueva sección de Mercadona Listo para comer'.
La nueva sección de Mercadona Listo para comer'.
JC. Barbera/Mercadona

La comodidad es lo que más busca el consumidor español desde hace unos años. Prueba de ello es el auge de las plataformas como Deliveroo, JustEat o Glovo, basadas en repartidores (los conocidos como 'riders') que llevan a casa del cliente el pedido que les hagan a cualquier hora del día o de la noche. Y esta moda va más allá: si el consumidor no quiere cocinar, ya no hace falta ni que vaya a un restaurante, puede comprarse comida ya preparada en el supermercado al que va a hacer la compra de la semana.

Y tal es el auge de esta opción, que la categoría de comida lista para consumir de las principales cadenas de supermercados ha alcanzado un crecimiento del 10% en el consumo fuera del hogar en el tercer trimestre del año, según los datos publicados esta semana por la consultora Kantar. Y es que el denominado 'canal dinámico' (hipermercados y supermercados) ya no es un desconocido para los españoles que comen fuera del hogar (OOH, por las siglas en inglés de 'out of home'), y ya representa el 3% de la facturación total del canal.

La última en sumarse a este negocio ha sido Mercadona, y dado su peso en el mercado (26% de cuota), lidera el crecimiento del canal con el 67% del volumen del 'Listo para comer'. Otras cadenas que han ido transformando sus establecimientos para incluir estas opciones son Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés y Dia. «En un entorno en el que la demanda de alimentos y bebidas no crece, la única forma de seguir ganando volumen es conseguir ocasiones de consumo tradicionalmente gestionadas por otros», explica Cristina Puchol, directora de la división Fuera del Hogar de Kantar.

Alternativa a la cocina

Pero en los crecimientos de negocio, siempre hay un perjudicado. En este caso, los restaurantes de comida rápida o 'fast food' ya que, según el informe de Kantar, casi cuatro de cada diez (36,5%) ocasiones en las que gana el 'Listo para comer' del supermercado se explica por el robo a otros canales como bares y restaurantes, principalmente de cadenas como Burger King, Telepizza, McDonald's, y un porcentaje menor a los restaurantes más tradicionales.

Aún así, la entrada de 'apps' de reparto de comida a domicilio han hecho que los restaurantes se posicionen como alternativa real a cocinar en casa. No venden comida solo a personas que salen a disfrutar fuera de casa, sino también a los que prefieren quedarse pero no quieren meterse en la cocina.

Según su estudio, el almuerzo es la comida donde más se busca este tipo de oferta, y los platos de carne y pizzas, los menús preferidos. La comida a domicilio ya alcanza los 3 millones de compradores en lo que va de año. «Las fronteras se difuminan aún más y se afianzan nuevos modelos de negocio. Los próximos meses serán interesantes para el sector de los alimentos y las bebidas, y los que mejor entiendan al consumidor tendrán más probabilidades de ganar», asegura Puchol.

También un reciente estudio de Aecoc, la asociación de fabricantes y distribuidores, revela que el 47% de los consumidores ya ha comprado en alguna ocasión comida preparada en las nuevas zonas de supermercados y el 80% tiene previsto aumentar estas compras en el futuro. Según Aecoc, el éxito de esta nueva modalidad se basa en el ritmo de vida de los españoles, ya que seis de cada diez califica su día a día como «muy ajetreado».

Café y 'fast food'

Los españoles gastamos más que nunca en comida para consumir fuera de casa y el informe de Kantar 'Winning food and drink occasions out of home' revela que el gasto en comida a domicilio ('delivery') y comida para llevar ('take away') ya representa el 12,3% del total del sector en España, con un gasto promedio de 15 euros por pedido, mientras que la media europea está alrededor del 7%.

Según los expertos, el crecimiento está muy influenciado por el uso de las nuevas tecnologías, que aumentan el gasto por comida gracias a la utilización de 'apps' como Glovo o JustEat. Como resultado, la diferencia entre el precio de las comidas caseras y las comidas para llevar se está ampliando. Francia es el ejemplo más claro, donde el precio aumenta de 4,70 euros por compra cuando la comida se prepara en casa a 17,70 euros cuando se pide para entrega a domicilio o para llevar. Reino Unido pasa de 4,20 euros a 16,20 euros y España de 4 euros a 15,30 euros a domicilio.

Además, el estudio revela que la importancia del consumo fuera del hogar es importante en todas las categorías de alimentos, pero se hace especialmente relevante en el consumo de café, ya que el 70% de las ventas de todo el mundo se realizan para OOH. Así, el apetito por las bebidas calientes para llevar no muestra signos de disminuir, con Reino Unido (44%) y España (43%) liderando el porcentaje de gasto. Además, los consumidores se están moviendo hacia ofertas de café más nuevas que tienen un índice de precios más alto.

Etiquetas
Comentarios