Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La Seguridad Social recalca en el juzgado que los 'riders' de Deliveroo son falsos autónomos

Ranza ha asegurado que estas empresas dejan de cotizar con sus prácticas hasta 98 millones de euros a la Seguridad Social y ha denunciado "maniobras" para retrasar los procesos judiciales.

Un empleado de Deliveroo
Un empleado de Deliveroo
Deliveroo

La Tesorería de la Seguridad Social ha defendido este viernes ante el juzgado de lo social número 2 de Zaragoza que los 'riders' de Deliveroo responden a la figura de "falsos autónomos", al igual que opina UGT, mientras que la empresa mantiene la flexibilidad de su modelo y pide cambiar la ley.

Este proceso judicial, que parte de un procedimiento de oficio de la Tesorería de la Seguridad Social, dirime cuál era la verdadera relación laboral de 52 de los repartidores que tenía Deliveroo en Zaragoza entre febrero y octubre de 2017.

En esta ocasión, pese a que la plataforma digital de envío de comida a domicilio había reclamado documentación que probara si estos 52 'riders' no habían trabajado para otra plataforma similar, no se ha aplazado el juicio, como sí ocurrió con otro proceso similar el pasado 30 de septiembre en la capital aragonesa, en este caso contra la empresa Glovo.

El letrado de la Seguridad Social ha subrayado que el proceso no es contra las nuevas plataformas digitales, pero que estas deben asumir un modelo laboral acorde con la legislación vigente.

Por contra, para el defensor de Deliveroo "falta de forma rotunda y clara la dependencia", que es lo que distingue las relaciones laborales de las mercantiles y ha esgrimido que los repartidores de la compañía pueden rechazar cualquier encargo "sin consecuencia negativa ninguna".

Previamente, Rubén Ranz, de la plataforma sindical de UGT Turespuestasindical.org, personada en el juicio, ha destacado que lo verdaderamente importante de este proceso es que abarca un periodo más amplio, entre febrero y octubre de 2017.

Ello supone que este juzgado tendrá más elementos para valorar el funcionamiento de la figura del Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente (TRADE), que Deliveroo introdujo en julio de ese mismo año.

UGT se opone "completamente" con el argumento de que "la mayor seguridad que pueden tener los trabajadores es el convenio colectivo".

Ranza ha asegurado que estas empresas dejan de cotizar con sus prácticas hasta 98 millones de euros a la Seguridad Social y ha denunciado "maniobras" para retrasar los procesos judiciales, ya que están centradas en tareas de "lobby" en el Congreso de los Diputados para conseguir una legislación que valide su modelo de trabajo, lo que a su juicio demuestra que son conscientes de que están cometiendo una "ilegalidad manifiesta".

Asimismo, ha acusado a la plataforma digital de modificar a su favor el modelo TRADE, por ejemplo, aportando formación en un caso, el del reparto de comida a domicilio, en el que los trabajadores van a ser siempre "riders" o, como mucho, cocineros en establecimientos de comida rápida y, por tanto, no hay posibilidad de promoción interna.

En este sentido, ha reiterado que con la legislación laboral estos trabajadores tendrían un tiempo de trabajo cierto, cuando ahora pueden tener "dos horas de trabajo o 42", además de estar cubiertos por accidentes o vacaciones.

Ha recordado también que Deliveroo no ha ganado hasta la fecha ningún juicio ni por demanda individual ni por procedimiento de oficio y que todos los jueces han determinado que existe una vinculación laboral con los 'riders'.

La directora de Comunicación Corporativa de Deliveroo España, Carolina Pérez, ha rehusado hacer valoraciones "por respeto al proceso".

No obstante, ha recalcado que la empresa ha recurrido tres sentencias condenatorias por diferentes motivos y ha defendido que trabaja con 'riders' autónomos porque entienden que esa figura es la que les permite tener la flexibilidad que "ellos requieren".

Esta fórmula, ha repetido, les permite elegir si quieren trabajar o no, cuándo, cuánto o con quién quieren colaborar y, si fueran reclasificados, perderían estos "beneficios".

Por ello, ha incidido en que lo que Deliveroo reclama desde hace tiempo es una solución legislativa que permita una mayor seguridad sin perder la flexibilidad que tienen estos repartidores, pero siempre como trabajadores autónomos, ya que es "la única manera" de que disfruten de la "libertad" y del "control de sus vidas".

Etiquetas
Comentarios