Despliega el menú
Economía

empleo

Los 'riders' pierden 4.200 euros al año por trabajar como falsos autónomos

UGT denuncia que la Seguridad Social deja de ingresar 50 millones mientras que las plataformas digitales se ahorran hasta 158 millones de euros al año por este nuevo modelo laboral.

Algunos 'riders' denuncian que son falsos autónomos.
Algunos 'riders' denuncian que son falsos autónomos.
Glovo

Ser 'rider' tiene un coste no solo para la salud, debido al fuerte ritmo de trabajo al que se les somete para poder cumplir con los pedidos y a los peligros que entraña estar en la carretera, sino también para el bolsillo de estos trabajadores, que verían aumentar sus ingresos si su relación contractual con la empresa cambiara y pasaran a ser asalariados, tal y como algunas sentencias judiciales resuelven ya. Hasta el punto de que los más de 14.000 repartidores que hay en la actualidad en España -según calcula Adigital, la patronal del sector- pierden en torno a un 25% de su salario, lo que equivaldría a unos 4.200 euros al año, por funcionar como falsos autónomos, según un informe publicado este jueves por UGT que trata de cuantificar el impacto económico que tienen estas plataformas digitales.

Para llegar a esta estimación el sindicato considera que la remuneración de este colectivo se sitúa de media en torno a los 900 euros al mes (aunque en este caso repartido en 12 pagas, menos que el salario mínimo porque muchos no están a jornada completa) y lo comparan con la media que se obtiene de dos referencias: una más alta, que sería el salario de la categoría más asimilable a repartidor del convenio de hostelería (1.435 euros al mes), y otra que se extrae de la categoría más baja de los trabajadores no cualificados del sector servicios con datos de la Encuesta de Estructura Salarial del INE (1.079 euros al mes). De esta forma, si los 14.337 trabajadores que prestan sus servicios a empresas como Glovo, Deliveroo, Uber Eats o Stuart hubieran estado en el Régimen General, habrían recibido 60 millones de euros más al año, según el cálculo que realiza este estudio.

168 millones de ahorro

Pero la pérdida económica no solo afecta a los trabajadores, sino al sistema de la Seguridad Social, que dejó de ingresar 3.400 euros anuales por cada trabajador, en torno a un 65% de las cotizaciones que les correspondería como empleados por cuenta ajena, lo que supone una pérdida total de 50 millones de euros cada ejercicio. Y esto con una estimación a la baja, puesto que UGT está convencido de que el número de repartidores son más del doble.

Por el contrario, las plataformas digitales sí obtienen un beneficio claro de no tener en nómina a estos trabajadores: les permite economizar hasta 92 millones al año en salarios y hasta 76 millones al año en cotizaciones, lo que supone un ahorro total de hasta 168 millones al año, según advierte el sindicato. "Estas plataformas se ahorran 4.200 euros por persona en salarios respecto a si hiciesen un contrato estándar a los trabajadores, se ahorran además 3.400 euros anuales por trabajador en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social y otros 4.500 euros al año por trabajador en transferencias de las cotizaciones", denunció en la rueda de prensa Gonzalo Pino, secretario de Política Sindical de UGT, que acusó al Gobierno de "colaborar" con estas plataformas al mantener la tarifa plana, la reducción en la cuota a los nuevos autónomos. "Si no existiera la tarifa plana, igual las plataformas terminarían cambiando de modelo de negocio o incluso desapareciendo", sentenció.

Etiquetas
Comentarios