Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

vacuna

Efectos secundarios de AstraZeneca: ¿Por qué los jóvenes sufren reacciones más fuertes a la vacuna?

El investigador ARAID de la Universidad de Zaragoza en el IIS Aragón Julián Pardo explica cómo funciona esta vacuna, que está provocando efectos leves, de corta duración (24-48h), en algunos pacientes. 

Una paciente zaragozana recibe la vacuna de AstraZeneca.
Una paciente zaragozana recibe la vacuna de AstraZeneca.
HA

A Patricia, de 29 años, profesora en una fundación zaragozana que trabaja con niños con discapacidad, la vacunaron el pasado 25 de febrero con una dosis de la vacuna de AstraZeneca. Seis horas depués, la fiebre le subió a 38,9 grados. Tuvo malestar generalizado, cansancio extremo, temblores debilidad muscular los dos días siguientes. "Estuve tomando paracetamol de un gramo cada seis/siete horas. El primer día me dolía todo el cuerpo, como si me hubieran dado una paliza, luego ya me fueron bajando los síntomas. Estuve un día de baja, pero al caer en fin de semana el lunes me reincorporé. Ahora me encuentro perfectamente", relata esta aragonesa, contenta de haber recibido ya la primera dosis. A varias de sus compañeras de trabajo les ocurrió exactamente lo mismo. Cuando se fueron a poner la vacuna ya les avisaron que podía producir efectos, y de hecho varias no pudieron dar clase al día siguiente. 

Como ellas, cientos de profesores han sufrido efectos secundarios -en su mayoría leves y de corta duración (entre 24 y 48 horas)- después de recibir la vacuna. También policías y bomberos. A todos ellos se les ha inyectado la de AstraZeneca, vacuna que en España solo está indicada, por el momento, para menores de 55 años. La de Pfizer y Moderna se está inoculando a# personas mayores, personal sanitario o que trabaja en residencias. Y los mayores apenas han sufrido reacciones de este tipo. ¿A qué es debido? ¿Produce la vacuna de AstraZeneca más efectos secundarios que la de Pfizer o Moderna? El investigador ARAID del IIS Aragón Julián Pardo, que lidera el primer proyecto que se incluye en los estudios sobre inmunidad financiados a nivel estatal para generar conocimiento sobre las poblaciones de células inmunes encargadas del control de la infección, ayuda a resolver algunas de estas cuestiones.

-¿Por qué está causando reacciones más fuertes la vacuna de AstraZeneca en los pacientes jóvenes?

- Hay que puntualizar que estas reacciones a las vacunas no suceden en todas las personas. Además, son leves, de poca duración (24-48h) y muy comunes en todas las vacunas

"Es preferible estar un día con fiebre, dolor de cabeza o cansancio que acabar intubado en un hospital o con secuelas a largo plazo"

Estas reacciones se observan de modo más habitual en los adultos jóvenes y, aunque se desconocen en detalle los motivos de las diferencias entre adultos jóvenes y mayores, la principal hipótesis es que en adultos mayores, algunos de los mecanismos del sistema inmune implicados en la defensa frente a las infecciones, que son los mismos que se activan en la respuesta frente a la vacuna, se encuentran más debilitados por la edad. La opción debería de estar clara: es preferible estar un día con fiebre, dolor de cabeza o cansancio que acabar intubado en un hospital o con secuelas a largo plazo en el mejor de los casos.

- ¿Cómo funciona esta vacuna?

Lo que se intenta con la vacuna frente al virus es producir una reacción del sistema inmune similar a la que sucedería durante una infección natural, pero utilizando una sustancia inocua para el organismo, la vacuna, de modo que cuando llegue el virus real nuestras defensas reaccionen más rápido y lo eliminen antes de que cause la enfermedad. 

"La fiebre, el dolor muscular o de cabeza y el
cansancio indican que nuestro sistema inmune se está activando frente a la vacuna"

Dentro de nuestro organismo, existen unos mecanismos que alertan al sistema inmune de que existe una amenaza, un peligro para el organismo, los denominados receptores de reconocimiento de patógenos o de daño. Cuando se activan estos receptores producen unas sustancias, denominadas citoquinas, que despiertan a las defensas y hacen que las células del sistema inmune se comuniquen entre ellas y con el resto de células del organismo para organizarse y juntas ayudarse a eliminar la amenaza. Este proceso se denomina inflamación. La generación de fiebre, el dolor muscular o de cabeza o el cansancio son síntomas de esta repuesta inflamatoria y, por tanto, indican que nuestro sistema inmune se está activando frente a la vacuna.

En este caso, la vacuna engaña al sistema inmune para crear una amenaza que no significa ningún peligro para nuestro cuerpo, pero para nuestro sistema inmune es como si existiera una amenaza real y activa todos los mecanismos de defensa incluyendo la inflamación

- ¿Deberían preocuparse entonces aquellos que no muestran síntomas?

No, en ningún caso. No existe ninguna evidencia que indique que las personas con menos reacción estén menos protegidas. Al contrario, las evidencias actuales indican que la protección alcanzada es suficiente independientemente de la aparición de reacciones leves.

- ¿De qué depende el desarrollar o no síntomas tras recibir una dosis? ¿Influyen factores como la edad o la forma física del paciente?

- Se ha descrito que algunos de los mecanismos de inflamacion activados por las vacunas, como la expresión de los receptores de reconocimiento de patógenos y daño y la producción de citoquinas, disminuyen con la edad, y esta podría ser una de las explicaciones de la menor incidencia de reacciones leves a las vacunas en adultos mayores.

Además de con la edad, algunos de estos mecanismos de defensa también se debilitan cuando se hace vida más sedentaria o con otros hábitos no saludables, lo cual podría también explicar una mayor incidencia de reacciones leves en jóvenes con hábitos de vida saludables. No obstante, hay que esperar a ver los datos evaluados porque todavía no se ha publicado ningún estudio científico a este respecto.

"Por lo general, la población joven sufre reacciones más frecuentes frente a las vacunas"

- ¿Suele pasar con otras vacunas, como la de la gripe?

Por lo general, la población joven reacciona de modo más potente frente a las vacunas, aunque no existen tantos datos con otras como los que se están generando con las vacunas frente a la covid-19. 

Esto se debe a que en la mayoría de los casos, las vacunas se administran a grupos de personas en rangos de edad muy concretos (habitualmente en la infancia); y por eso es difícil de comparar una misma vacuna en diferentes rangos de edad con un número elevado de personas, como en el caso de la covid-19. Pero en aquellas vacunaciones donde se han incluido rangos amplios de edad, como la gripe, parece observarse una mayor incidencia de reacciones leves en jóvenes.

"En el caso de AstraZeneca, surgen más efectos habitualmente tras la primera dosis; y en el resto, como Pfizer o Moderna, tras la segunda"

- ¿Son, por lo general, los mismos efectos secundarios que se han observado en el resto de vacunas contra la covid-19?

De hecho, estas reacciones leves son muy habituales y se dan de modo similar en las diferentes tipos de vacunas frente a covid-19, si bien en el caso de AstraZeneca parece que surgen más habitualmente tras la primera dosis; y en el resto, como Pfizer o Moderna, tras la segunda dosis. Se desconoce el motivo de esta diferencia pero podría estar relacionada con el modo en que actúan las diferentes vacunas.

- ¿Se pueden prevenir estos efectos secundarios? Sanidad aconsejó hace unos días tomar paracetamol antes de ponerse la vacuna de AstraZeneca.

- Sí, parece que el paracetamol reduce estas reacciones adversas como la fiebre o los dolores musculares y de cabeza. Sin embargo, no es recomendable tomar cualquier tipo de antiinflamatorio ni con cualquier vacuna ya que podrían reducir la activación del sistema inmune y la eficacia de la vacuna. En este caso, AstraZeneca ha indicado que han analizado si la toma de paracetamol afecta a la eficacia de la vacuna, y el resultado es que no. Sin embargo, se desconoce si puede afectar a otras vacunas dado que son diferentes a la de AstraZeneca, por lo que solo se ha recomendado su uso con esta. No obstante, sería dificil que a las dosis recomendadas de antiinflamatorios como el paracetamol se produzca una inmunosupresión que reduzca notablemente la eficacia de las diferentes vacunas.

"La aparición de efectos secundarios parece no correlacionar con la potencia de la activación inmunológica frente al virus y, por
tanto, con la eficacia de la protección"

- Igual que hay estudios que confirman que los pacientes que han pasado la enfermedad con síntomas graves tienen más anticuerpos contra la covid, ¿si una persona vacunada presenta efectos secundarios de este tipo -fiebre alta, dolores musculares, etc.- podría desarrollar también más protección?

- Según los estudios publicados en los ensayos de las vacunas, la aparición de efectos secundarios parece no correlacionar con la potencia de la activación inmunológica frente al virus y, por tanto, sería independiente de la aparición de estas reacciones leves.

Esto es diferente a lo que sucede en la infección con el virus, dado que la respuesta del sistema inmune frente a la infección natural es similar, pero no idéntica a la generada frente a la vacuna. Hay que tener en cuenta que todas las personas reciben la misma cantidad de vacuna y el organismo de todas está expuesto a ella durante el mismo tiempo. En cambio, durante una infección con el virus la cantidad de virus que entra al organismo y su posterior proliferación es diferente entre las distintas personas y eso hace que  estén expuestas a diferentes cantidades de virus durante un tiempo diferente. Por tanto, puede suceder que las personas más graves en las que el virus invade más tejidos y puede estar más tiempo en el organismo generan una respuesta inmune más potente que aquellas asintomáticas que han eliminado el virus rápidamente y, por tanto, el sistema inmune ha estado expuesto a él menos tiempo.

- ¿Genera la misma protección la vacuna a todos los pacientes?

- La protección depende principalmente de la fortaleza del sistema inmune de la persona. En personas con un sistema inmune debilitado por tratamientos frente a otras enfermedades como la quimioterapia o en personas trasplantadas y también en personas mayores la respuesta a las vacunas y,por tanto, el nivel de protección, puede ser mas débil. Aun así, la vacunación es recomendable en estas personas ya que siempre aumentará las defensas frente a la infección y por tanto la protección. También por estos motivos es tan importante analizar la eficacia de las vacunas en cada grupo de edad y ofrecer aquellas que hayan demostrado buenos resultados en cada segmento de población. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión