Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Inicio de la vacunación a los profesores: "Es lo que hay que hacer y ojalá todo el mundo se pueda inmunizar pronto"

Este miércoles han comenzado a recibir las dosis de Astra Zeneca los primeros de los 20.000 trabajadores de los centros educativos aragoneses menores de 55 años.

Este miércoles por la tarde había citados en el centro de salud Las Fuentes Norte de Zaragoza medio millar de personas para vacunarse contra la covid, la mayoría de ellos profesionales esenciales. Y entre ellos algunos profesores y trajadores de los colegios e institutos aragoneses para los que comenzaba una campaña de vacunación que ha sido muy bien acogida por la comunidad educativa. "Es lo que hay que hacer, por nosotros y por todos. Ojalá todo el mundo se pueda inmunizar pronto", decía minutos después de recibir la dosis de Astra Zeneca en este ambulatorio Enrique Marco, profesor de tercero de Primaria en el colegio Monsalud, en el barrio de las Delicias

En este su primer curso como interino le ha tocado cubrir una baja por covid en un colegio de Binéfar y ahora otra por enfermedad en el Monsalud. Asegura que en las aulas se siente "seguro" porque los protocolos "se cumplen a rajatabla" por parte de todo el mundo. Lamenta que no se haya podido organizar "un poco mejor" el proceso para evitar que si varios maestros se inmunizan en las mismas fechas y sufren efectos secundarios no puedan acudir a sus centros. Es lo que ha ocurrido en la Comunidad de Madrid, donde se han tenido que suspender algunas clases por este motivo.

Durante las próximas semanas se va a vacunar a 20.000 empleados de colegios e institutos menores de 55 años. Se quedan fuera otro colectivo de 5.000 personas mayores de esta edad, ya que el Ministerio de Sanidad no recomienda el uso de esta vacuna de esta franja. El Gobierno aragonés ha señalado que se les inmunizará en una fase posterior, pero los sindicatos reclaman que se agilice y se les dé pronto una solución.

Mario Planas, profesor de Secundaria y Bachillerato en la especialidad de Tecnología, ha sido otro de los docentes que se ha vacunado este miércoles. "Estoy emocionado y feliz. Mi pareja es médico, ha estado en primera línea, y es mi responsabilidad para con ella y para otros familiares que han padecido covid y no lo han superado", explicaba mientras esperaba en una de las salas del ambulatorio a ver si tenía alguna reacción. 

Así han vivido los docentes la primera jornada de vacunación en Aragón
Así han vivido los docentes la primera jornada de vacunación en Aragón

La vacunación de los profesionales de los centros educativos se ha adelantado sobre el plazo previsto inicialmente a finales de marzo. Una buena noticia que, según algunos sindicatos como STEA, se ha visto empañada por la "improvisación". En la Mesa Sectorial del pasado 22 de febrero se quedó en agrupar en tres bloques por orden de prioridad al profesorado y PAS (Personal de Administración y Servicios). Sin embargo, en la práctica se están dando las citas conforme se solicitan sin respetar dicho protocolo

Para STEA debería de ponerse cieto orden vista la experiencia de otras comunidades, donde los efectos secundarios Astra Zeneca han originado bajas de uno o dos días en buena parte de la plantilla de algunos centros al vacunarse todos a la vez, lo que ha obligado a enviar a clases enteras a sus casas ante el aluvión de bajas. También apuntó el malestar de los Auxiliares de Educación que no podían acceder al programa informático la tarde del martes cuando se puso en marcha.

Finalmente, desde STEA, alertan de la problemática que afecta al profesorado de zonas limítrofes con otras comunidades autónomas. "Viven en poblaciones cercanas a Aragón, trabajan en centros educativos aragoneses, en su comunidad no les vacunan por trabajar en otra, ni en Aragón por no disponer de tarjeta sanitaria aragonesa, requisito necesario para realizar las autocitas", explican desde la organización docente

Para poder acceder a las tarjetas sanitarias aragonesas, aunque sea como desplazados, se les exige la residencia en Aragón. "Un puro disparate, cuando su residencia en comarcas rayanas puede estar a 10 o 15 minutos de su centro de trabajo", critican. Desde STEA entienden que dado que la vacuna se les administra en su condición de trabajadores esenciales y que prestan sus servicios en la Comunidad debe de habilitarse una solución desde la administración aragonesa. Las quejas proceden de maestros residentes en las provincias de Soria, Lérida, Tarragona, Castellón y Navarra que dan clase en aulas aragonesas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión