Zaragoza
Suscríbete

enfermedades

La gripe vuelve a ser epidemia en Aragón y se ceba con los niños: "Se cura en casa, pero hay que favorecer la conciliación"

No es extraño que se produzcan repuntes en esta época, pero llama la atención de los pediatras cómo se ha comportado la enfermedad este año.

Varias familias esperan su turno en una consulta de pediatría en Zaragoza, este lunes.
Varias familias esperan su turno en una consulta de pediatría en Zaragoza, este lunes.
G. Mestre

La gripe en estos momentos vuelve a ser epidemia en Aragón por el elevado número de casos registrados en las últimas semanas, situación que se extiende también al resto de España y otros países de Europa

"Estamos ya en el umbral de casos que se considera epidemia, y aunque no es extraño que se produzca en esta época, lo que llama la atención es cómo se ha comportado la gripe este año", afirma la doctora Teresa Cenarro, vicepresidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. 

A diferencia de otros años, el pasado 2022 la gripe comenzó muy pronto, causando estragos en el mes de octubre y haciendo que el número de casos superase el umbral de epidemia como sucedía antes de la pandemia. "Se mantuvo con un número de casos elevado pero sin llegar a hacer el pico al que estábamos habituados. Previamente a la época covid, la gripe iba aumentando los contagios muy rápidamente: había tres o cuatro semanas con un número muy importante de casos acumulados, que es lo que llamamos el pico, para luego ir descendiendo y desaparecer poco a poco", explica la doctora Cenarro. 

Por el contrario, este otoño la gripe se mantuvo en niveles de epidemia "durante muchas semanas" sin alcanzar el pico habitual, para luego bajar a finales de diciembre y principios de enero, y volver a subir ahora sobrepasando el umbral. "No sabemos si en esta ocasión se producirá el pico o pasará como al principio de temporada, que se mantuvo durante muchas semanas con el número de casos en nivel de epidemia, sin llegar a hacer el pico habitual al que nos tenía acostumbrados", apostilla esta pediatra. 

Lo que sí están viendo en las consultas de Atención Primaria es que este repunte afecta mucho más a los niños, lo que se explica por la ausencia de vacunación a estas edades y por la escasa incidencia que tuvo la gripe en la infancia cuando la covid "barrió" al resto de patologías. "El mayor número de casos se produce en edad pediátrica: esto es porque los niños no se vacunan habitualmente de gripe, salvo aquellos que tienen factores de riesgo. Esto va a cambiar porque durante la campaña de gripe de este año, a partir de septiembre de 2023, se va a vacunar en Aragón y el resto de CC. AA. a los niños por debajo de 59 meses. Pero en estos momentos solo se vacunaba a los niños con factores de riesgo, con lo cual es una población no vacunada ante la gripe y que además no ha estado en contacto con el virus. Durante los tres años que duró la pandemia casi no hubo casos de gripe, con lo cual es la población más afectada por no haber estado en contacto con el virus y también por no haber sido vacunada", resume esta pediatra. 

Síntomas de la gripe B, cómo diferenciarla y tratarla

En estos momentos, explican los especialistas, el serotipo predominante que está provocando más contagios es el B, mientras que al inicio de temporada el repunte de casos se produjo sobre todo por la gripe A. 

"Los síntomas que se producen en estos dos serotipos, el A y el B, son muy parecidos. La única diferencia es que con la gripe A, el estado general se ve a veces mucho más afectado, mientras que en la gripe B suele ser mejor, pero al final los síntomas son similares y el tratamiento igual", apunta esta pediatra, para quien resulta complicado distinguir esta enfermedad de la covid y otros procesos respiratorios. "Los síntomas al final son muy similares en todos: gripe, covid, etc., y es totalmente indistinguible la gripe de estos otros virus. No obstante, por destacar algo, la fiebre suele ser mucho más alta en la gripe que en los catarros comunes, pero los síntomas son muy habituales", matiza. 

Fiebres generalmente altas, de varios días de duración, cefalea, dolores musculares, malestar general... "En alguna ocasión también encontramos vómitos e incluso alguna deposición diarreica; y en otros casos también se acompaña de bastante tos", señala esta pediatra. 

¿Influye el frío? Consejos para evitar el contagio

Los expertos señalan que los virus respiratorios se transmiten con más facilidad durante los meses más fríos, en invierno, y recuerdan que además las bajas temperaturas facilitan la transmisión de la enfermedad al hacer más vida en interiores. Para no contagiar a otros o evitar caer enfermos, los pediatras recuerdan "una medida que todos deberíamos conservar cuando tengamos síntomas respiratorios como tos, fiebre o mocos": el uso de la mascarilla

"Si salimos de casa y vamos a estar en espacios cerrados, nos la ponemos para evitar contagiar a las personas que conviven con nosotros, especialmente si son vulnerables. Durante la pandemia hemos aprendido que la mascarilla evita el contagio, no solamente de la covid sino de otros procesos respiratorios, y deberíamos habernos quedado con ese hábito durante los días que estamos malos", reitera Cenarro. 

"La gripe se cura en casa con líquidos, reposo y antitérmicos"
Teresa Cenarro, en la consulta de pediatría del Centro de Salud de Sagasta.
Teresa Cenarro, en la consulta de pediatría del Centro de Salud de Sagasta.
Guillermo Mestre

Si ya no hay vuelta de hoja y hemos caído enfermos, los médicos insisten en que el tratamiento de esta enfermedad es sintomático: se cura con antitérmicos, mucho líquido y reposo. "La gripe se cura en casa y se suele resolver en la edad pediátrica sin ninguna complicación", subraya Cenarro, quien insta no obstante a las familias a vigilar si la fiebre dura más de lo esperado, para descartar que no haya producido las dos complicaciones más frecuentes en la infancia: las otitis medias y la neumonía. "Se puede producir a veces alguna complicación de este tipo, pero lo habitual es que transcurra sin complicación y que dure alrededor de una semana. Pasada esta, los niños vuelven completamente a la normalidad", asegura. 

"No hay que dar antibióticos para la gripe porque estaríamos provocando resistencias bacterianas"

También es importante insistir en que no hay que dar antibióticos para la gripe, solo en caso de que la enfermedad se complique con alguna infección bacteriana, como otitis o neumonías. "Esto último es importante, sobre todo para evitar las resistencias bacterianas. La gripe es un virus, y los virus tienen tratamiento sintomático. Los antibióticos no afectan para nada su curso y, además, estaríamos provocando resistencia a los mismos cuando de verdad se necesiten", advierte esta pediatra. 

Al igual que ocurrió durante los meses más duros de la pandemia, los pediatras instan a las familias a no llevar a sus niños al colegio estando enfermos, para lo cual piden también medidas. "El mensaje es que mientras dure la fiebre, el niño debe estar en casa. La gripe suele ser más contagiosa al principio de la enfermedad, durante el periodo febril, con lo cual se recomienda que el niño se quede en casa mientras tenga fiebre y que vuelva al mundo escolar cuando lleve al menos 24 horas sin ella", aconseja esta pediatra, que ve también difícil en muchos casos seguir esta recomendación. 

"Para poder dejar al niño en casa, cosa que a veces es muy complicada, igual que durante la pandemia de covid se facilitó mucho la conciliación familiar en el trabajo, en épocas como epidemias de gripe también tendría que haber medidas que permitieran a las familias conciliar la vida laboral y el cuidado de los hijos en casa", concluye. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión