Zaragoza
Suscríbete por 1€

cultura

Fiestas de primavera en Zaragoza: de la redecilla goyesca a la cota de malla en apenas 15 días

Maratón cultural a orillas del Ebro: este fin de semana se celebran las Fiestas Goyescas y el que viene se ha programado el regreso de Zaragoza Florece. El mercado medieval y la Noche en Blanco aguardan su turno en junio.

Una de las recreaciones goyescas en la plaza del Pilar el pasado mes de septiembre.
Una de las recreaciones goyescas en la plaza del Pilar el pasado mes de septiembre.
Toni Galán

Es un ‘no parar’ de actividades culturales. Tanto que -en apenas dos semanas y sin solución de continuidad- va a haber que vestir un jubón goyesco, plantar diestramente unos narcisos y amaestrar a un halcón con la ayuda de los cetreros. Este fin de semana comienza un intenso calendario de actividades culturales en las calles, que hará que hasta bien entrado julio se vayan sucediendo ferias, mercados, conciertos, festivales...

¿Qué hay detrás de esta hiperactividad? ¿Una ambición cultural desmedida o un esfuerzo denodado para que con el buen tiempo los zaragozanos no huyan a la playa? De todo un poco. La vicealcaldesa Sara Fernández explica que en su propósito está el “recuperar el espíritu de las fiestas de primavera” que se celebraban hasta los años 70 en la ciudad. Entonces había una cabalgata con carrozas floridas que se ha transformado en un animado pasacalles. En pleno siglo XXI el desfile de majas también se ha cambiado por un videomapping, que -insisten- “contará con mucha implicación popular”.

“Para nosotros estas fiestas son una forma de popularizar y llevar a la calle y al terreno del ocio la figura de Goya y su obra, promocionando espacios y lugares de Zaragoza y la provincia vinculados al genio", indica Fernández, que no oculta que también hay un interés económico. “Queremos que esta celebración se convierta en un atractivo para que venga el turismo a Zaragoza y al resto de la provincia”, explicita, a raíz de la promoción con paquetes turísticos en las ciudades del entorno.

“Ven a disfrutar de un fin de semana mágico en Zaragoza”, vende la campaña de Promhotel, que ofrece descuentos si se reserva con antelación y, eso sí, exige una estancia mínima de dos noches. Se trata de vencer el hándicap de que Zaragoza es una ciudad de paso para los turistas y que, en su camino de Madrid a Barcelona, apenas pasan unas horas en la capital aragonesa. “El objetivo es impulsar la provincia como destino turístico y las previsiones son positivas: se espera superar el 75% o el 80% de ocupación el fin de semana", apunta el presidente de Horeca Hoteles, Antonio Presencio.

El filón de Goya es solo uno de los atractivos que Zaragoza exhibirá en las próximas semanas, en las que también se intentara sacar rédito a los tulipanes del parque Grande o los pícaros y juglares que regresarán a la plaza del Pilar tras dos años causando baja. Lo cierto es que las semanas venideras parecen propicias para actividades en la calle, porque son fechas en las que la chavalería ya va terminando las clases y, según ha podido comprobarse ya en las fiestas de los barrios, este 2022 sin restricciones hay mucha ansia de celebración.

Con las celebraciones goyescas los hosteleros confían en superar el 75% de ocupación

Con lo que no se contaba es que fuera a hacer tantísimo calor este fin de semana y, de hecho, mucha de la indumentaria que se ha recreado extraída de escenas goyescas no parece especialmente fresca ni ligera. Más de uno está pensándose ya renunciar a los zaragüelles (una suerte de calzones bajo el pantalón) o a los mantones y las redecillas, que se antojan insufribles con 35 grados a la sombra.

Danzas en la última edición del mercado medieval que pudo celebrarse, la de 2019.
Danzas en la última edición del mercado medieval que pudo celebrarse, la de 2019.
Oliver Duch

Los gestores culturales ven este torrente de propuestas con alegría y recelos a partes iguales. Todos celebran que los grupos recreacionistas y de animación tengan una mayor oferta de trabajo después de las penurias vividas en la pandemia, pero también exigen que las propuestas muestren un “nivel mínimo decente”. En más de una ocasión el mercado de las Tres Culturas ha sido objeto de polémica por su escaso rigor histórico con los siglos que representa y, también, por ser una feria que viaja de ciudad en ciudad sin que tenga rasgos identitarios aragoneses.

"Zaragoza tiene población para eso y más. Se pueden seguir buscando nuevas propuestas"

“Para mí siempre es bueno que haya actividad y que sigamos buscando nuevos formatos, nuevas formas de comunicación con las que tratemos de llegar a cuanta más gente mejor”, explica Olga Julián, gestora cultural, que cree que siempre es positivo que haya actividad y que “Zaragoza tiene población para eso y más”.

La comisaria y responsable del área artística de la Fundación CAI es consciente de que en Aragón siempre se ha pensado que “el buen tiempo es enemigo de cualquier actividad cultural” porque el público -cosa que no va a cambiar- “seguirá yendo de vacaciones a la playa y a los pueblos”. Pero también es importante no dejar sin actividad a la población que tiene que atravesar un verano urbano. Lo importante es ofrecer actividades, quizás menos cantidad que en invierno, pero imprescindible mantener la calidad”, dice Julián.

“Hay una acumulación tremenda de actividades, que pueden denotar cierta improvisación o una mala coordinación entre las consejerías que deberían tratar de no pisarse en fechas", opina Víctor López, responsable del festival Manhattan en Murillo de Gállego. A su juicio, sería aconsejable no "apelotonar" las propuestas en un mes y procurar una programación más "novedosa y sostenida" a lo largo de todo el año. 

A todo lo mencionado anteriormente hay que sumar otras citas más puntuales como el Día de los Museos que hoy se celebra, el proyecto de la Biblioteca Humana (que llevará a Christina Rosenvinge al parque el día 28), los conciertos de Música al Raso (Alizzz, Rufus Wainwright, Wilco, Cat Power…) o la Semana Cultural de la Madalena, que suele ser a comienzos de junio y cuya programación está a punto de caramelo. La Noche en Blanco también comienza a definir la que será su edición de 2022, pero esta no se celebrará hasta el 25 de junio, por lo que aún cabe decir aquello de ‘cuán largo me lo fiais, amigo Sancho’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión