Despliega el menú
Zaragoza
#YoComproEnAragón

comercio

Las alpargatas no solo son para el verano

En las tiendas de Zaragoza, en pleno mes de diciembre, también se pueden encontrar productos en apariencia más estivales, como helados o bañadores.

En Casa Alfaro hacen también alpargatas de invierno.
En Casa Alfaro hacen también alpargatas de invierno.
Francisco Jiménez

Camiseta interior, jerséis de cuello vuelto, bufanda… los complementos de invierno viven su agosto particular, a pesar de que ese mes se fue hace unos cuatro meses. Entonces, los ventiladores soplaban, los bañadores se lanzaban a la piscina y las alpargatas pisaban fuerte sobre las calurosas jornadas. Ahora, cuando el termómetro no pasa de los 15ºC también se pueden vestir los pies con este artesanal calzado.

En Casa Alfaro hacen también alpargatas de invierno.
En Casa Alfaro hacen también alpargatas de invierno.
Francisco Jiménez

En el taller de Casa Alfaro no cesa el trabajo. Hace un lustro que a Georgina Alfaro se le iluminó la bombilla y empezaron a coser alpargatas para invierno. "Mi madre tiene muchas ideas", sostiene Alejandro Lastra, la cuarta generación de la familia. Al parecer, fue una buena idea: "Cada año va mejor". Estas alpargatas están enfocadas a un uso doméstico, es para ir por casa, pero está "bien acabado".

Estos artífices aseguran que es un labor "muy costosa" porque son muchas capas y el cosido "no es sencillo". Cada par tiene una tela exterior personalizable, el refuerzo y un forro, que puede ser de pelo o borreguillo. Explican que en invierno se venden menos alpargatas, pero en el taller de Casa Alfaro lo viven como “un reto”. Un desafío que ha cautivado a clientes de todo el mundo: "Hacemos envíos a toda la península y también al extranjero, como México o Guinea Ecuatorial".

En Casa Alfaro hacen también alpargatas de invierno.
En Casa Alfaro hacen también alpargatas de invierno.
Francisco Jiménez

No ha sido el mejor año sin ventas para las Fiestas del Pilar y sin bodas, eventos en los que las alpargatas bailan bajo los vestidos de novias e invitadas. "Esperamos que se pueda compensar de alguna forma", desea Silvia Radío. Ese gesto muestra el positivismo de la saga de los Alfaro: quieren innovar y mejorar. Por ejemplo, en la actualidad trabajan en un prototipo de bota para calle, una opción para personas que acuden hasta este comercio de la calle de San Lorenzo de Zaragoza para encontrar un calzado cómodo y de materia prima ecológica. "La gente pregunta porque muchas personas padeces problemas de pies, además, se pueden personalizar, hacer más altas, para introducir una plantilla", cuentan desde el taller. También señalan con discreción, pero lo dicen, que han tenido visitas especiales en las últimas semanas: los Reyes Magos y Papá Noel ya les han hecho algún encargo.

"En invierno el 90% de las ventas son para llevar, porque helado se sigue consumiendo"

La noche del 5 de enero se prepara el turrón para los Reyes y las zanahorias para los camellos, pero tal vez los magos de Oriente prefieran un helado, una dulce propuesta ante la que se rinden los lamineros todo el año. "En invierno el 90% de las ventas son para llevar, porque helado se sigue consumiendo también en Navidad, aunque en las casas", indica Alfonso Fuoli, de Helados Italiano, en el paseo de la Independencia.

La oferta de helados en invierno en los Italianos del paseo de la Independencia de Zaragoza.
La oferta de helados en invierno en los Italianos del paseo de la Independencia de Zaragoza.
HA

Alfonso es la cuarta generación de heladeros, la tercera en España, y en esta época del año elabora solo un 25% de la oferta total. Turrón, chocolate, nata o vainilla son los sabores que se pueden encontrar en el mostrador de este emblema del verano en la ciudad. El 75% restante tendrá que esperar al calor, al igual que la horchata y los granizados. Asegura que no hay más sabores porque "ofrece calidad". No venden tanto como cuando la canícula se adueña de las calles, por ello, completan los ingresos con la venta de café. "Pero ahora con el teletrabajo...", lamenta Fuoli.

"Ropa de baño todo el año"

La pandemia también ha reducido la venta de bañadores. "Ropa de baño todo el año", reza el lema de la lencería Emi, en la calle de Conde Aranda. "Aquí se pueden encontrar bañadores, biquinis minimalistas o complementos de baño de enero a diciembre porque tradicionalmente hemos vendido para cruceros o vacaciones en el Caribe", recuerda Pilar Vallespín, detrás del mostrador de esta tienda desde hace 22 años.

"Ropa de baño todo el año" en la lencería Emi de Zaragoza.
"Ropa de baño todo el año" en la lencería Emi de Zaragoza.
HA

"Es muy difícil encontrar un biquini en Zaragoza en el mes de diciembre. No hay en las grandes superficies", defiende su hijo Rafa García, quien apostilla que también venden bañadores deportivos todo el año. "Allí los retiran. Si una clienta quiere, no se ponen a buscarlo, pero en el pequeño comercio tenemos acceso a nuestro almacén inmediatamente, es algo más rápido", añade Vallespín.

A la ropa de baño se suman los pijamas cortos: "Hay gente muy calurosa, con calefacciones centrales altas, que buscan estar más frescos en casa". De manga corta con pernera larga, de manga larga con pernera corta, las dos largas o las dos cortas: "Tenemos todas la versiones". Las restricciones de movilidad y en las instalaciones deportivas ha mermado la venta: "Ojalá esto fuera un mal sueño".

"Las bombas de aire se venden más en verano, pero ahora, en invierno, es un goteo"

Los ventiladores son un soplo de aire fresco en verano, bien lo saben en Almacenes Paymar, en el Coso de Zaragoza. Sin embargo, en la actualidad también se venden algunos electrodomésticos como las bombas de aire que comparten ambas posibilidades. "Se venden más en verano, pero ahora, en invierno, es un goteo. No obstante, después del confinamiento la venta estuvo incentivada para darle más confort a las casas", recuerda Alberto Quintana. Aunque tal y como señala este vendedor con 34 años de experiencia, en esta época, con la Navidad próxima es el turno de los hornos y de los lavavajillas. "En verano es más el arcón y los congeladores", concluye Quintana.

Etiquetas
Comentarios