Despliega el menú
Zaragoza
#YoComproEnAragón

comercio

Comerciante de la calle Delicias: "Se nos apaga el fuego, estamos con cenizas"

Desde las tiendas y bares de esta vía proponen que se instalen nuevos emprendedores, a la par que piden que los dueños de locales revisen el precio de algunos alquileres.

Un contrabajo y un chelo marcan el ritmo de los pasos en la calle Delicias de Zaragoza. Son Alberto Navarro y Zeynep Yamaner, dos músicos de carrera que ponen la banda sonora a esta vía. "Son buenísimos", dice con espontaneidad una señora que carga con varias bolsas. La música de estos jóvenes anima la vida de la calle, con una identidad comercial que está en cada uno de sus centímetros, desde Duquesa Villahermosa hasta la avenida de Madrid.

En sus 600 metros de longitud se disponen 163 locales, de los que 123 están abiertos y 40 cerrados. Es decir, casi un 25% (24.53, en concreto) permanece con la persiana abajo, un tanto por ciento que ha aumentado en la última década y que se ha agravado a raíz de la pandemia. Desde el mes de marzo, cuando el coronavirus irrumpió, han cerrado media docena; la mayoría de moda, como zapaterías o tiendas de ropa, pero también de servicios, como una clínica dental. A esas se suman un par de bares que estaban a punto de inaugurarse y, con el letrero descubierto, no llegaron a servir consumiciones.

"Se han ido negocios con una gran trayectoria. El sentimiento es de incertidumbre y de tristeza, no podemos tirar más del carro", lamenta Sandra Sanz, secretaria de la Agrupación de Comerciantes Delicias y propietaria de Granier, una panadería-cafetería junto al Mercado Delicias. "Se nos apaga el fuego, estamos con cenizas. Alguien sopla y lo reaviva o ya no tenemos más armas -suplica Sandra-. Es una situación de crisis, de ahogo, de asfixia. ¿Hacia dónde vamos? Nuestros ojos ya no volverán a ver lo que era esta calle hace 30 años".

"Nuestros ojos ya no volverán a ver lo que era esta calle hace 30 años"
Sandra Sanza, secretaria de la Agrupación de Comerciantes Delicias.
Sandra Sanza, secretaria de la Agrupación de Comerciantes Delicias.
Javier Belver

En 1990 se publicaba en HERALDO que su peatonalización había potenciado el sector comercial y en las páginas de Clasificados los anuncios de ciertos traspasos duraban pocas semanas. A pesar de que la vida de la calle no es la misma, tal y como coinciden los comerciantes, aseguran que el precio de los alquileres sigue "alto". "Muchos propietarios no bajan los alquileres porque tienen el concepto de lo que era la calle Delicias antes", apostilla Sanz. Creen que esa estrategia radica en que los propietarios no apuestan por bajar las rentas para que no se instale "comercio bajo", aunque “no se consigue porque los nuevos empresarios tienen dinero suficiente como para pagar los 3.000 euros que piden”.

"No entiendo cómo prefieren tenerlo cerrado en lugar de alquilarlo por un precio más razonable"

"No entiendo cómo prefieren tenerlo cerrado en lugar de alquilarlo por un precio más razonable, por lo menos te cuidan el local. Si están vacíos se deterioran", plantea Cristian Andreu, de la tienda de moda infantil Lucicris. Esta abrió sus puertas hace más de un cuarto de siglo y ahora la regenta la segunda generación de la familia. "Hace 14 años que trabajo aquí y antes los sábados era el día de más trabajo, no cabía ni un alfiler en la calle, pero ahora se van a los centros comerciales", comenta Andreu. No obstante, agradece la "fidelidad" de su clientela fija, esa que va "de propio".

Cristian Andreu, de Lucicris, tienda de moda infantil de la calle Delicias.
Cristian Andreu, de Lucicris, tienda de moda infantil de la calle Delicias.
Javier Belver
"Sigue siendo una calle muy comercial, al ser muy larga y tener una parte peatonal"

"Sigue siendo una calle muy comercial, al ser muy larga y tener una parte peatonal, pero claro, ha cambiado 100%", analizan Miguel Ángel Morales y Pilar Anguita, también la segunda generación que levanta la persiana de Mody, en la esquina con Domingo Ram. Sostienen que la pandemia no ha permitido vender, pero algunos gastos ni se han inmutado, lo que les ha obligado a defenderse con sus ahorros. "Que se vayan tiendas de siempre provoca bastante pena porque son comercios entrañables, de toda vida. Da pena cuando ves que cierran por estos motivos y no porque ha terminado el ciclo de trabajo", añade Morales. A pesar de ello, mantiene la esperanza: "Llevo idea de jubilarme aquí y aún quedan unos años".

Miguel Ángel Morales y Pilar Anguita, de Mody.
Miguel Ángel Morales y Pilar Anguita, de Mody.
Javier Belver

En Lucicris también se muestran optimistas: “Ahora estoy empezando a ver que la gente apuesta más por el comercio local”. Andreu tendió la mano a nuevos horizontes y antes de la pandemia creó su página web: "Nos tuvimos que renovar". Esa innovación tuvo sus frutos en el confinamiento y ahora se han agregado a Zerca, Volveremos y ofrecen el servicio de 'click & collect' (compra en línea y recogida en tienda). En cualquier caso, defienden el comercio de proximidad y más en estos tiempos: "Si compras en una calle, estás al aire libre, no como en los centros comerciales".

"En cualquier comercio que entres vas a encontrar a los dueños. Pueden tener empleados, pero los propietarios están ahí trabajando"

Los comerciantes consideran que si no hay diversidad de comercios, menos personas frecuentarán la calle Delicias. "Queremos que venga gente emprendedora. En cualquier comercio que entres vas a encontrar a los dueños, sea una tienda de ropa o una joyería. Pueden tener empleados, pero los propietarios están ahí trabajando", sostiene Sanz, la secretaria de la agrupación.

Desde la entidad comercial plantean que se adopten medidas, como la retirada o cambio de ubicación de algunos cargas y descargas de manera temporal para que los bares tengan una zona donde instalar una terraza, aunque agradecen el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza. "Estamos en una guerra y como tal hay que tratarla", justifican. "Tenemos ideas para potenciar la calle y seguimos luchando, pero si no nos facilitan las cosas, no las vamos a poder llevar a cabo", concluyen estos comerciantes.

Etiquetas
Comentarios