Zaragoza
Suscríbete

Cancelaciones y dudas entre los clientes para las comidas del Día del Pilar

Algunos restaurantes ya han asumido que la mitad de sus reservas se han cancelado, un paso atrás relacionado con la implantación de las medidas de fase 2 en Zaragoza.

José Antonio Roy Melús, tras la barra del Birolla 4, que ha sufrido varias cancelaciones de reservas para el Día del Pilar.
José Antonio Roy Melús, tras la barra del Birolla 4, que ha sufrido varias cancelaciones de reservas para el Día del Pilar.
Heraldo.es

"De las reservas que teníamos han cancelado tres, de entre seis y ocho comensales. Ahora me quedan dos mesas más, de cinco y de cuatro", relata José Antonio Roy Melús, propietario del restaurante Birolla 4, en la calle del Blasón Aragonés de Zaragoza. Roy decidió no ofertar el menú del Día del Pilar, como era habitual, pero tenía reservas para el próximo lunes, eso sí, menos que otros años en estas fechas. Una cifra que se ha visto reducida por encima del 50% -incluso más si la estadística se rige por el número de comensales-. Esos pasos atrás, tal y como le han hecho saber los clientes, son consecuencia de la adopción de medidas equivalentes a la fase 2 publicadas en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) este miércoles y que afectan al periodo comprendido entre el 8 y el 14 de octubre, fechas próximas a la celebración de las Fiestas del Pilar.

Desde los restaurantes apuntan que las llamadas para reservar habían sido progresivas, "muy despacio". Estos días el teléfono suena, pero para preguntar qué pasará con la capital aragonesa en otra fase o directamente para cancelar reservas. "Con las noches ya no contamos, pero para un día que íbamos a tener más trabajo...", lamenta Chema Lasheras, de Horeca. En un restaurante del centro de la capital aragonesa -que prefieren no mencionar- concretan que algunas de las cancelaciones, que estiman del 20%, también están relacionadas con las medidas de movilidad tomadas en otras ciudades: "Venía gente de Madrid, por ejemplo, y han suprimido la reserva". Además, desde la entidad de hostelería recuerdan que no todo eran comidas familiares con motivo del 12 de octubre, sino que esos días también iban a celebrar bodas o comuniones, celebraciones que como las anteriores se ven sujetas a las nuevas normas.

"Con las noches ya no contamos, pero para un día que íbamos a tener más trabajo..."

Antes de conocer la publicación de las medidas en el BOA y en la misma línea, Chema Lasheras recordó que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) estimó la petición de los hosteleros aragoneses para suspender las restricciones de aforos en celebraciones familiares -que se había rebajado a 50 personas-.

Este cambio se implanta en un momento en el que algunos negocios estaban recibiendo el género o ya lo guardaban en sus establecimientos para ese día, según relatan. "También hemos sacado a gente del ERTE, aunque solo fuera un día de trabajo", cuenta Lasheras. Desde la entidad criticaban este miércoles a mediodía que no se contara con los responsables de restauración para la toma de decisiones. Este miércoles a mediodía criticaban la falta de información y que no se les hubiera consultado: "Nos tenemos que enterar por la noticia de HERALDO. Nadie habla con nosotros". Además, también Lasheras cree que los aforos deberían ser equitativos para todo tipo de espacios: "Iguales para todos, que no sea del 75% para unos y del 50% para otros".

"Nos dejan sin capacidad de reacción"

"En los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, el aforo máximo en su interior será el 50% del aforo total y en las terrazas no podrá superar el 75% del aforo total, en ambos casos solo se permitirá el consumo en mesa", se comunicó en el BOA. En el texto también se explicó que se debía mantener la distancia recomendada -1,5 metros de distancia-, el número de clientes -diez por mesa- y los horarios -apertura hasta la 01.00 y no atender a nuevos clientes más tarde de las 00.00-. "Nos dejan sin capacidad de reacción", recrimina Lasheras.

"Nos estamos jugando nuestro dinero, el dinero que no tenemos y la situación de las familias que hay detrás"

A los encargos de género y el estudio de aumentar la plantilla se suma el esfuerzo para mantener las medidas implantadas y recomendadas por las autoridades sanitarias, de hecho, insisten que están "de acuerdo con los controles establecidos". No obstante, no esconden la incertidumbre: "Nos estamos jugando nuestro dinero, el dinero que no tenemos y la situación de las familias que hay detrás".

"Se va a notar en la caja en un 80% menos"

Desde los establecimientos consideran que todavía es pronto para evaluar las pérdidas, ya que mantienen la esperanza de que a pesar de las cancelaciones puedan hacer algún servicio que aún no tienen en la agenda, no obstante, ya han empezado a cifrarlas. "Se va a notar en la caja en un 80% menos aproximadamente en relación a las Fiestas del Pilar de otros años", calcula Antonio Andía, empleado de La Ternasca de la plaza de Aragón. Desde este restaurante zaragozano, que regresó a las cocinas en el mes de agosto, perciben cierto "miedo" ante tal panorama. Una solución que están estudiando algunos establecimientos, como La Ternasca, es el envío a domicilio de los menús. "A ver si es rentable, si procede, si no...", meditan.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión