Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Estruendosa cacerolada contra los okupas de siete viviendas de un edificio en Utebo

Denuncian los problemas de inseguridad surgidos desde que hace dos meses se instalaron en los pisos de la Sareb.

Más de 200 vecinos de Utebomostraron este lunes con una sonora cacerolada su rechazo a los okupasde siete pisos de un bloque de 20 viviendas de la calle de la Huerta Alta. Organizada por los afectados y vecinos de la zona en solidaridad con ellos, con la protesta quisieron denunciar los problemas de inseguridad que han surgido desde la llegada de estas personas hace dos meses. Consideran que los inquilinos de estos pisos -la mayoría propiedad de la Sareb y que fueron arreglados hace poco y puestos a la venta-, forman parte de una "banda organizada" que está "haciendo negocio" con la okupación.

Decenas de vecinos de Utebo se han manifestado este lunes por la tarde contra la okupación ilegal de seis viviendas en la localidad Zaragozana.

"Son gente joven, de 18 o 20 años. Llegaron dos parejas, se metieron en un piso y cuando se sintieron seguras, ocuparon todos los demás. En total reventaron siete y uno de ellos ya lo han realquilado a una familia con niños por 500 euros la llave", explicaba una de las vecinas de la comunidad, que compró su piso hace doce años.

Junto a otros tres propietarios, que viven en el edificio también desde hace años, contaban que descubrieron que habían llegado cuando reventaron el bombín del cuarto de contadores, pusieron uno nuevo ellos mismos y engancharon la luz. Cuando se les pregunta qué problemas tienen responden que terminan antes contando los que no tienen: "Arrancaron los carteles de ‘se vende’, tiraron los contadores al suelo y nos dejaron sin luz trece horas. Hace poco se liaron a navajazos, han amenazado a un vecino de muerte por reprocharle que rompieran los contadores...".

Tensión con dos okupas

Los residentes 'legales' reprochan tanto a la Sarebcomo a Endesa su "inhibición" con estos problemas, puesto que la primera es propietaria de los pisos y la segunda del suministro eléctrico y del cuarto de contadores. "Deja de pagar tú la luz un mes a ver qué te pasa", sugería César Gómez, presidente de la comunidad de vecinos.

Mientras se manifestaban, se produjo un momento de tensión cuando dos de los okupas cruzaron por el medio de los concentrados, se dirigieron al portal de la vivienda y se pusieron a llamar a un timbre desde el portero automático. Los dos jóvenes, ante los pitidos de los presentes, se encararon con ellos y hubo un amago de agresión por parte de varios vecinos, que cortaron rápidamente los guardias civiles que velaban por que no ocurriera nada.

Silvia, residente en una calle cercana, contaba que, ante el aumento de robos, han decidido organizarse a través de Whatsapp con sus vecinos y cuando ven a los que consideran sospechosos merodear por la noche comienzan a avisarse, a subir y bajar las persianas para dejar constancia de que los han visto. "Todos sabemos quiénes son porque están en las terrazas de los bares de día y salen a la calle a partir de las once de la noche. En este tiempo se han amueblado la casa con mobiliario de los bares y veladores", decían. La Policía Local de Uteboya los ha detenido varias veces.

Aunque la cacerolada fue convocada por los vecinos, la alcaldesa de la localidad, Gema Gutiérrez, y representantes de todos los partido políticos de la corporación, estuvieron presentes. "Nos parece importante estar aquí con los vecinos porque están sufriendo una situación de creciente inseguridad y de temor. No es plato de buen gusto tener incidentes alrededor de casa y en municipio".

"Dentro de nuestro ámbito competencial, que es reducido, hemos reforzado la presencia de nuestra Policía Local aunque la potestad la tiene la Guardia Civil". Explicó que el Ayuntamiento de Utebo ha hablado con la entidad financiera que gestiona los inmuebles ocupados para que se agilice todos los trámites necesarios para intervenir en este caso. También ha contactado con la Subdelegación del Gobierno para informar del problema. Además, la alcaldesa ha remitido una carta a la Sareb requiriéndole que denuncie la okupación. Igualmente, ha pedido a los servicios sociales que intervengan por si hay menores en situación de riesgo. 

Etiquetas
Comentarios