Despliega el menú
Zaragoza

vivienda

"No me he ido de vacaciones por temor a que okupen mi casa"

Una vecina de Cadrete cuenta que sus vecinos okupas saltaron por su jardín para huir de la Guardia Civil.

Noelia, vecina de Cadrete, delante de un chalé okupado situado junto a su casa.
Noelia, vecina de Cadrete, delante de un chalé okupado situado junto a su casa.
José Miguel Marco

Los residentes de Cadrete que tienen como vecinos a okupas muestran su preocupación por este fenómeno creciente y su temor incluso a dejar sus casas unos días por miedo a que se usurpen, como le ocurrió a una vecina de María de Huerva la pasada semana.

"Yo no me he ido de vacaciones este año por temor a que entren en mi casa", admite abiertamente Noelia. Como la dueña de la casa contigua, hace poco presenció cómo varios de sus vecinos okupas pasaban por su jardín huyendo de la Guardia Civil.

"Hay mucho trasiego de personas a horas raras. No tengo miedo de ellos, pero la sensación que tengo es de inseguridad. No puedo dejar la casa y pretender que no vuelvan a entrar", cuenta.

Noelia es una de las cerca de sesenta personas que, junto con el concejal de Ciudadanos y segundo teniente de alcalde, Alberto Martínez, han impulsado la creación de una asociación para canalizar sus reivindicaciones. Como ya explicaron en la última concentración, quieren un cambio de las leyes contra la ocupación ilegal, más medios policiales para vigilar los municipios y que la Delegación del Gobierno en Aragón agilice los permisos para la instalación de videovigilancia.

La alcaldesa, María Ángeles Campillos, apunta en este sentido que ya hizo la solicitud al subdelegado del Gobierno en Zaragoza, pero es un trámite "complejo" y "lento" porque afecta a las garantías ciudadanas y aún no tiene respuesta. Campillos puntualiza que no quieren que la gente que tiene problemas se vaya a la calle, pero opina que deben recurrir a los servicios sociales.

Marga, otra de las vecinas afectadas e implicadas en este movimiento asociativo, apuesta por un cambio legislativo pero también por exigir a los bancos, Sareb y fondos de inversión que faciliten los alquileres y se responsabilicen y cuiden de sus propiedades. Añade que los servicios sociales deberían intervenir activamente y, en función de la situación e ingresos de cada uno, proporcionar una solución: "Lo que no pueden es ir en contra de la propiedad privada y ocupar casas de forma arbitraria".

Etiquetas
Comentarios