Despliega el menú
Nacional

okupas

Cómo proteger tu casa de una invasión ‘okupa’

El recrudecimiento de esta práctica en las últimas semanas ha generado un clima de preocupación, que lleva a un aumento de medidas disuasorias.

Puerta blindada a prueba de 'okupas'
Puerta blindada a prueba de 'okupas'
Pixabay

La actual indefinición del panorama económico, y las dificultades por las que está pasando buena parte de la población en el mantenimiento de sus esquemas de vida, se está traduciendo en situaciones preocupantes en toda España. A la oleada de robos y actos vandálicos se suma este verano un aumento considerable de episodios de usurpación de propiedad inmobiliaria, especialmente segundas residencias o pisos vacíos tras desahucios, e incluso ‘okupación’ de vivienda habitual (un caso de allanamiento de morada); los problemas legales para desalojar a esos ‘okupantes’ si la situación se alarga más de 48 horas y, por ejemplo, cambian la cerradura, han sembrado una honda preocupación. Por ello ha aumentado también el interés por reforzar la seguridad de los inmuebles, para disuadir de manera eficaz a quienes pretendan instalarse allá por la fuerza.

Hay que recordar que el artículo 245 del Código Penal establece que “"el que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses". En ese mismo artículo se aclara que si esta ocupación se realiza mediante la violencia o intimidación "se le impondrá, además de las penas en que incurriere por las violencias ejercidas, la pena de prisión de uno a dos años, que se fijará teniendo en cuenta la utilidad obtenida y el daño causado”. Desde hace dos años, además, existe una ley estatal de desahucio exprés que permite a los afectados acudir a un juicio civil de desahucio para recuperar su propiedad en tres o cuatro semanas, aunque ahí siempre existe el riesgo de que los okupantes hagan destrozos en el inmueble.

Medidas anti 'okupas'

Las alarmas antirrobo son un primer paso lógico. Aunque hay muchas de funcionamiento independiente, conectadas con el teléfono móvil, las más eficaces son las que cuentan con videovigilancia para identificar a los infractores, conexión a una central y aviso inmediato a la Policía, porque la velocidad de reacción ante el delito es mucho mayor. En el caso de la intrusión sin ánimo de robo de bienes materiales, como podría ser la de ‘okupación’ o usurpación del inmueble, el método impide que los ‘okupas’ pasen en el inmueble ese límite de 48 horas.

Otro método eficaz, aunque no está al alcance de todos los bolsillos, es instalar una puerta especial de alta resistencia, provista de diferentes recursos para hacer casi imposible la apertura sin llave por los métodos utilizados habitualmente en estos casos o en los robos.

Una idea práctica, aunque no gusta a todo el mundo, es alquilar el piso mientras esté desocupado en verano. Se trata de una idea más común en grandes ciudades y núcleos de alto impacto turístico que, debido a la situación especial de este 2020, es más complicada de aplicar en la actualidad. Otros trucos son encargar a alguien que recoja el correo, mueva persianas y encienda y apague luces, para que la vivienda parezca habitada.     

Últimas noticias sobre 'okupas'.

Etiquetas
Comentarios