Despliega el menú
Zaragoza

Los okupas que llevaban dos meses en un chalé de Cadrete se van al cortarles la luz

La compañía eléctrica cortara el suministro que habían instalado de forma ilegal y los usurpadores decidieran voluntariamente abandonar la casa tras protagonizar momentos de tensión.

El dueño de la casa entra después de que fuera desalojada
El dueño de la casa entra después de que fuera desalojada
HA

El dueño del chalé de 4.000 metros cuadrados de Cadrete que estaba okupado por una familia desde hace dos meses ha podido recuperar por fin su vivienda. Fue este jueves por la tarde, después de que la compañía eléctrica cortara el suministro y los usurpadores decidieran voluntariamente abandonar la casa.

La llegada de los técnicos al chalé provocó momentos de tensión, ya que los okupas plantaron cara y les reprocharon que les dejaran sin luz. De hecho, fue necesaria la intervención de la Guardia Civil para calmar los ánimos. Finalmente, los operarios llevaron a cabo su trabajo y al retirar la acometida -a la que se había hecho un enganche ilegal-, las personas que estaban viviendo en la finca optaron por marcharse.

El desalojo se produce justo un día después de que unos 200 vecinos de Cadrete, con su alcaldesa, María Ángeles Campillos, y el resto de la corporación a la cabeza, se concentraran delante de este mismo chalé para denunciar el problema de okupaciones ilegalesque sufre este y otros municipios próximos.

El propietario del chalé ahora desalojado participó en la manifestación y explicó en la entrada de su casa que se enteró que estaba ocupada cuando le avisaron los vecinos de que estaban haciendo barbacoas.  La vivienda, de tres plantas, tiene dos piscinas, pista de tenis y está situado en una finca de 4.000 metros cuadrados a pie de la carretera N-330.  Su dueño compró la casa hace un año y tiene un proyecto de reforma que no ha podido ni empezar a llevar a cabo.

Sobre el aumento de las okupaciones, el Ayuntamiento de la localidad zaragozana considera "inaplazable" que la ley se modifique y se castiguen como delito estos comportamientos. El objetivo, señalan desde el Consistorio, es que se proteja la propiedad privada con eficacia y se proceda al inmediato desalojo de las viviendas okupadas por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Etiquetas
Comentarios