Zaragoza

ola de calor en zaragoza

Cinco pozas cerca de Zaragoza para refrescarse este verano

La provincia de Zaragoza ofrece algunos enclaves naturales con el agua de protagonista, y en los que podremos darnos un refrescante baño, disfrutando del aire libre.    

Pozo Pígalo
Pozo Pígalo
Laura Uranga

Ante las altas temperaturas, un buen remojón en agua es una de las mejores alternativas. Cerca de Zaragoza existen algunos puntos fluviales en los que capuzarnos. Ofrecemos una lista con cinco pozas o piscinas naturales que se encuentran aproximadamente a una hora en coche de Zaragoza, en las que escapar de la ola de calor y disfrutar de la naturaleza y el aire libre. Se trata del Pozo Pigalo de Luesia, la Peña del Cuervo en Montañana, el Pozo de Los Chorros de Belchite, el Salto de la Cueva en Caspe y la Cascada de la Requijada en Nuévalos.

Pozo Pigalo, la más conocida de la provincia de Zaragoza

En la comarca de Cinco Villas, cerca la localidad de Arba de Luesia, el pozo Pigalo es una amplia badina donde refrescarse a remojo, e incluso practicar algún salto. Está ubicada en un entorno de cascadas, pinares, praderas y sotos al amparo del río Arba. Dividida en dos espacios con diferentes profundidades y una cascada, esta poza es una de las más conocidas en la provincia de Zaragoza. Cuenta con un camping cercano, lo que nos permite contar con los servicios de este si se da la ocasión. El trayecto más rápido, que nos llevará un poco más de una hora, es tomar la autovía a Huesca hasta Zuera, donde tomaremos la A-124 en dirección a Las Pedrosas.

Pozo Pígalo en las Cinco Villas.
Pozo Pígalo en las Cinco Villas.
HA

Pozo de los Chorros, a menos de una hora de Zaragoza

El Pozo de los Chorros es un paraje de cascadas y badinas formado por el río Aguasvivas en su camino de Belchite a Almonacid de la Cuba. Entre las rocas, el río se hace paso dejando una serie de pozas a las que sigue un pequeño salto de agua que finaliza en el pozo de Los Chorros. El pozo impresiona al hallarse rodeados por rocas, entre dos paredes verticales que sorprende en un entorno llano como es la comarca del Campo de Belchite. Una zona natural muy interesante bastante menos famosa que otras más típicas de pozas, con una buena sombra. Belchite se encuentra a 42 minutos de Zaragoza saliendo por la A-222.

Pozo de Los Chorros.
Pozo de Los Chorros.
Turismo de Aragón

Peña del Cuervo, la poza más cercana a Zaragoza

La Peña del Cuervo es un bonito paraje con piscina natural muy cerca de la ciudad de Zaragoza, situado entre los barrios rurales de Montañana y Peñaflor, pertenecientes a su término municipal. Se encuentra en las orillas del río Gállego, con aguas claras propicias para darse un chapuzón en cualquier momento. El entorno es  un espacio con pequeños cantos rodados, idóneo para extender la toalla y tomar el sol. Para llegar saldremos de Zaragoza, por la A-123, hacia Montañana. Desde esta localidad, hay que continuar hasta el punto kilométrico 9 en dirección a Peñaflor y tomar el desvío a mano izquierda que lleva hasta una zona habilitada para aparcamiento. El recorrido en coche nos llevará poco más de un cuarto de hora.

Salto de la Cueva, a poco más de una hora de la capital aragonesa

Entre los embalses de Caspe II y de Moros, el río Guadalope describe amplios meandros que dan lugar a alguna zonas de baño naturales. Para llegar al Salto de la Cueva saldremos de Zaragoza por la N-232, hasta Quinto de Ebro para, desde esta población tomar la A-221 hacia Caspe. Seguir por la misma carretera hacia Maella, tomando el desvío a mano derecha hacia Miraflores. Desde esta población se accede al Sendero del Guadalope que permite llegar al punto fluvial de interés en unos 25 minutos desde el Soto de la Barberana. La duración de la ruta nos habrá llegado una hora aproximadamente.

El incuestionable gancho turístico de uno de los lugares más visitados de Aragón (y de España) es compatible con la visita a la localidad que lo alberga, consagrada al sector de servicios.
La cascada de La Requijada se encuentra muy cerca del Monasterio de Piedra 
Laura Uranga

Cascada de La Requijada, a casi hora y media de Zaragoza

El río Piedra es el responsable de esta hermosa cascada, que aparece en una zona pública poco de llegar al monasterio, en el municipio zaragozano de Nuévalos. Bajo sus aguas, un pequeño y tranquilo lago surge entre las choperas, y hace las veces de piscina para todo aquel que desee probar el baño. Es una buena opción tras visitar el Monasterio de Piedra que se encuentra a tan solo un kilómetro de distancia. La autovía A-2 es la que lleva a Nuévalos desde Zaragoza, en un trayecto en este caso algo más largo de una hora.

Etiquetas
Comentarios