Aragón
Suscríbete por 1€

tribunales

¿Cuáles han sido los juicios más mediáticos en la historia reciente de Aragón?

La expectación ante el interrogatorio a Igor el Ruso hace recordar a la del crimen de Fago o el juicio civil por el accidente del Yak-42. El mes que viene comenzará en Madrid el proceso contra el rey del Cachopo, que fue detenido en Zaragoza.

Los periodistas gráficos se arremolinan ante la llegada de Norbert Feher.
Los periodistas gráficos se arremolinan ante la llegada de Norbert Feher.
Jorge Escudero

Los sucesos siempre han atraído a la audiencia. Fago tuvo hasta su propia serie de televisión y sobre el crimen del denominado Rey del Cachopo se graba ahora una ficción sonora en Spotify. Las imágenes vividas ayer a la llegada de Igor el Ruso a la Audiencia Provincial de Teruel evidencian la expectación mediática de este tipo de vistas: decenas de cámaras agolpados a las puertas, perímetros de seguridad, coches con cristales tintados y algún que otro curioso observando impávido el remolino de periodistas. ¿Cuáles han sido los juicios más mediáticos en la historia reciente de Aragón? ¿El hecho de que exista tanta expectación puede alterar su normal funcionamiento?

Hasta la fecha el récord de profesionales acreditados para cubrir un juicio en la Comunidad aragonesa lo ostenta el crimen de Fago, para el que hubo que construir -incluso- un ‘pabellón de la prensa’ de 144 metros cuadrados en mitad de la céntrica plaza de Luis López Allué de Huesca. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón acreditó a un total de 190 profesionales pertenecientes a 32 medios de comunicación locales, regionales y nacionales, si bien no asistió -salvo de forma puntual- ningún medio extranjero. Hasta la ciudad de Huesca se desplazaron 35 unidades móviles de espacios informativos y en el citado ‘pabellón de la prensa’ se instalaron 4 pantallas de televisión y equipos de audio para seguir las ocho sesiones programadas segundo a segundo.

inicio del montaje para el juicio de fago en la plaza lopez allue de huesca / Foto de Javier Blasco / 12-11-09[[[HA ARCHIVO]]]
El montaje del 'pabellón de la prensa' en la plaza de López Allué en 2009.
Javier Blasco

La vista oral por el asesinato de Fago se convirtió en el juicio más mediático de los últimos años celebrado en Aragón, porque -según los profesionales- el tirón de los crímenes es muy superior al de cualquier otro tipo de delito. Así, por ejemplo, aunque la Operación Molinos y las corruptelas de La Muela también estuvieron muy presentes en los informativos nacionales, la cobertura mediática del juicio -muy prolongado en el tiempo- fue bastante menor. De hecho, si el interés se midiera por el número de medios acreditados, la referencia inmediatamente anterior sería el primer juicio civil por el trágico accidente del Yak-42, que se celebró en una sala de congresos de la Feria de Muestras de Zaragoza en enero de 2006. En aquella ocasión, se tuvo que trasladar fuera del edificio judicial ya que entre los familiares de las 62 víctimas y los periodistas acreditados, se superaron con creces los 200 asistentes.

El juicio contra Norbert Feher, presunto autor del triple asesinato de Andorra en 2017, tiene muchos elementos que hacen que sea de interés de toda España y fuera de ella: hay 23 medios acreditados, además de la televisión pública italiana, que también lo está cubriendo. “Es significativo por el lugar donde ocurre, una zona despoblada. Seguramente este crimen no hubiese sido posible en pueblos de Madrid o Valencia, donde la Guardia Civil tiene menos terreno que abarcar”, explicaba recientemente Manuel Marlasca. El periodista especializado en sucesos acaba de publicar el libro ‘Territorio negro’, en el que recorre trece crímenes del siglo XXI e incluye también una referencia a otro caso aragonés que ha estado en el foco mediático recientemente: el crimen de Pedrola, que a nivel nacional se le conoce como ‘los crímenes de Badoo’. Sobre el caso de Igor el Ruso destaca también lo insólito de los asesinatos y la posterior captura del pistolero, pues Teruel es una de las provincias españolas con menor tasa de criminalidad del país (17,7 por cada mil habitantes, según la Delegación del Gobierno).

Para el juicio civil tras la tragedia del Yak-42 se habilitó la Feria de Muestras en 2006.
Para el juicio civil tras la tragedia del Yak-42 se habilitó la Feria de Muestras en 2006.
Guillermo Mestre

En otras ocasiones, más que el hecho que se juzga lo noticioso o lo que genera más atención es lo que rodea al juicio o el juicio en sí mismo. Fue lo que sucedió el 11 de diciembre de 1996, en un proceso contra Jesús Dones Gil, cuando se estrenaron en Aragón los juicios con jurado popular. Nueve ciudadanos de a pie, sin conocimientos en Derecho, tuvieron que emitir, por primera vez, un veredicto, y han sido muy pocos los casos en los últimos 27 años en los que el TSJA o el Supremo ha tenido que corregir al jurado. También cuando esto sucede los medios se hacen un enorme eco o cuando se pone en cuestión el procedimiento como sucedió recientemente con otro juicio que traspasó las fronteras provinciales como el de Rodrigo Lanza, por la muerte de Víctor Laínez, esto es, el llamado crimen de los tirantes. En aquella ocasión se repitió el juicio y la defensa llegó a pedir un tercer juicio, aunque finalmente el TSJA ha rechazado el recurso de Rodrigo Lanza, que fue el pasado mes de marzo condenado a 20 años de cárcel.

Otro de los juicios que más interés mediático ha despertado recientemente es el motivado por la muerte violenta de la pequeña Naiara, que se celebró en la Audiencia de Huesca, dado que los hechos se produjeron en Sabiñánigo. El TSJA confirmó recientemente la pena de prisión permanente revisable a Iván Pardo como asesino de la pequeña, en la que suponía la primera condena de este tipo en Aragón. De hecho, en el presente juicio contra Norbert Feher se podría dictar la segunda condena a prisión permanente en la Comunidad, dado que es lo que solicita la Fiscalía para el presunto autor del triple asesinato. La misma pena pide también la acusación del juicio contra el conocido como el Rey del Cachopo, César Román, que se celebrará en Madrid a partir del próximo 10 de mayo. Aunque el crimen de Heidi Paz, de apenas 25 años, sucedió en la capital de España, el hecho de que Román fuera detenido en un restaurante de Zaragoza en el que ejercía de cocinero hará que, por unos días, el revuelo mediático regrese al bar Gerardo.

Aunque con este inventario de tribunales pudiera parecer que Aragón es tierra de crónica negra y crímenes atroces, lo cierto es que no reúne más juicios llamativos para los medios que otras Comunidades. El botón de muestra es que Netflix emitió el año pasado un documental sobre el caso de Alcasser, el crimen de Míriam, Toñi y Desirée en 1992, que la eclosión de la televisión privada convirtió en espectáculo. También casos como los de Marta del Castillo, La Manada o la pequeña Asunta ocuparon minutos y minutos en programas de televisión, azuzados por el interés de la audiencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión