Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Las andanzas del Rey del Cachopo, en un podcast de Spotify por capítulos

La serie incluye una entrevista a César Román desde la cárcel del Soto del Real.

El Rey del Cachopo, junto a Heidi Paz.
El Rey del Cachopo, junto a Heidi Paz.
Europa Press

César Román se escondía bajo una identidad falsa en un bar del zaragozano barrio de Delicias, donde fue detenido en octubre de 2018, dos meses después de que se hallaran los restos de su novia Heidi Paz, inmigrante hondureña de 25 años, en una maleta de una nave industrial al sur de Madrid.

El madrileño de 49 años, conocido como el Rey del Cachopo, permanece desde entonces en prisión en Soto del Real a la espera de ser procesado. 

Las andanzas del Rey del Cachopo se incluyen en un podcast que ha producido Spotify dirigido por Daniel Higueras y que verán la luz en varios capítulos. Entre el material inédito que se publicará en las entregas figura una llamada telefónica de César Román desde su celda en la que cuenta cómo es su vida en prisión. Como bien se sabe desde antes de que fuera acusado de asesinato, nunca ha ocultado su afán por llamar la atención.    

Dentro de un mes, se escribirá un nuevo capítulo de la inquietante historia del madrileño: el del juicio popular que decidirá si cree su versión exculpatoria o ratifica su condena. Se tara de un pleito que se celebrará a partir del 10 de mayo en la Audiencia Provincial de Madrid- Ese momento también lo captarán los últimos episodios del podcast de Spotify y será una nueva ocasión para que César Román sume minutos de fama.  

Los primeros capítulos reconstruyen la intrincada vida del Rey del Cachopo, quien ha dejado huella allá por donde ha pasado, y no siempre buena. Así, César Román vivía en Madrid, en la zona de Embajadores, donde puso en 2016 su primer negocio. Se trataba de 'A Cañada' un restaurante con comida del norte de España y cuyo plato estrella era el cachopo, por el que empezó a recibir ese apodo, a ganar mucho dinero y a hacerse famoso. Según diversas informaciones, en apenas año y medio abrió cinco locales e impulsó una franquicia. Hasta que empezó a caer en la quiebra y fue acumulando deudas.

Después conoció a Heidi y, tras su desaparición, recaló en Zaragoza, donde tiene familiares. "Yo soy el que están buscando", dijo cuando los agentes de la Policía Nacional entraron en Casa Gerardo, el bar de Delicias en el que trabajaba como cocinero después de presentarse a una oferta de trabajo. Se hacía llamar Rafael Rujano Contreras, alias Txiki, el nombre al que se dirigían las nóminas.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión