Zaragoza

El Rey del Cachopo: la historia de su detención en Zaragoza, paso a paso

Esta noche un programa de televisión nacional mostrará momentos no difundidos hasta ahora del trabajo policial del 16 de noviembre en el bar Casa Gerardo de Zaragoza donde se detuvo al Rey del Cachopo.

El Rey del Cachopo llevaba dos meses trabajando en un bar de Las Delicias
Guillermo Mestre

Esta noche se airearán en un programa de televisión nacional imágenes no difundidas hasta ahora de la detención en Zaragoza del llamado 'Rey del Cachopo', César Román. El conocido hostelero es el principal sospechoso del asesinato de su última pareja, la hondureña Heidi Paz Bulnes, de 25 años, y fue detenido el pasado 16 de noviembre en el bar Casa Gerardo, situado en la calle Italia del barrio de las Delicias, donde llevaba trabajando unas semanas. Raquel Contreras, la dueña del establecimiento, alertó a la policía en la mañana de aquel día tras ver en televisión una noticia sobre la aparición del cadáver de Heidi Paz y el paradero desconocido de Román. En las imágenes se observa a la perfección como el Rey del Cachopo se paseaba por el restaurante, hablaba con los clientes tranquilamente sin miedo a que le descubrieran, al contrario de lo que se ha relatado hasta ahora.

El detenido consiguió trabajo como cocinero en este bar zaragozano tras presentar una documentación falsa, que le identificaba como Rafael Rujano Contreras, alias 'Txiki', cocinero venezolano de ascendencia aragonesa.

Cuando se produjo la detención, Román estaba irreconocible; barba, cabeza afeitada y diez kilos menos. Más complicada de disimular era su corta estatura (1,52 metros) y cuando el primer agente entró en la cocina de Casa Gerardo, no opuso resistencia y reconoció ser César Román. Se alojaba con una familia dominicana (una madre y un hijo) en un piso de la calle Portugal 18-20; allí alquiló una habitación, por la que pagaba 250 euros.

Después de pasar por la cárcel de Zuera fue trasladado a Madrid; la jueza de Instrucción número 32 de Madrid acordó prisión provisional comunicada y sin fianza para él, y automáticamente se produjo su ingreso en la cárcel madrileña de Soto del Real.

César Román es un caso sorprendente de popularidad. Aunque lo del Rey del Cachopo es un título que se puso a sí mismo, y que intentó reforzar con galardones de dudosa validez, lo cierto es que durante un par de años consiguió aparecer en todas partes como un personaje de la restauración. No obstante, ya pesaban sobre él todo tipo de dudas debido a su carácter, y tenía antecedentes policiales por lesiones, estafa, violencia de género y quebrantamiento de condena.

Cronología de la detención del Rey del Cachopo
15 de noviembre

El Rey del Cachopo se convirtió oficialmente en uno de los presuntos delincuentes más buscados de España. Horas antes, la Policía Científica había confirmado las sospechas iniciales de los investigadores: el torso que apareció el 13 de agosto dentro de una maleta en una nave de Usera (Madrid), alquilada por Román, era el de Heidi Paz Bulnes, de 25 años, la última novia del hostelero.

16 de noviembre

La detención. Raquel Contreras, propietaria del restaurante Casa Gerardo de Zaragoza avisó de la presencia del fugitivo en su cocina. De casualidad, vio la fotografía de César Román en un programa de televisión y lo reconoció como el cocinero que había llegado a su negocio pidiendo trabajo en el mes de septiembre. A pesar de que el Rey del Cachopo había cambiado bastante su aspecto físico con respecto a las fotografías que estaba viendo en televisión, la mujer no tuvo dudas y enseguida llamó al 091. La dueña de Casa Gerardo contó que tuvo que aguantar unos 40 minutos antes de la detención haciendo como si no pasara nada cuando ya era consciente de que su empleado era un hombre buscado por asesinato. Dice que, una vez arrestado, se despidió de todos y dio las gracias. "Me dio la mano y sentí como si me la diera el padrino", aseguró a HERALDO. La detención causó sorpresa entre los vecinos y parroquianos del restaurante.

Registraron la vivienda que compartía con otras tres personas, que se encuentra a 200 metros del bar donde trabajada. El registro se produjo a las 20.15, cuando llegó su abogado defensor, Javier Notivoli, y duró 45 minutos.

17 de noviembre

César Román pasa su primera noche en la cárcel. "Ya se lo esperaba", dijo su abogado pocos minutos después de que le fuera notificado el auto de ingreso en prisión. El Rey del Cachopo no declaró y le dijo a su abogado que es inocente.

El hostelero detenido ingresó en el centro penitenciario de Zuera sobre las 21.30, que estaba inmerso en una jornada de huelga como el resto de las prisiones. Entró en el módulo de ingresos y, como todos los presos su primera noche, estuvo acompañado por un interno de apoyo. Román ya había ingresado alguna vez en una cárcel porque su nombre figuraba en el NIS, el fichero de registro de las personas que han pasado por prisión.

18 de noviembre

El preso César Román pasó su segunda noche en la cárcel de Zuera en virtud de la orden de búsqueda internacional dictada en el Juzgado de Instrucción 32 de Madrid.

20 de diciembre

El Rey del Cachopo se enfrenta con la principal carga de prueba que tiene la Policía por el asesinato de su novia, Heidi Paz Bulnes. La investigación sitúa al hostelero en el lugar del crimen poco después de la desaparición de la víctima. Un taxista reconoció a la Policía que llevó el pasado 5 de agosto al Rey del Cachopo a la nave del barrio de Usera de Madrid, donde aparecieron los restos de la víctima calcinados ocho días después. La huelga de los trabajadores de la prisión de Zuera obligó a paralizar durante una hora el traslado a Madrid del preso César Román, conocido como el Rey de Cachopo.

César Román se negó a declarar ante la juez de instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, aunque defendió su inocencia en los pasillos del juzgado. "Soy inocente. No he matado a nadie", dijo.

Etiquetas
Comentarios