Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La jueza envía a la cárcel de Zuera al Rey del Cachopo por el asesinato de su novia

El principal sospechoso del crimen de la joven Heydi Paz B. será trasladado a Madrid antes de 72 horas. El hostelero no declaró ayer y le dijo a su abogado que es inocente.

César Román, en la parte trasera del primer coche, ayer, llegando al juzgado de guardia.
César Román, en la parte trasera del primer coche, ayer, llegando al juzgado de guardia.
Oliver Duch

César Román Viruete, ‘el Rey del Cachopo’, pasó este sábado su primera noche en la cárcel. "Ya se lo esperaba", dijo su abogado pocos minutos después de que le fuera notificado el auto de ingreso en prisión. El hostelero detenido como principal sospechoso del asesinato de su novia, la joven hondureña Heydi Paz B., ingresó en el centro penitenciario de Zuera a última hora de este sábado.

La magistrada Nicolasa García Roncero, titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Zaragoza, dictó en funciones de guardia prisión preventiva para el Rey del Cachopo en virtud del auto de busca y captura internacional y puesta a disposición judicial elaborado por su homóloga en el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, Rosario Freire Pérez, quien investiga desde el pasado verano el crimen de Heydi Paz B.

La magistrada de la capital aragonesa no tomó declaración al hostelero arrestado porque, según precisó el abogado del investigado, Javier Notivoli, la orden del juzgado madrileño no contemplaba la comparecencia. Freire Pérez decretó el 14 de noviembre que cuando el Rey del Cachopo fuera detenido, debía ser puesto a disposición de su juzgado tan rápido como fuera posible para ser interrogado como presunto autor de un delito de asesinato.

La comparecencia de Román Viruete en los juzgados de Madrid se producirá, con toda probabilidad, antes del próximo martes. Así lo indicó su abogado, que este sábado explicó que la estancia de su representado en la cárcel de Zuera será breve porque la ley contempla que los detenidos en las circunstancias del hostelero (en una localidad distinta a la que se cometió el delito que se le imputa al detenido y, por tanto, bajo otra jurisdicción) declaren ante el juzgado que les busca "a la mayor brevedad posible".

La jueza envía a la cárcel de Zuera al Rey del Cachopo

Toma de pruebas en la Policía

Este sábado fue una jornada intensa para César Román, que fue detenido hacia las 11.30 del viernes en el restaurante de Las Delicias en el que trabajaba como cocinero desde el mes de septiembre, después de que la propietaria del establecimiento viera en la televisión que era un fugitivo.

El detenido llegó poco después del mediodía del sábado a las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, en el paseo de María Agustín. Fue trasladado desde los calabozos de la comisaría del Actur, donde pasó la noche del viernes. En Jefatura, los agentes del grupo de Homicidios intentaron, en vano, tomar declaración al Rey del Cachopo, que se acogió a su derecho a no declarar. Aunque su abogado no confirmó este extremo -el hecho de que la causa esté declarada secreta le impide por ley hacer cualquier manifestación pública relacionada con el caso-, esta circunstancia se infiere porque el Rey del Cachopo apenas estuvo una hora en las dependencias de la Jefatura.

Durante este tiempo, la Policía Científica le tomó muestras de ADN, recogió sus huellas dactilares y le realizó fotografías para la ficha policial. Durante estos trámites, el detenido se mostró "colaborativo y cordial", según informó su abogado, que pudo hablar y reunirse con su representado.

"Conoce los hechos que se le imputan y él me asegura que es total y absolutamente inocente", señaló Notivoli ante el numeroso grupo de periodistas (varios de ellos trasladados desde Madrid, donde el 13 de agosto apareció el torso la joven hondureña tras un incendio provocado en una nave industrial) que se había congregado a las puertas de la Jefatura.

Ya por la tarde, poco antes de las 17.00, Román Viruete fue conducido a la Ciudad de la Justicia. A esa hora, todo estaba previsto para que el Rey del Cachopo pasara ante la jueza de guardia a lo largo de la tarde. Notivoli reconoció que teniendo en cuenta que no conocía ningún detalle del sumario del caso, la recomendación que le había hecho a su cliente era acogerse a su derecho a no declarar. Cuando la magistrada Nicolasa García leyó el auto de su compañera, vio que era tan clara la orden de remitirlo a Madrid que ni siquiera le dio opción a prestar testimonio.

"Haya lo que haya (en el sumario), tendrá una explicación para todo, porque él no ha matado a nadie", apuntó Notivoli cuando abandonó el juzgado, pasadas las 20.00. "A mí me repite continuamente que está afectado por la muerte de Heydi", abundó.

Una de las muchas incógnitas que rodean al Rey del Cachopo, y que tendrá que explicar a la jueza instructora, es por qué desapareció de Madrid hace cuatro meses, ya que este sábado su abogado dijo que no ha habido tal fuga. "Eso es otra historia", zanjó sin más detalles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión