Despliega el menú
Zaragoza

La Policía Nacional busca respuestas al crimen de la novia del Rey del Cachopo tras su arresto en Zaragoza

Su detención se precipitó tras la identificación este jueves de parte del cadáver de Heidi Paz Bulnes. La mujer que le contrató como cocinero en un bar de Zaragoza avisó a la Policía tras reconocerle por televisión. La Policía registró este viernes su piso en busca de pruebas. Esta previsto que este sábado preste declaración.

La Policía Nacional busca respuestas al crimen de la novia del Rey del Cachopo tras su arresto en Zaragoza
La Policía Nacional busca respuestas al crimen de la novia del Rey del Cachopo tras su arresto en Zaragoza

La Policía Nacional puso fin este viernes a casi cuatro meses de huida de César Román Viruete, el empresario conocido como 'El Rey del Cachopo'. Es el principal sospechoso del asesinato de su última novia, la hondureña de 25 años Heidi Paz Bulnes, pero todavía quedan muchos cabos sueltos en la investigación.

Parte del cuerpo de Heidi, que fue mutilado tras su asesinato, apareció el pasado 13 de agosto en una nave de Madrid que Román Viruete había alquilado para el que iba a ser el sexto de los restaurantes de su emporio gastronómico, ya en ruina. Desde el 30 de julio, solo una semana después de que se denunciara la ausencia de su pareja, nada se sabía del paradero del empresario y fue precisamente la confirmación de la identificación del cadáver de la joven este jueves la que precipitó su arresto en Zaragoza.

La noticia corrió por periódicos y televisiones con fotografías de su rostro  como el principal sospechoso del crimen. Tanto es así, que la mujer que le dio trabajo hace dos meses en Zaragoza le reconoció y no dudó en avisar a la Policía.

El Rey del Cachopo llega a comisaría

Raquel Contreras, dueña del bar 'Casa Gerardo' de la calle Italia en el barrio de Delicias alertó de que el huido trabajaba como cocinero en su establecimiento. Ella misma le había contratado a mediados de septiembre, cuando le presentó un currículum con una identidad igualmente falsa: la de Rafael Rujano Contreras, alias Txiki. Siguiendo con las mentiras, el detenido se había presentado como un cocinero procedente de Maracaibo, Venezuela, con ascendentes aragoneses. Contreras aseguraba este jueves que, a pesar de su falta de destreza con los fogones, finalmente le contrató y no tuvo problema para darle de alta en la Seguridad Social con la falsa identidad que Román se había procurado.

Dicen los agentes que lo detuvieron que el empresario estaba "irreconocible", tanto que un primer policía (disfrazado de repartidor de madejas) que se infiltró en la cocina para confirmar su identidad no pudo asegurar que realmente se tratara de él. Con diez kilos menos, pelo rapado casi al cero y una espesa barba, no quedaba nada del engolado empresario que hace solo unos meses lucía su desparpajo por la capital de España. Eso sí, ni su desaliñada vestimenta ni la gorra perpetua que lucía fuera del restaurante podía ocultar su seña de identidad más destacada, su corta estatura de apenas 1,52 metros.

Cuando los funcionarios irrumpieron en la cocina, Román ni se inmutó. No intentó huir. Tampoco trató de esconder su identidad. Esta vez no. "Sí, soy yo al que buscan", dijo el hombre que desde el jueves por la mañana se había convertido en el criminal más buscado de España. "Gracias por todo", se despidió de su jefa cuando los agentes se lo llevaron esposado en dirección a la jefatura de Zaragoza.

Varios interrogantes

El Rey del Cachopo se enfrentará a los cargos por un posible asesinato pero todavía hay muchos interrogantes en la investigación. 

Tras pasar la noche en el calabozo de la Jefatura Superior de Policía de Zaragoza, esta previsto que este sábado se le tome declaración. Así lo informó su abogado, Javier Notivoli, tras el registro que la Policía Nacional efectuó a última hora de la tarde de este jueves en el piso compartido en el que ha vivido estos meses en Zaragoza, ubicado en la calle Portugal 18-20, en busca de pruebas.

En declaraciones a los medios, el abogado explicó que el registro fue ordenado por el Juzgado de Guardia de Zaragoza que ha practicado las diligencias pertinentes tras la detención de Román.

Durante dicho registro la Policía tomó las fotografías e hizo las grabaciones que consideró convenientes para la investigación, e intervino una serie de documentos.

"Está tranquilo", manifestó su abogado y avanzó que se le tomará declaración "previsiblemente" en Zaragoza, si bien ha puntualizado que el caso lo lleva un juzgado de Madrid. No hay acusación formal, añadió, y su condición es la de investigado por un presunto delito de asesinato.

Sobre el tipo de vida del Rey del Cachopo durante los últimos meses únicamente subrayó que en Zaragoza "no tiene grandes contactos". 

Los agentes de Homicidios confían que Román confiese el asesinato de su novia o, cuanto menos, su involucración en el mismo o aporte alguna pista sobre el paradero del resto del cuerpo de la asesinada, ya que solo ha aparecido su tronco dentro de una maleta. Al torso le habían cortado los pechos, práctica habitual de los "asesinos profesionales" cuando hay implantes de silicona ya que éstos suelen llevar un código que facilita la identificación en poco tiempo. El o los asesinos se habían esmerado. La maleta, junto a un gran charco de sangre, había sido rociada con un líquido acelerante y los restos habían sido cubiertos de cal viva.

La tesis de que pueda tratarse de un ajuste de cuentas de un tercero a la novia del empresario debido a las deudas de éste pierde peso, según fuentes de la investigación. Los mandos de la Policía Judicial recuerdan que El Rey del Cachopo no ha dado señales de vida desde que su novia fuese descuartizada a pesar de conocer de sobra la noticia. Y no solo eso, sino que ha hecho de todo por ocultarse y ocultar su identidad.

Etiquetas
Comentarios