Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

niños, amigos y demás familia

'Mañópolis', un juego de mesa sobre la historia de Zaragoza

Tres jóvenes con vínculos en Tauste son los creadores de ‘Mañópolis’, un juego que repasa las diferentes etapas de la historia de la capital aragonesa y cuya moneda de cambio son los "cachirulos".

El juego de mesa Mañópolis, una propuesta que repasa la historia de Zaragoza.
El juego de mesa Mañópolis, una propuesta que repasa la historia de Zaragoza.
Mañópolis.

Una celebración de Navidad en Tauste, entre amigos, con el juego Hotel encima de la mesa. Ese fue el contexto en el que nació Mañópolis, una forma de conocer la historia de la ciudad, pero sin salir de casa. Los padres de este juego de mesa tan aragonés, con tintes del Trivial y del Hotel, son los ingenieros Carlos Pelegay, residente en Múnich, su amigo Ángel Oliver, que vive en Madrid, y la madrileña Cristina Mato, profesional del marketing. Han ideado todo, desde las reglas hasta el diseño de la caja.

Todo comenzó con unos bocetos. "Al principio pensamos en hacerlo solo para los amigos de Tauste, pero ya que estábamos creamos una cuenta de Instagram para documentar el proceso y para tener la historia de cómo surgió", relata Pelegay. Etiquetar las fotografías bajo el 'hashtag' "Zaragoza" hizo que algunas cuentas se interesaran en el proyecto cuando todavía era un prototipo, tanto que las primeras figuras eran de arcilla. Conforme han pasado las semanas lo han profesionalizado más y ahora las miniaturas están elaboradas por impresoras de 3D.

Hace un par de meses ya comenzaron a recibir los primeros mensajes: "Tengo el cumpleaños de mi hijo, ¿dónde lo puedo comprar? Además, también nos propusieron incluir preguntas nuevas, como del Santo Entierro". La colaboración ciudadana también se reflejó en la elección de la ficha que recorre el tablero. "Los seguidores dieron su opinión. Unos plantearon que adoquines con la Virgen del Pilar, otros un busto de Goya… y al final ganó la propuesta de la silueta del león", indica Carlos.

Las fichas de Mañópolis, el juego creado por dos taustanos y una madrileña.
Las fichas de Mañópolis, el juego creado por dos taustanos y una madrileña.
Mañópolis

Visto el interés generado en las redes sociales decidieron darle un "acelerón". Así que estos jóvenes aprovecharon para darle un empujón a las redes sociales y también para probar el juego con sus amigos. Así, han jugado desde Múnich, Madrid o Zaragoza a través de la 'webcam'.

"Pasar por el Banco de España, que está situado en la plaza de España, supone conseguir 1.000 cachirulos"

En este juego el cierzo te puede cambiar de casilla del tablero, usando el río Ebro como camino e ir de una estación a otra en cuestión de segundos, y la moneda de cambio son los 'cachirulos'. Gracias a ellos se pueden adquirir las diferentes propiedades y construir los edificios por fases, por ejemplo, se puede alzar la Basílica del Pilar en cinco pasos: la nave central y las cuatro torres. Además de construcciones como estas, los jugadores deben conseguir diferentes hitos, tres por cada una de las etapas sobre las que versa el juego. En la Edad Antigua los objetivos son el foro, el teatro romano y las murallas. "Pasar por el Banco de España, que está situado en la plaza de España, supone conseguir 1.000 cachirulos", detalla el taustano. El Mercado Central, la iglesia de San Pablo o la Aljafería son otros de los enclaves zaragozanos representados.

Algunas de las fichas del juego de mesa Mañópolis.
Algunas de las fichas del juego de mesa Mañópolis.
Mañópolis

A raíz de las partidas de prueba surgieron los primeros contratiempos. "Uno de los desafíos que nos encontramos es la ubicación de los hitos y de las construcciones, ya que la mayoría se descubren en la margen derecha y en la zona del Casco Histórico", considera Pelegay. Otro de los aspectos que han tenido que afinar son las preguntas que se deben acertar, 180 en total. "Se pusieron en contacto con nosotros dos chicos, un historiador del arte y un geógrafo e historiador, que nos han ayudado con la formulación de las cuestiones y las respuestas", cuenta Carlos.

¿Quién gana? La persona que haya conquistado los hitos de dos de las tres épocas o quien no se haya arruinado. La realidad de materializar este proyecto cada vez está más cerca de llegar a la casilla final. "Hablando con varios proveedores que nos dijeron que si no se hacían unas 60 unidades era algo inviable -explica Pelegay-, así que planteamos hacer un 'crowdfunding' y ya supera los 2.000 euros". Además, estos jóvenes aseguran que ya tienen 25 juegos reservados.

"En Aragón nos vendemos un poco mal", considera Pelegay. Esta es una propuesta para valorar que hasta en un juego de mesa, sea quien sea el campeón, puede ganar la tradición y la historia de Zaragoza, pero tal vez de Aragón porque no dudan en ampliar la versión. 

Etiquetas
Comentarios