Despliega el menú
Ocio y Cultura

Fran Díaz, el aragonés que ha enseñado estrategia a los militares norteamericanos

Su juego de mesa ‘Polis’ ha entrado en las aulas del Marine Corps War College y va a ser reeditado por Devir en los próximos meses 

Fran Díaz, junto a la caja, el tablero y los principales elementos de 'Polis'
Fran Díaz, junto a la caja, el tablero y los principales elementos de 'Polis'
Oliver Duch

Devir, la que quizá sea la mejor editorial del mundo de juegos de cartas y de mesa (en su catálogo figuran referencias tan conocidas como ‘Magic’, ‘Dungeons & Dragons’, ‘Catán’ o ‘Carcassonne’) prepara para los próximos meses el lanzamiento internacional de ‘Polis. Lucha por la hegemonía’, un juego de estrategia ambientado en la Guerra del Peloponeso, que libraron Atenas y Esparta en el siglo V antes de Cristo.

La cosa no tendría más enjundia si no fuera porque ‘Polis’ es un juego español –la crítica especializada asegura que es el mejor diseñado en la Península Ibérica en la última década– y porque le cabe el honor de haber entrado en las aulas de una de las academias militares más selectas del mundo, el Marine Corps War College, institución que prepara a oficiales ‘senior’ del ejército norteamericano y que, instalada en Virginia, es conocida como ‘el West Point del Sur’.

Y no tendría más enjundia, tampoco, si no fuera porque su diseñador es aragonés. Se llama Fran Díaz, nació en Zaragoza en 1980, estudió arquitectura y es gerente de promoción del grupo LOBE, empresa aragonesa del sector inmobiliario.

‘Polis’ es el primer juego que ha diseñado. Lo publicó en 2012 la editorial española Asylum Games (en edición bilingüe español/inglés). En 2013 llegó la edición alemana (Pegasus Spiele) y en 2014 la exclusivamente inglesa (Mercury Games). En total, 7.000 unidades. Y desde entonces está prácticamente agotado. Hoy sigue siendo el número uno del ránkin español de juegos de mesa en la modalidad 'war games', y a nivel mundial se sitúa en el 56. Todo esto ha llevado a Devir a lanzar una nueva edición, con diseño e ilustraciones renovadas. Pero, ¿cuál es el secreto del triunfo?

‘Polis’ es un juego de control geográfico y gestión de recursos en el que cada contendiente asume una de las dos grandes potencias griegas de la época: Esparta y Atenas. Los jugadores, a lo largo de cuatro rondas, tienen que expandir su poder (por la fuerza o por la compra) para alzarse con la victoria.

«Es un juego de desarrollo, en el que no gana quien más se expande, sino el que sabe gestionar mejor lo que tiene –señala Fran Díaz–. De hecho, creo que una de sus características más destacadas es precisamente que desde el inicio de cada partida el juego pone a cada jugador en una situación de escasez tal, que ninguno tiene nunca los recursos necesarios para hacer lo que le gustaría. En eso sigue el curso de la historia, porque la Guerra del Peloponeso fue una guerra de supervivencia y los dos bandos la terminaron más debilitados que cuando la iniciaron».

‘Polis’ es para dos jugadores y la partida tiene una duración media de 90 minutos. El juego incluye un dado, aunque la influencia de la suerte es mínima. ¿Eso quiere decir que gana siempre Esparta?

«Depende del tipo de jugador que seas –subraya Fran Díaz–. Los novatos tienden a utilizar una estrategia muy militar y por eso dicen que es más fácil ganar con el bando de Esparta;los jugadores veteranos, sin embargo, suelen aplicar la estrategia a la gestión de recursos, y por eso prefieren Atenas. En ‘Polis’ tiene ventaja el que lo conozca bien y haya jugado mucho. Ganará sí o sí».

Díaz se confiesa admirador de diseñadores como Martin Wallace (‘Age of Steam’, ‘Struggle of Empires’, ‘Princes of the Renaissance’). No pertenece a ningún club ni está en ningún grupo de juego. ‘Polis’ fue su primera creación’. Y le ha sonreído el éxito.

«Creo que no se parece a ningún otro y que es fácil entender su mecánica y empezar a jugar. No me gustan los juegos que plantean excepciones a las normas y que te obligan a consultar las reglas una y otra vez. Quizá el secreto del éxito esté en la forma que tengo de trabajar. La mayoría de los diseñadores parten de una mecánica básica y van enriqueciendo el juego. Yo lo hago al revés: creo un juego monstruo y poco a poco lo voy depurando y simplificando hasta dar con lo que busco».

Díaz ha diseñado también ‘Never Surrender’, un juego de mesa para tres jugadores ambientado en la Segunda Guerra Mundial. Está aún en fase de desarrollo pero se sabe que lo publicará Doit Games. 

Militares norteamericanos aplicando nociones de estrategia durante una partida de 'Polis'
Militares norteamericanos aplicando nociones de estrategia durante una partida de 'Polis'
James Lacey

Y su éxito en las aulas militares norteamericanas lo cuenta James Lacey, profesor de Estudios Estratégicos del Marine Corps War College, en la revista especializada ‘War on the Rocks’.Hace unos años, para su clase a los oficiales ‘seniors’ del ejército estadounidense, preparó diapositivas, textos históricos y la relectura de Tucídides. Descubrió que «los estudiantes habían hecho las lecturas, escuchaban mi conferencia, miraban las diapositivas, hacían algunas preguntas superficiales y, sobre todo, miraban el reloj. Un día o dos después vi que la abrumadora mayoría de ellos apenas recordaba nada». Y cambió el enfoque. Compró un ejemplar de ‘Polis’, amplió el tablero al triple de su tamaño y propuso el juego a sus alumnos. Los militares se enfrentaron a los mismos problemas que cinco siglos antes de Cristo: «la necesidad de Atenas de obtener el trigo de Sicilia, la crucial importancia de bloquear el istmo de Corinto o qué podrían haber hecho con más de dinero. Por primera vez, los estudiantes examinaron las opciones estratégicas de la Guerra del Peloponeso dentro de las restricciones que limitaban a los bandos en esa lucha». Para sorpresa de Lacey, cuatro de los cinco equipos atenienses atacaron Siracusa. Cometieron el mismo error que llevó a Atenas a la derrota. 

Etiquetas
Comentarios