Despliega el menú
Aragón

aragón

Una decena de localidades siguen aisladas y 2.000 personas continúan sin luz

Led de carreteras presenta todavía complicaciones y el temporal se ha trasladado al Pirineo. La DGA y la UME continúan trabajando entre críticas de los municipios incomunicados.

Nevada en Castelvispal, una pedanía de Linares de Mora (Teruel) que ha quedado incomunicada por la nevada.
Nevada en Castelvispal, una pedanía de Linares de Mora (Teruel) que ha quedado incomunicada por la nevada.
Meritxell Renard-Zafón

Más de una treintena de localidades de las provincias de Teruel y Zaragoza estuvieron aisladas por los efectos causados por la borrasca Gloria hasta última hora de este miércoles. El temporal, que mantuvo sin luz a más de 3.300 personas y varias poblaciones con problemas de abastecimiento, remite y solo una decena de localidades, todas de la provincia de Teruel, siguen aisladas a esta hora por los efectos de la borrasca Gloria.

A medio día de este jueves, 2.000 personas continúan sin luz en las provincias de Teruel y Zaragoza como consecuencia del temporal, 1.500 en la primera y 400 en la segunda, hasta donde Endesa ha movilizado 50 grupos electrógenos para garantizar el suministro. 

Situación grave en los pequeños núcleos

La situación en los pequeños municipios turolenses que todavía están sin luz no mejora, en Berge un núcleo cercano a Alcorisa los vecinos llevan más de 48 horas sin suministro eléctrico, con problemas para calentarse, cocinar o usar el agua caliente. Los familiares que viven fuera el pueblo se quejan de que no pueden contactar con sus padres, tíos o abuelos porque además de no haber luz para cargar el móvil tampoco hay cobertura. Las calles del pueblo se encuentran intransitables, siendo importantes también los desprendimientos sobre la carretera de acceso al pueblo.

Berge es un municipio que cuenta con varias con explotaciones ganaderas que, también "sufren las condiciones del temporal y de la dejadez a la que está sometido el pueblo, por lo que los animales tampoco pueden ser alimentados", explican los familiares.

Hasta última hora de este miércoles Aragón continuaba en nivel dos de emergencia, una situación que se mantiene a esta hora al haber todavía localidades incomunicadas, según explicó este miércolesla consejera de Presidencia, Mayte Pérez, al término de la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrado.

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, ha explicado que las poblaciones incomunicadas se concentran en el Jiloca y la zona que linda con la Cuenca Minera central. 

Las mayores afecciones se concentran en la parte alta del Jiloca, una zona "prioritaria" para la DGA y la zona que linda con la Cuenca Minera central con situación complicada especialmente en municipios como Loscos y Anadón. 

Las tareas realizadas este miércoles día y noche permitieron abrir al menos una vía de comunicación en gran parte de los 70 núcleos que amanecieron incomunicados. Los hay que, además, sufrieron problemas de abastecimiento, como Lledó.

Aunque la situación ha mejorado en la red principal de carreteras, la secundaria sigue presentando multitud de incidencias por la nieve, motivo por el que se solicitó ayuda a Fomento para despejar las vías autonómicas y provinciales. A última hora de este miércoles, más de 60 puntos presentaban complicaciones y ocho seguían intransitables, algo que se ha ido solucionando a lo largo de la mañana de este jueve. Esto hizo que volvieran a cancelarse la totalidad de las rutas escolares de la provincia de Teruel y se ampliase el número en la de Zaragoza. Unos 2.500 niños no pudieron ir este miércoles a clase, un problema que volverá a repetirse este jueves, ya que gran parte de las carreteras siguen en nivel rojo o amarillo.

Solo en la provincia de Teruel, la Guardia Civil tuvo que rescatar a 33 personas, auxiliar a otras 50 y liberar medio centenar de vehículos durante el temporal.Las fuertes nevadas han hundido, asimismo, decenas de cubiertas de granjas y naves industriales, además de los tejados de los pabellones de Escucha, Valderrobres, Cantavieja, Aguaviva, San Martín del Río y La Cuba.

Al operativo, en el que participan unos 200 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), se sumaron siete palas y hasta cuatro quitanieves. También se incorporó al Centro de Coordinación Endesa y Red Eléctrica, y este jueves lo hará Telefónica, que se ha reforzado en las últimas horas para resolver las incidencias.

Hasta 120.000 usuarios, entre empresas y particulares, de Teruel, Calatayud, Calamocha, Santa Eulalia y Cella sufrieron cortes intermitentes a raíz de una avería de Red Eléctrica. El servicio se recuperó de forma paulatina, aunque hubo localidades que tuvieron problemas durante todo el día.

Hay, además, a esta hora 2.000 personas que siguen sin luz, 1.500 en el Matarraña 400 en la provincia de Zaragoza. Endesa desplazó 18 grupos electrógenos hasta Teruel y una decena a los alrededores de Daroca, pero no pudo conectar la totalidad. En Ariño hay seis "atascados", y en Peñarroya de Tastavins, un grupo de gran potencia.

Durante toda la jornada también se siguió con especial atención la evolución de los ríos Matarraña y Guadalope por el deshielo

En primera persona: pueblos aislados a la espera de las quitanieves

Varios vecinos de Used despejan las carreteras con tractores y palas.
Varios vecinos de Used despejaron las carreteras con tractores y palas.
Mari Carmen Vicente

En algunos de los municipios afectadas por el temporal, como Used (Zaragoza), fueron los propios vecinos los que tuvieron que salir con palas y tractores a la calle para tratar de despejar el firme y ayudar a otras personas de la localidad que se habían quedado incomunicadas por la copiosa nevada de este martes. "Por aquí no hemos visto a la quitanieves. Estoy con la pala y el tractor por el pueblo porque la gente mayor no puede salir de casa ni para comprar el pan", contaba a Heraldo.es Fernando Sánchez, el alcalde de la localidad, que tiene unos 200 habitantes. 

El alcalde de Used: "Les digo a todos los vecinos mayores que ni se les ocurra ponerse malos, que si no no saldremos de aquí"
El alcalde de Valdelinares: "Nadie puede salir del pueblo y no sabemos qué hacer para que nos hagan caso"

A mediodía de este miércoles,  quince pueblos de Teruel seguían inaccesibles por carretera a causa de la nevada. La gran mayoría de ellos municipios situados por encima de los 1.200 metros de altura en las comarcas orientales de la provincia. El delegado territorial de la DGA, Benito Ros, señaló que la prioridad de los servicios quitanieves es garantizar al menos un acceso rodado viable a todos los pueblos.

Entre las localidades sin comunicación por carretera se encontraba Valdelinares, el pueblo más alto de España, con 1.690 metros sobre el nivel del mar. El alcalde, Pedro Garcia, manifiesta su inquietud porque “si hay alguna emergencia no se podrá salir”. García añade que ha contactado “con todo el mundo” en busca de una solución pero la localidad sigue aislada por carretera.

El alcalde criticaba que los servicios quitanieves han abierto el paso hasta las cercanas pistas de esquí pero no han despejado el ramal de un kilómetro que conduce hasta la población. “Nadie nos hace caso y ya no sabemos qué hacer”, se lamenta Pedro García.

Una vecina explicó que, habitualmente, los quitanieves que limpian el acceso a la estación invernal llegan hasta el Loreto situado a las afueras del casco urbano y, desde allí, es el Ayuntamiento el que se encarga de abrir el paso por las calles con una máquina excavadora. La misma fuente ha añadido que el Consistorio no dispone de recursos para despejar las calles y los accesos por carretera tras un temporal que ha dejado un metro de espesor de nieve y que alcanza los dos metros en los ventisqueros. Actualmente, residen en la localidad medio centenar de vecinos y hay también una veintena de turistas que no pueden abandonar el pueblo.

Turno de más de cuatro días en Más de las Matas

Lo que iba a ser un turno de fin de semana normal y corriente se convirtió para el doctor Michelot Lamarre y la enfermera Silvia Rico en un 'non stop' de trabajo, incomunicados en el centro de salud de Mas de las Matas. La localidad turolense quedó también aislada por los efectos de la borrasca Gloria y ambos profesionales no pudieron ser relevados de su puesto hasta la mañana de este miércoles, cuando por fin se abrieron las carreteras y la nieve dio un respiro. Mientras tanto, Lamarre y Rico se afanaron en cuidar y atender a los vecinos del municipio “como unos campeones”, a juicio de Pilar Borraz, la coordinadora del centro.

Tres días aisladas en Castelvispal

Nevada en Castelvispal, una pedanía de Linares de Mora (Teruel).
Nevada en Castelvispal, una pedanía de Linares de Mora (Teruel).
Meritxell Renard-Zafón
"Vinimos a celebrar San Antón con la familia y cuando quisimos recoger todo para marchar el domingo, ya no había salida"

En Castelvispal, una pequeña pedanía de Linares de Mora (Teruel), dos hermanas que trabajan en Tarragona llevan tres días aisladas por la nevada sin poder regresar al trabajo. Junto a ellas, el marido de una, su hijo y dos vecinos más del pueblo (Andrés y Santiago), que son quienes mantienen viva la tradición de la hoguera.

"Vinimos con la familia y unos amigos a celebrar San Antón, por eso de no perder las tradiciones; los amigos marcharon el sábado y nosotros quisimos apurar un poco más y aquí estamos. El domingo cuando quisimos recoger todo ya no había salida", contaba este miércoles Meritxell. Este jueves parece que todo va recobrando la calma, y según indican, podrán bajar desde Linares a abrir pista. "Hemos de agradecer a los del Ayuntamiento de Linares de Mora que hayan estado pendientes de nosotros todos los días", subraya esta familia. 

Carretera desde Nuévalos
Carretera desde Nuévalos

Cortes de luz y de agua

Muchos de los núcleos de población que permanecen aislados por el paso de la borrasca se quedaron también este miércoles también sin luz y sin teléfono por culpa del temporal. Los cortes de luz y de agua se sucedieron a lo largo de la mañana en varias localidades de Teruel y el sur de Zaragoza, donde quedan 300 clientes que siguen sin suministro eléctrico en la zona de Daroca, Gallocanta, Berrueco, Castejón de Tornos, Las Cuerlas y Santed.

Según informa el Gobierno de Aragón en una nota, durante la noche se ha trabajado de la mano de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el apoyo a los equipos de Endesa para restablecer el suministro en el Matarraña y el Bajo Aragón

En la Ibérica zaragozana, la UME también ha apoyado a Endesa y continúan las labores en la zona de Daroca, Santed y Gallocanta, donde la gran acumulación de nieve ha provocado averías en la red eléctrica al haber arrastrado varias torres.

"Ahora se trabaja en la localización exacta del motivo de estas averías, una labor que también se realiza desde un helicóptero", señala la DGA. 

En total, se han instalado 20 grupos electrógenos que dan un servicio provisional a varios núcleos y se han solicitado diez más.

En la provincia de Teruel hay instalados grupos en Calanda, Peñarroya, Fórnoles, Ráfales, Arens de Lledó y Ariño, "las localidades en las que tenía problemas el mayor volumen de clientes", añaden. 

En la Ibérica zaragozana, se trabaja ahora en Berrueco, Castejón de Tornos, Cubel, Daroca, Gallocanta, Santed, Used y otros pequeños núcleos.

Del Bajo Aragón, las principales afecciones se registraron en Valderrobles, donde se están coordinando los trabajos con la UME para instalar grupos electrógenos.

Etiquetas
Comentarios