Despliega el menú
Aragón

Temporal

Continúan los trabajos para devolver la luz a todos los afectados por el temporal

El 112 ha atendido desde el inicio del temporal más de 4.800 llamadas y más de 1.390 incidencias. 

Cerca de 900 personas seguían sin luz a última hora de este jueves, 72 horas después del paso de la borrasca Gloria por Aragón. Sin embargo, fuentes de Endesa han reducido a 327 el número de afectados este viernes por la mañana, un total de 301 clientes en la provincia de Teruel y 26 en la de Zaragoza. Los técnicos de la compañía siguen trabajando en las averías y se espera que en las próximas horas todos recuperen la electricidad.

Hasta 27 municipios notificaron este jueves que no tenían tampoco teléfono fijo ni móvil.

A últimas horas de la noche, cinco localidades, cuatro de la provincia de Teruel y una de la de Zaragoza, seguían completamente aisladas. Los problemas se concentraban en Santa Cruz de Nogueras, Nogueras, Piedrahíta, Anadón y Monforte de Moyuela, aunque se esperaba abrir al menos un acceso durante la noche.

Hasta 530 personas trabajaron ayudadas por un centenar de vehículos para restaurar la normalidad. Sin embargo, la cantidad de nieve hizo que se siguieran registrando incidencias en el territorio. La Unidad Militar de Emergencias (UME) tuvo que evacuar a una pareja sexagenaria de Ejulve que había quedado atrapada en una granja y que no podía regresar a casa por la nieve acumulada. Los efectivos tuvieron que proporcionar raquetas de nieve a la pareja para que pudiese recorrer los cuatro kilómetros que restaban hasta Ejulve. También fue necesario cerrar todos los centros educativos de Utrillas por el riesgo de caídas de tejas y hubo que abastecer a Lledó, Valjunquera y Torre del Compte.

Desde el inicio del temporal, el 112 ha atendido más de 4.800 llamadas y más de 1.390 incidentes, unas cifras que siguen aumentando cada hora. El Gobierno de Aragónha habilitado una dirección de correo electrónico (borrascagloria@aragon.es) para que los ayuntamientos envíen una primera evaluación con los daños estimados tanto eninfraestructuras públicas como en iniciativas empresariales.

La prioridad, una vez se garantice al menos un acceso a todas las localidades, será restablecer el suministro eléctrico. Endesa ha movilizado un total de 50 grupos electrógenos para abastecer a las comarcas afectadas, y aunque la previsión era que ayer recuperasen la luz la totalidad de los clientes, todavía hay 725 sin electricidad en la provincia de Teruel y 172 en la de Zaragoza.

La compañía ha instalado 19 generadores en puntos como Torre del Compte, La Fresneda, Ráfales, Fórnoles, La Portellada, Arens de Lledó, Herbés o Lledó, una solución provisional dada la "imposibilidad" de acceso a un gran número de tramos de las redes de alta y media tensión dañadas.El Gobierno de Aragón, no obstante, reclamó este jueves tanto a Endesa como a Telefónica "un esfuerzo" extra, ya que resolver este problema, como reconoció la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, es "crucial".

Aragón mantendrá el nivel 2 de emergencia del Plan Territorial de Protección Civil. Este jueves incorporó dos helicópteros al operativo, pero, según confirmó la consejera, "no pudieron volar" por la situación meteorológica. Prácticamente una veintena de carreteras seguían presentando complicaciones y cuatro continuaban intransitables, según datos de la DGT.

Hasta 1.714 alumnos no pudieron ir este jueves a clase, la mayoría de la provincia de Teruel. También hubo problemas, aunque de menor calado, en las de Zaragoza y Huesca. El Ejecutivo autonómico prevé que estas cifras se reduzcan este viernes y que ‘solo’ se vean afectados 400 escolares en Teruel. Y en cuanto a los ríos, se siguen vigilando las cuencas del Guadalope, el Martín o el Aguasvivas, pero, según trasladó la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, "no se esperan problemas de gravedad".

Los jóvenes de Berge, que estudian fuera de la localidad, denuncian la situación de incomunicación que viven sus familias
Los jóvenes de Berge, que estudian fuera de la localidad, denuncian la situación de incomunicación que viven sus familias
Heraldo.es

"Llevamos cuatro días sin saber nada de nuestros familiares"

Mientras las máquinas quitanieves siguen trabajando para abrir los accesos a los pueblos que siguen aislados y los esfuerzos se redoblan para restablecer el suministro eléctrico, los vecinos de los pueblos más pequeños denuncian que se sienten olvidados por las administraciones. Es el caso de un grupo de jóvenes de Berge, un pueblo de 200 habitantes del Bajo Aragón, que están estudiando fuera de la localidad y critican la situación que están viviendo sus familias.

"¿Hasta qué punto tendremos que llegar para que nos hagan caso? Llevamos cuatro días sin saber nada sobre nuestros familiares debido a que a pesar de que no tener luz para cargar el móvil tampoco cuentan con cobertura, es pues, una situación de incomunicación total. Las calles del pueblo se encuentran intransitables, siendo importantes también los desprendimientos sobre la carretera de acceso al pueblo. Parémonos a pensar en aquellas personas mayores que no pueden salir de sus casas", aseguran en una queja que han hecho llegar a los medios de comunicación.

El alcalde de La Iglesuela del Cid (Teruel), Fernando Safont, también ha lamentado que los bomberos y efectivos de la UME todavía no han llegado al municipio y que sin su colaboración se teme que "no será posible eliminar la nieve y abrir camino". Afortunadamente, el municipio cuenta con servicio de médico y farmacia. Sin embargo, la tarde del miércoles tuvo que ser evacuada una niña pequeña debido a una urgencia médica. Los vecinos y vecinas ayudaron a abrir camino entre la nieve, en la zona alta de la localidad, para que pudiese circular el vehículo y trasladar a la pequeña al hospital.

En cuanto a los daños, el colegio es una de las infraestructuras más perjudicadas. Por el momento, y para evitar riesgos personales, se han anulado las clases para las jornadas de hoy jueves y mañana viernes. Asimismo, varias granjas se han visto afectadas por la nieve al caer los techos o parte de las infraestructuras. 

De igual forma, en la localidad zaragozana de Villar de los Navarrosla nevada ha hundido la techumbre de cinco cocheras.Por su parte, la farmacéutica de Nuévalos, Victoria Ludeña, ha dado a conocer cómo se encuentra la carretera que sube a Cimballa, donde tienen un botiquín que depende de ellos y al que tienen que llegar para subir la medicación necesaria. 

Fuenferrada, en la comarca del Río Martín, ha sido este jueves una de las localidades que ha visto cómo, por fin, la carretera se limpiaba. Pero los efectivos han tardado más de lo previsto, ya que los esperaban a las 14.30 y no han llegado hasta las 14.00. Además, algunos de los 17 vecinos de esta pequeña aldea han tenido que cortar y retirar el árbol que se había desplomado sobre la calzada para que la máquina quitanieves pudiese hacer su trabajo.

Etiquetas
Comentarios