Despliega el menú
Sociedad

sociedad

Los cuatro utensilios por los que todo cocinillas suspira

La oferta de aparatos es cada vez más extensa y variada debido al éxito que la cocina amateur cosecha en los últimos años.

Una freidora sin aceite de tamaño pequeño.
Una freidora sin aceite de tamaño pequeño.
HERALDO

El cóctel resultante de unir los ‘Masterchef’ y demás realities de sobremesa, la nueva visión más cercana de los grandes cocineros y, tal vez, el auge de redes sociales en las que lo bonito prima sobre otros atributos, ha propiciado que los cocinillas hayan surgido como setas por todo el planeta. Ya no es que todos nos atrevamos a hacer mayonesa o masas quebradas en casa. Eso se ha quedado para los principiantes. Es que las reducciones, los fermentados y otras técnicas complejas están a la orden del día en muchos hogares.

Por eso la industria de los electrodomésticos se ha puesto pilas y, dando por superada la Thermomix, en los últimos meses han salido al mercado varios ‘chismes’ que a todo aficionado a los fogones le gustará tener. Así que si tienes que hacer pronto algún regalo, o simplemente quieres darte un capricho con el que pasar más tiempo en tu habitación favorita de casa, toma nota:

Freidoras sin aceite

Uno de los grandes inconvenientes de no querer cenar siempre verdura es que muchos días acabas cayendo en la fritanga. Para reducir el impacto calórico en la dieta, varias firmas han comercializado en el último año su propia versión de la freidora sin aceite. Estos aparatos, que se venden en diferentes tamaños permiten cocinar con apenas unas gotas de aceite -es lo recomendable para conseguir unas patatas fritas más que aceptables- o directamente con nada, aprovechando simplemente el aire caliente que generan. En Amazon se pueden encontrar con diversos precios y distintas prestaciones, como el modelo de Tristar que parte de 44 euros.  

Panificadoras

Otro de los aparatos que están pegando fuerte, sobre todo entre los intolerantes al gluten y quienes buscan panes con unas características específicas. Las hay desde 100 euros y suelen contar con varios programas con los que adaptar el pan al gusto del comensal. La mayoría también ofrece la posibilidad de elaborar bizcochos sin tener que encender el horno, algo que se agradecerá en el momento en que suban las temperaturas. Si prefieres contar con una panificadora más pequeña, en Lékué tienen un estuche para preparar pan casero que es fácil de usar y apenas mancha. 

Parrillas ‘de salón’

Quizá tengan menos presencia en el mercado, pero a buen seguro que este verano más y de dos se montarán la barbacoa en casa. Y como en un piso resulta algo peligroso encender un fuego, lo mejor es inclinarse por los grill eléctricos, una suerte de parrillas capaces de alcanzar altas temperaturas muy rápido, pensadas para marisco y carnes rojas y que apenas desprenden humos. Su precio, eso sí, se dispara por encima de los 250 euros si buscamos que sea de cierta calidad. No obstante se pueden rastrear buenas ofertas, como esta de Philips por poco menos de 70 euros.

Robots de cocina

Capaces de mezclar, amasar, montar, picar carne… Son el 'gadget' de moda entre los cocinillas, lo que hace que la oferta se haya expandido y los precios bajado. Por unos 200 euros se puede comprar uno más que decente, que facilita la vida al acortar procesos, como el tedioso amasado de la pasta fresca. Combinado con una buena herramienta de corte, podemos disfrutar de los mejores tagliatelle, farfalle... En Taurus, su Mycook Touche Black Edition está de oferta y puedes ahorrar 400 euros en la compra de tu robot de cocina

Etiquetas
Comentarios