Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

redes sociales

El 'rompe bocas' un nuevo -y peligroso- reto viral de Tik Tok

Los expertos alertan de la posibilidad de romperse piezas dentales, huesos faciales e incluso sufrir un daño irreversible por un traumatismo craneal.

Una mala caída puede provocar daños irreversibles.
Una mala caída puede provocar daños irreversibles.
@ElMister137

Apenas unos segundos de gloria en internet pueden llegar a suponer un problema irreversible de salud o incluso la muerte. Esta 'gloria' no se mide en billetes sino en reacciones, que en el siglo XXI representan algo que siempre ha perseguido la adolescencia: desafío y aceptación social. Y ahora cuentan con un escaparate mundial: las redes sociales.

Uno de los más emblemáticos fue el Ice Bucket Challenge, una campaña publicitaria pensada para recaudar dinero para los enfermos de ELA. Divertido, viral y solidario. También el trashtag challenge pretende remover conciencias limpiando el planeta. Y por otro lado los hay que, aunque sin objetivo social, son un simple divertimento que no hace daño a nadie, como el suelo es lava, el mannequin challenge el reto de comer por colores o los bailes que tan de moda están en Tik Tok para los que los grupos de amigos quedan incluso a ensayar antes de grabar. Entonces, ¿dónde está el problema? 

Allá donde el reto supera con creces la seguridad personal o ajena. Aquí entra en juego el nuevo 'rompe bocas', que no es más que una nueva versión del reto 'rompe cráneos' que se viralizó en latinoamérica a través de Tik Tok. En este último tres personas se colocan en línea y, mientras saltan, las dos personas de los extremos pegan una patada de detrás hacia delante en la base de las piernas de la persona que se encuentra en el centro, haciéndole perder el equilibrio y obligándole a caer de espaldas sin poder protegerse del golpe.

En el caso del 'rompe bocas', la caída es inversa: el que ejecuta la acción utiliza alguna prenda que coloca rodeando los tobillos de una persona que se encuentra de espaldas y con un gesto seco empuja de cada extremo hacia atrás haciendo caer hacia delante a la persona afectada.

En ambos casos el impacto puede provocar fracturas tanto externas como internas, de piezas dentales, huesos e incluso daño cerebral debido a traumatismos craneales.

Pero este no es ni mucho menos el único reto de este tipo que ha aparecido y evolucionado con éxito en las redes sociales. ¿Cuántos likes por ser capaz de meterse una cucharada de canela en la boca y tragársela sin toser a pesar de existir el riesgo de asfixia? ¿Cuántos corazones por prenderse fuego a uno mismo y grabarlo en vídeo? ¿Cuánto se puede compartir un vídeo saliendo de un coche en marcha para bailar? ¿Y uno tumbándose 30 segundos en mitad de la calzada con los ojos cerrados? ¿Cuánto éxito por meter la cabeza en un condón lleno de agua? A veces mucho, a veces nada, sea cual sea efímero como todos en una red social, pero el precio a pagar por que el challenge en cuestión no tenga el final que esperas deja en evidencia si merece o no la pena correr el riesgo.

Etiquetas
Comentarios