Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

GASTRONOMÍA 

Tarta de moras rústica: una receta para aprovechar estos frutos de temporada

Para despedir el verano como se merece, hay que sacarle el máximo partido a la despensa estival. 

Tarta de moras
Los postres con moras silvestres son los más adecuados para despedir el verano.
Unsplash

Que el verano llegue a su fin significa que es el momento de despedirse de alimentos y elaboraciones propios de la época estival. Aunque el gazpacho nos encante (lleve o no tomate) y nos resistamos a dejar de disfrutarlo, hay otros platos de cuchara que apetecen más llegado el otoño. Lo mismo ocurre con las frutas de temporada que, aunque solo están en nuestra despensa durante un tiempo (a no ser que prepares mermelada casera), merece la pena esperar a que llegue su momento para disfrutar del mejor sabor que pueden ofrecer. 

Ahora es tiempo de moras silvestres, cuya temporada puede alargarse hasta principios de octubre. Por ello, hay que aprovechar para preparar recetas que las contengan. Los postres son un acierto seguro y es que, ¿quién puede resistirse al último pase de la comida? La elaboración de esta tarta de moras rústica es rápida y sencilla y, además de vistosa, no requiere de un gran número de ingredientes. 

Ingredientes

  • Dos láminas de pasta brisa.
  • 500 gramos de moras.
  • 115 gramos de azúcar moreno.
  • Media cucharada de canela.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • Licor de Jerez.
  • Un huevo.
  • Leche.
  • Azúcar glass. 

Elaboración 

MORAS
1

La mezcla de moras

El primer paso es mezclar las moras con el azúcar, la canela y un chorrito de licor de Jerez. Esta mezcla se reserva y, mientras, se procede a engrasar con mantequilla el molde donde se colocará la tarta. En él se pone una lámina de pasta brisa como base y se añade la mezcla de moras. 

Tarta de moras
2

La clave está en el enrejado 

Mientras se precalienta el horno a 180 grados, hay que elaborar el enrejado con la otra lámina de pasta brisa. Para ello, se cortan 10 tiras intentando que tengan la misma medida. Después se colocan las cinco verticales empezando por el centro y se añaden las horizontales de forma intercalada. 

Tarta de moras
3

El toque final

Antes de introducir la tarta en el horno, es recomendable pincelar la superficie con huevo batido y leche y se deja hornear a 180 grados durante una hora. Cuando la elaboración este fría, espolvorear con azúcar glass y servir. 

Etiquetas
Comentarios