Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

¿Sabes cuáles son las frutas de cada temporada?

Para todos aquellos que se estén preguntando qué comer en cada estación, aquí van unas claves para saber cómo comprar a lo largo del año.

Una dieta equilibrada consta de frutas y verduras.
Una dieta equilibrada consta de frutas y verduras.
Pixabay

Disfrutar de una buena calidad de vida, ese es el deseo de muchos. Pero, para conseguirlo, es necesario seguir unas normas básicas de alimentación y hábitos de vida. Por ese motivo, cada vez más, la sociedad se preocupa por consumir alimentos frescos que sean de temporada y, a poder ser, que apenas estén alterados.

Mantener una dieta equilibrada es fundamental para gozar de buena salud, por ello, es importante consumir frutas y verduras de temporada. Los frutos que maduran en cada estación aportan los nutrientes necesarios para ese periodo del año. Asimismo, los alimentos que no han sufrido un proceso de aceleración en su maduración son mejores para el organismo, puesto que no contienen sustancias nocivas para el cuerpo. Además, al haber crecido siguiendo el proceso natural, estas frutas poseen más sabor que las que han sido adulteradas.

Si esto te ha convencido y quieres tomar alimentos de temporada, aquí van unas sencillas claves para que puedas llenar la cesta de la compra con lo más sano.

Para pasar los fríos meses de otoño e inverno y no pillar un catarro, lo ideal es consumir vitamina C. La naturaleza es sabia, por ese motivo, durante este periodo del año, los cítricos como la mandarinas, el pomelo y la clementina formarán parte de postres, desayunos y meriendas. Y junto con estas, las sabrosas granadas, que han madurado en otoño, se mantienen con todo su poder antioxidante. En los últimos meses de la estación más fría, fresas y fresones alegrarán algunas sobremesas, gracias a su alto contenido en hierro, y serán el ingrediente principal de algunas recetas como las ensaladas.

El 21 de marzo se acaba el invierno y con él llegan las ciruelas, ricas en potasio y vitamina A. Los albaricoques y melocotones, que durarán hasta verano, poseen un alto porcentaje de carotenoides. Asimismo, la primavera es la estación del año en la que llegan las frutas ricas en antioxidantes, como las cerezas y los arándanos.

Después, suben las temperaturas y con ellas, aparece el verano. Es el momento perfecto para refrescarse con frutas repletas de agua, como la sandía, la pera de San Juan y el melón. Asimismo, frambuesas, grosellas y  moras, revitalizarán a más de uno.

Comienzan a caer las hojas de los árboles, y llega el otoño con algunos alimentos que han comenzado a dar sus frutos en verano, como las brevas, que terminan de madurar y acaban convirtiéndose en higos, y las manzanas, ricas en fibra, en vitaminas, B y C, y minerales, como el fósforo, potasio y calcio. Y aparecen las uvas, con su alto contenido en ácido fólico y vitamina B6, que serán el complemento perfecto para la vuelta a la rutina tras el descanso estival.

Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas