Gastronomía

Gastronomía

VERANO 

¿Cómo preparar un buen gazpacho? Lo que sí y lo que no hay que hacer

Es la sopa fría por excelencia del verano y, pese a su sencilla elaboración, todavía seguimos cometiendo errores: darle demasiado protagonismo al pimiento, excedernos con el ajo... 

Gazpacho
Fresas, sandía, mango... las recetas de gazpacho admiten un sinfín de alimentos protagonistas.
Pixabay

Las altas temperaturas, las vacaciones y los hábitos estivales no animan a pasar tiempo en la cocina. Tampoco ayuda a ello la pérdida de apetito propia de esta época. Aún así, nuestro cuerpo sigue necesitando nutrientes, por lo que la alimentación no debe descuidarse durante el verano. Para ello, hay que cambiar la dieta y abandonar ciertos platos para dar la bienvenida a otros más apetecibles en esta estación, entre ellos, el gazpacho, la sopa fría por excelencia de esta temporada. Su elaboración es rápida y sencilla y, además, los ingredientes que se emplean son de lo más habitual en las cocinas. Hay pasos de esta receta que dominamos a la perfección, pero también hay partes en las que seguimos cometiendo errores. 

Cosas que sí... 

Tomate rosa de Barbastro.
1

El (buen) tomate como protagonista

Es el ingrediente principal y al que debe de saber el plato. Pero no vale cualquier tomate. Hay que descartar aquellos que emplearíamos para ensaladas y elegir los que estén maduros, de rama o de pera. Estos tienen menos acidez y más agua. 

Gazpacho andaluz.
2

Sí a la maceración 

Aunque una vez elaborado el gazpacho se debe consumir lo antes posible, hay un truco en el que el tiempo juega a su favor. Para conseguir un mayor sabor, es recomendable dejar el gazpacho el día previo a su consumo en la nevera, junto con las verduras, el aceite, el vinagre y la sal. Así, se macerará durante unas horas y potenciará todos los sabores. Además, se puede aprovechar este paso para retirar de la mezcla el ajo o la cebolla crudos, que habrán dejado su sabor en la elaboración, pero de forma prudente para que no repita. 

Un buen gazpacho, acompañado de su guarnición.
3

Buenos aliños y condimentos (en su justa medida) 

El buen gazpacho es aquel en el que se usa aceite de oliva virgen puesto que, aunque parezca que solo es un ingrediente más, sirve para otorgarle un sabor especial. Además, el plato se puede acompañar de pequeñas verduras cortadas y de algún trozo de jamón para conseguir una completa receta. Sin embargo, estos condimentos no deben ser los protagonistas y hay que descartar elaboraciones que rebosan ingredientes como gambas, trozos de carne, salsas... 

gazpacho pepino
4

Probar con otros alimentos 

Aunque el tomate es el rey absoluto en esta receta, hay otros productos que funcionan igual de bien en la elaboración. Así, hay gazpachos que no contienen ni una pizca de tomate y son igual de deliciosos y refrescantes. Sandía, borraja y mango son algunos de los alimentos ideales para innovar. 

... y cosas que no 

1

Gazpacho con pan y pimiento rojo

La receta tradicional del gazpacho incluye pepino y pimiento verde. El rojo queda descartado porque puede llegar a enmascarar el sabor del resto de ingredientes. Si se quiere introducir en el plato, puede servirse a modo de tropezón. Tampoco se debe incluir pan, puesto que le dará la textura no deseada al gazpacho y parecerá un salmorejo, cuya receta sí lo incluye como uno de sus ingredientes principales. 

2

Mucho pepino y ajo

La medida exacta que se incluye en la elaboración de estos ingredientes depende de los gustos personales. Sin embargo, no hay que excederse, puesto que, de lo contrario, el gazpacho dejará de saber a tomate, además de causarnos pesadez y reflujo. Si quieres añadir ajo y que no te siente mal, puedes pelarlo y escaldarlo durante 10 segundos en agua hirviendo antes de triturarlo. 

3

Enfriar con cubitos 

El gazpacho debe tomarse frío, pero no hay que forzar el enfriamiento del plato. La elaboración debe reposar el tiempo necesario en la nevera y nunca hay que añadirle cubitos de hielo para acelerar el proceso. Esto aguará el plato y le conferirá un sabor extraño. 

Etiquetas
Comentarios