Despliega el menú
Economía

pensiones

"Ahora ser pensionista te permite vivir de una manera justa la jubilación, pero lo que viene va a ser miseria"

El futuro de las prestaciones sigue preocupando a quienes defienden el sistema público, que ven amenazado con el impulso de los planes privados y propuestas como aumentar el periodo de cotización.

Ana Lacalle, jubilada de la Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.
Ana Lacalle, jubilada de la Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.
Guillermo Mestre

Los pensionistas siguen saliendo a la calle para defender el sistema público. Este año el Gobierno aplica la subida del 0,9% a las prestaciones, igual a la del año anterior, y que será del doble, el 1,8%, para las mínimas. Un logro que no frena a los colectivos, que se concentran todos los lunes "al cierzo" en la plaza del Pilar para protestar por los cambios que consideran que ponen en peligro al sistema y cuyas movilizaciones cumplen tres años en Zaragoza. La pandemia de covid obligó a hacer un parón, pero siguen en los últimos meses con mascarilla y distancia social.

"Por mis hijos y por la gente joven"

"Es necesario salir a protestar porque es un despropósito lo que están haciendo", afirma Ana Lacalle, desde la Coordinadora por al Defensa del Sistema Público de Pensiones, tras participar en la última concentración de este lunes.  No se queja por ella, sino por los que vienen detrás, "por mis hijos y por la gente joven y por el sistema público de pensiones que se lo van a cargar privatizándolo". 

"Yo no me quejo, porque estoy por encima de la media de la pensión después de cotizar 35  años", explica, sobre su prestación de 1.120 euros al mes. La pensión media en Aragón fue de 1.073,33 euros en diciembre y la de jubilación llegó a 1.224,72 euros. 

Lleva trabajando desde los 14 años. "Tuve un periodo de crianza de 10 años, que me perjudicó", reconoce, pero "pude llegar a los 65 años con 35 años cotizados". En un caso como el suyo, considera que "ahora ser pensionista te permite vivir de una manera justa en la jubilación, pero lo que nos viene va a ser miseria".

Denuncia que se potencien instrumentos como los planes de empresa privados, porque si se "quita el dinero que se debe de inyectar en el sistema público de pensiones y se manda a lo privado, ahí sí que van a hundir al sistema público".

Critica que en las 21 recomendaciones de la comisión del Pacto de Toledo para reformar las pensiones "no hay ni una sola que hable de la igualdad de las mujeres", que cobran pensiones casi un 30% más bajas.

José Antonio Lázaro, jubilado zaragozano.
José Antonio Lázaro, jubilado zaragozano.
Guillermo Mestre

"A los 14 años estaba en la Universidad, eso sí, colgado en un andamio"

José Antonio Lázaro tiene 75 años y lleva diez jubilado. "A los 14 años estaba en la Universidad, eso sí, colgado en un andamio y corriendo por los tejados", bromea, para contar su larga vida laboral, pero se toma muy en serio la necesidad de salir a la calle para defender las pensiones. "He cotizado 49 años y nueve meses", apunta, e inmediatamente se acuerda de los jóvenes.

"Si una persona empieza a trabajar a los 30 años, difícilmente va a alcanzar los de cotización, porque son contratos que no dan más de sí", lamenta sobre la precariedad laboral actual, acentuada por la crisis sanitaria. "El daño colateral será el periodo que están con contratos basura", que cree que tenía que contar con una compensación.

Con sus años de cotización después de trabajar toda su vida en una gran industria, cuenta que le ha quedado una pensión de las más altas, de 1.614 euros al mes, que ve "imposible" que puedan alcanzar los jóvenes que buscan hoy trabajo por la precariedad. Recuerda cómo  él trabajaba una semana de día y otra de noche y hacía unas 11 horas al día. 

"Vamos a luchar por que las pensiones no sean tan bajas", apunta sobre el objetivo de las concentraciones. "El futuro de las pensiones yo veo que se puede hacer porque España puede dar de sí". Para ello, cree que son necesarias reformas en las administraciones públicas para evitar "duplicidades" en la "España de las autonomías" y una fiscal.

Lourdes Gargallo, Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.
Lourdes Gargallo, en la última concentración por las pensiones públicas.
Guillermo Mestre

"Hay muchas mujeres con 500 euros y no se puede vivir con ese dinero"

Lourdes Gargallo tiene 63 años y espera jubilarse dentro de tres y medio. Asegura que hay que salir a protestar "más que nunca con las medidas que quiere tomar el señor (José Luis) Escrivá", en referencia al Ministro de Inclusión y Seguridad Social, que ha planteado a Bruselas alargar de los 25 a los 35 años el periodo de cotización dentro de la reforma del sistema. Una propuesta que no se incluye en las recomendaciones del Pacto de Toledo y que, de ser definitiva, supondría "reducir las pensiones y subir la edad de jubilación", afirma. Algunos cálculos apunta a que podrían bajar un 5,5%.

Lourdes es viuda y cobra el 52% de la pensión que le correspondería a su marido. Ahora son sus únicos ingresos porque se quedó en paro hace cinco años. "Yo no me quejo por mi porque dentro de poco tendré mi jubilación, pero hay muchas mujeres con 400, 500 o 600 euros de pensión y no se puede vivir con ese dinero", afirma. El 92% de las personas que cobran una pensión de viudedad son mujeres y para el 90% representa su ingreso único. 

De momento, espera a que llegue el momento de pedir la prestación por jubilación. "Tengo que esperar porque soy de 1958 y hasta los 66 años y medio no me puedo jubilar", explica, según el calendario previsto por la última reforma para alargar la edad de jubilación. Hay gente que no tiene otro ingreso. Que han trabajado pero sin cotizar.

Defiende que la Seguridad Social "es viable". Y lamenta la penalización que sufre quien se jubila de forma anticipada. "Tenemos a gente que ha trabajado más de 40 años y porque se ha tenido que jubilar antes por no tener trabajo les han quitado hasta el 20% de su pensión", señala.

José Antonio Pina, Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.
José Antonio Pina, jubilado.
Guillermo Mestre

"Qué cómputo va a hacer la gente joven con la precariedad"

José Antonio Pina se jubiló a los 61 años. Empezó a trabajar a los 18 años y se retiró casi 40 años después de trabajar 37 años y medio en la misma empresa, una vida laboral que resulta muy difícil de replicarse ahora ente los jóvenes. 

Acude a la coordinadora y a la plaza del Pilar por "un sistema público de pensiones digno, universal, de reparto solidario". Asegura que el colectivo está "muy preocupado" porque ve en la reforma que viene "elementos de privatización", como los planes de empresas. Cree que provocarán "divisiones entre los trabajadores" porque las empresas grandes podrán tener buenos planes de previsión pero no así las pequeñas.

"Seguramente, los que estamos aquí podremos cobrar más o menos, pero son buenas pensiones", considera, por lo que, como sus compañeros, la protesta se hace por los que les siguen. "Qué cómputo para las pensiones va a hacer la gente joven con la precariedad del que engancha trabajos 'minijobs'", plantea.

El próximo lunes, 25 de enero, volverán a concentrarse en una convocatoria en varias ciudades españolas para hacer entrega de un manifiesto con sus propuestas a la delegada del Gobierno, Pilar Alegría.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.  

Etiquetas
Comentarios