Despliega el menú
Economía

pensiones

Pensión contributiva de jubilación: requisitos, cómo solicitarla y cuánto se cobra

La pensión que gestiona la Seguridad Social es la más común y se obtiene en función de los años cotizados.

Una pareja sentada en un banco en Zaragoza.
Una pareja sentada en un banco en Zaragoza.
Laura Uranga

Anualmente, después de toda una vida de esfuerzo, llega el momento del retiro para miles y miles de españoles. Cumplir los 65 años suele marcar el fin de la vida laboral activa, aunque no es un asunto obligatorio, y más de 6 millones de españoles están actualmente en la tesitura de cobrar esta pensión que les supone una media de 1.160 euros cada mes, con pagas extras de la misma cuantía de las mensuales en los meses de junio (la paga de verano) y noviembre (Navidad).

La pensión de jubilación es del tipo contributivo. Lo cotizado a la Seguridad Social durante los años de ejercicio profesional marca la retribución posterior. Para pasar a este nuevo estatus hay que tener actualmente 65 años cumplidos y más de 37 años cotizados, o 65 años y 10 meses si no se llega a ese número de años con aportes a la Seguridad Social. También hay figuras alternativas como la prejubilación, con rebajas en las cantidades percibidas según el adelanto de retiro y exigencia de un mínimo de 35 años cotizados, o la jubilación demorada, que supone trabajar más allá de esos 65 años o 65 años y 10 meses, mejorando la percepción posterior. El mínimo de años cotizados para optar a una pensión por jubilación es de 15, dos de ellos en los últimos de ejercicio; los casos de menos años cotizados llevan aparejada una reducción notable en la pensión que se vaya a recibir.

Requisitos y cómo solicitar una pensión contributiva

La pensión de jubilación se pide en la Seguridad Social y la tramitación se efectúa en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), ya sea en los centros físicos o por internet. En los formularios de solicitud se detallan los requisitos y la documentación necesaria. El DNI tiene que estar en vigor. El período hábil para hacer estos trámites va desde tres meses antes de la fecha de jubilación a los tres meses posteriores: es decir, medio año; si se tarda más, puede perderse alguna mensualidad, ya que la retroactividad máxima es de tres meses. La solicitud se notifica a la persona interesada en un máximo de tres meses desde su formalización, aunque lo habitual es que el asunto esté resuelto en tres semanas.

El pago se realiza normalmente en la cuenta designada por la persona interesada, aunque también se puede emplear a mediadores o administradores de residencias de la tercera edad si fuese necesario, dada una condición médica compleja.

Cuánto se cobra de una pensión contributiva

El dato que se tiene en cuenta para marcar la cantidad mensual percibida es la cotización a la Seguridad Social desde el ingreso bruto, tomando como baremo los últimos 23 años de vida laboral activa. Ese dato suma una cifra que se divide por 322, y de ahí sale la base reguladora, ajustada según el número de los años cotizados; con 15 años se percibe el 50% de esa base, por ejemplo. El cobro es vitalicio. 

Últimas noticias sobre las pensiones.

Etiquetas
Comentarios