Zaragoza
Suscríbete

Los usuarios piden un Bizi 24 horas que enlace todos los barrios de Zaragoza y conecte con el bus y el tranvía

El Ayuntamiento recibe más de 200 propuestas en la consulta pública sobre el nuevo reglamento. La mayoría reclaman un pago por uso, nuevos bonos trimestrales y poder acceder con el móvil.

Un usuario del Bizi, ayer, en la estación de la parada de la facultad de Económicas
Un usuario del Bizi, ayer, en la estación de la parada de la facultad de Económicas
Francisco Jiménez

Los usuarios piden que el nuevo servicio Bizi, que entrará en vigor previsiblemente en la primera mitad de 2025, esté operativo las 24 horas, enlace todos los barrios de Zaragoza y fomente la intermodalidad con el bus y el tranvía. Estas son las principales conclusiones que se extraen de la consulta pública puesta en marcha por el Ayuntamiento entre el 12 y el 27 de junio.

La encuesta –en la que se preguntaba acerca del alcance geográfico, los métodos de pago o el tipo de identificación que se tendría que requerir–, ha recibido 209 aportaciones; ideas que el Consistorio valorará en las próximas semanas con vistas a cerrar el anteproyecto de cara al mes de julio.

Desde el área de Medio Ambiente y Movilidad aseguran que parte de las propuestas "se podrán incorporar", aunque habrá otras que quedarán fuera al obedecer a cuestiones que no forman parte del reglamento. Una vez se tenga el borrador del anteproyecto se comenzará la tramitación administrativa. El texto tendrá que ser aprobado inicialmente, pasar un periodo de información pública y volver al Ayuntamiento para recibir el ‘sí’ definitivo, que se espera para antes de final de año.

Una de las peticiones que más se repite es que el servicio –activo actualmente de 6.00 a 0.00 de lunes a jueves, hasta la 1.00 los viernes y de 8.00 a 1.00 los sábados– se mantenga las 24 horas del día, los siete días de la semana. Aunque hay quien teme que esto suponga un incremento del vandalismo, los propios usuarios plantean también una solución: que las tarjetas vayan asociadas a un identificador personal que permita localizar a los posibles infractores y evitar hurtos.

Hay quien, incluso, propone incrementar los controles de alcoholemia a los conductores del Bizi los viernes y fines de semana para que no haya accidentes de madrugada. También hay unanimidad de cara a pedir que el Bizi se extienda a todos los barrios, una opción que ya entraba dentro de los planes del Consistorio, que pasarían por ampliar el número de estaciones y bicicletas hasta las 230 y 2.500, respectivamente, gracias a la inyección de 6,5 millones de euros de los fondos europeos. Los hay que, incluso, reclaman que las Bizis –que pasarán a ser eléctricas– estén también disponibles en todos los barrios rurales.

Por otra parte, los participantes plantean que haya estaciones Bizi en todo el eje del tranvía, las principales paradas del bus y las estaciones de tren y cercanías, así como que exista un billete único que permita hacer transbordos en todo el transporte público, incluidas las bicicletas de alquiler.

Otro punto que tienen claro es que el sistema de pago –ahora limitado a una suscripción temporal de 72 horas de 5,28 euros y a una anual de 36,93– debería ampliarse para llegar a un mayor público. Muchos se decantan por el pago por uso o por bonos de uno o dos días que resulten atractivos tanto a los turistas como a los usuarios ocasionales. También plantean seguir el modelo del bus con abonos de 30 y 90 días.

Entre otras ideas, los usuarios proponen ‘copiar’ a otras empresas de micromovilidad y que el Bizi permita reservar bicicletas bloqueándolas durante unos minutos previo pago de la cantidad correspondiente a través del móvil. Igualmente, sugieren el uso de los ‘smartphones’ para acceder al servicio, una fórmula que ampliaría las opciones actuales, restringidas a la tarjeta Bizi, Lazo y Ciudadana.

Puntos de estacionamiento

Donde hay más discrepancias es a la hora de decidir si se apuesta por aparcabicis estáticos o si se permite estacionar en cualquier punto de la ciudad. La mayoría opinan que, como se ha visto con otros sistemas de alquiler de bicicletas, "la gente tiende a dejarlas en sitios inadecuados" e impidiendo el paso, aunque hay quienes preferirían la segunda opción para tener mayor libertad.

A este respecto, los participantes señalan que los anclajes fijos permitirían "evitar hurtos y actos de vandalismo" como los registrados por las empresas de patinetes, con unidades que han acabado directamente en el río.

Advierten, en todo caso, de que los puntos de aparcamiento son "muy limitados", motivo por el que piden más estaciones en los barrios en los que ya se presta el servicio, una carencia que, a priori, se resolvería con la ampliación prevista por el Consistorio.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión