Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sanidad

Quejas en Atención Primaria: "Al médico no podemos venir, y llamas y no lo cogen"

Las demoras en cita previa y la dificultad para contactar telefónicamente con el ambulatorio hacen que muchos días se formen filas para el mostrador de algunos centros de salud de Zaragoza. 

Una veintena de personas hacía fila este miércoles para el mostrador en el Centro de Salud Delicias Norte.
Una veintena de personas hacía fila este miércoles para el mostrador en el Centro de Salud Delicias Norte.
HA

Las quejas recibidas por el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, sobre el colapso de los centros de salud son las que más se han incrementado durante 2020 en materia de Sanidad. Los usuarios denuncian las dificultades que tienen para coger cita por teléfono, a lo que se añade la reivindicación de una mayor atención presencial, ahora que la situación del coronavirus tiende a estabilizarse.

"No entiendo por qué no pasan consulta presencialmente y, sin embargo, para cuestiones que podrían resolverse por teléfono (como es un cambio de médico), te hacen venir aquí", se quejaba este miércoles Andrea Marco, una paciente de 30 años que hacía fila junto a una veintena de personas en el Centro de Salud Delicias Norte. En su caso, es la segunda vez que acude de forma presencial a este ambulatorio. Tuvo un problema de salud este martes, pero no consiguió que la viera un médico. "Mi médica está enferma, y me atendió por teléfono una de guardia. Me dijo que pidiera cita y me daban para la semana que viene, pero es que llevo tres días con dolor de cabeza y la tensión muy alta, que por mi edad y mi constitución tampoco es normal. El mismo farmacéutico cuando fui se escandalizó y me aconsejó venir, porque ir a Urgencias en estas circunstancias me parece todavía más absurdo", cuenta esta joven, acompañada por su padre. 

Ambos consideran que este tipo de situaciones son fruto de un problema de "organización", y hablan también de inconguencias. "No entiendo por qué no pasan consulta presencialmente o se ponen medios para poder hacerlo. Los médicos no te atienden sin hora concertada, pero luego ves a los cajeros de supermercado o en los centros comerciales que se cansan de ver gente. Es una cosa tan absurda que no entiendes", dice el padre de esta joven.

Al igual que ellos, la zaragozana Carmen Valera guardaba su turno en la fila este miércoles para informarse acerca de la vacunación de su madre nonagenaria. "Hoy he llamado y no me lo han cogido. Vengo a preguntar, porque mi madre tiene 90 años y no le han llamado todavía", contaba esta vecina de Las Delicias, que acudió acompañada de su madre, dependiente. A ambas les gustaría que se "agilizara" el proceso de vacunación, y que la atención sanitaria volviera a ser más "accesible" para todos. "Al médico no podemos venir, y llamas y no te lo cogen. Al final si hay una urgencia no queda otra que aguantar. Mi madre ha estado algún día con infección y me han atendido por teléfono. De la enfermería la verdad que no nos podemos quejar, porque como es diabética y le tienen que pinchar, vienen a casa y todo. Pero a nivel de consultas, para hacerte un chequeo o unos análisis, se ha vuelto todo más complicado", añade. 

Estas quejas se suman desde hace meses a un sistema ya de por sí "tensionado", que afronta en ocasiones demoras de más de una semana para conseguir cita previa con el médico de cabecera.

En el centro de salud Delicias Norte, que presta asistencia en uno de los barrios más poblados de Zaragoza, la cita previa por internet para un médico de familia la daban este miércoles para dentro de 12 días, y hasta medio mes tienen que esperar algunos pacientes del Centro de Salud de San José Sur si quieren que les atiendan (ya sea de forma persencial o telefónica). 

Demoras en cita previa de varios ambulatorios de Zaragoza.
Demoras en cita previa de varios ambulatorios de Zaragoza.
HA

Las líneas, saturadas

Varios pacientes consultados lamentan, además, las dificultades que hay para contactar por teléfono con los ambulatorios, lo que hace que se formen filas a las puertas del algunos centros para pedir cita en el mostrador.

En el caso de Antonia, una vecina de Las Delicias que acudió este miércoles al centro de salud para recoger un volante y unos análisis, comenta que en verano llegó a pagar "15 euros extra de teléfono de estar llamando al 902" para poder contactar con su consultorio. "Llamas por teléfono y no lo cogen. Hace poco tuve que llamar al 061 por una urgencia que tuvo mi marido y hasta varios días después no conseguí hablar con el ambulatorio para pasarles el parte de urgencias. Es una vergüenza que para solicitar hora con tu médico tengas que pasar esta odisea", relata esta paciente, que achaca estas situaciones a la "falta de medios" y a un problema "organizativo".

Usuarios a las puertas del Centro de Salud Delicias Norte.
Usuarios a las puertas del Centro de Salud Delicias Norte.
HA
"Llegué a pagar 15 euros extra de teléfono de estar llamando al 902 para poder contactar con mi consultorio. Es una vergüenza que para solicitar hora tengas que pasar esta odisea"

A su juicio, hay actuaciones rutinarias como recoger los resultados de unos análisis o ir a por un volante que se podrían resolver de forma telemática o comentándolas por teléfono con el especialista. Pero las líneas en estos momentos están "saturadas" y muchos pacientes no tienen otra alternativa que acudir en persona a su centro de salud. "Yo hoy he venido a recoger unos análisis y un volante para la consulta de un especialista, para una retinografía. Estoy recién operada de la espalda y me toca esperar aquí de pie. Si al menos se pudiera estar sentada...", dice Antonia.

Desde Sanidad confirman que "no hay una lista" de procesos asignados que determinen que una consulta deba hacerse presencial, sino que la cuestión de "ver o no a un paciente es decisión del médico".  

Respecto a las dificultades que hay para contactar con algunos centros de salud, fuentes de este departamento afirman que estos servicios administrativos ya "se reforzaron hace tiempo" en cuanto a líneas y personal, y descartan por el momento que vayan a incorporarse nuevos refuerzos. 

Por su parte, desde Csif-Aragón hablan de un problema "crónico" que se ha vuelto más acuciante con la crisis del coronavirus. "La falta de personal hace tiempo que está, el tema se agrava enormemente porque en estos momentos no hay profesionales para contratar. Hay 30 o 40 puestos que se dejaron sin adjudicar a principios de mes. La culpa es de la administración, y es también de las sociedades científicas, que durante muchos años no han permitido que se formase a más profesioanles porque tenían muy cerrado el cupo en Primaria y otras especialidades, y ahora tenemos este problema. Veníamos de un sistema tensionado y ahora lo tensionamos todavía más", concluyen fuentes sindicales.

Varios pacientes, a la entrada de un centro de salud.
Varios pacientes, a la entrada de un centro de salud.
HA
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión