Despliega el menú
Aragón

sanidad

Las quejas sanitarias que más aumentan tienen que ver con la Atención Primaria

Desde el Justicia dejan claro que los ciudadanos no muestran su desacuerdo con la asistencia sanitaria recibida, sino con las dificultades para contactar, los desajustes en las citas y la falta de una mayor atención presencial.

Varias personas hacen fila a las puertas de un centro de salud en Zaragoza.
Varias personas hacen fila a las puertas de un centro de salud en Zaragoza.
P. B.

En materia de sanidad, las quejas recibidas por el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, sobre el colapso de los centros de salud han sido las que más se han incrementado durante 2020. Hasta el punto, explican desde la institución, que han desbancado a un clásico de las denuncias ciudadanas como son las largas listas de espera quirúrgicas. Las reclamaciones no han cesado y a día de hoy continúan recibiéndose.

Desde el Justicia dejan claro que los ciudadanos no muestran su desacuerdo con la asistencia sanitaria recibida, sino con las dificultades para contactar telefónicamente con los ambulatorios, los desajustes en las citas horarias y la falta de una mayor atención presencial. El mes de julio, con la entrada en la nueva normalidad tras los meses más duros, marcó un punto de inflexión y fue cuando empezaron a recibirse numerosas protestas sobre Atención Primaria.

Los motivos de estas, concretan desde el Justiciazgo, pueden clasificarse en cinco grupos. Uno muy habitual a lo largo del año pasado y que continúa actualmente es la falta de respuesta al otro lado del teléfono cuando se llama repetidamente sin éxito a lo largo de la mañana para solicitar cita con el médico de cabecera. El hecho de que el facultativo diagnostique o ponga un tratamiento solo en función de las explicaciones y sin haberles visto también figura entre las más comunes.

Otras quejas tienen que ver con que la hora en la que finalmente el profesional médico se pone en contacto con el usuario no se aproxima a la que se da en la aplicación web o en el propio ambulatorio. También hay casos de personas mayores de 75 años que para ser atendidos en casa han tenido que llamar al 061 o terminar acudiendo a urgencias del hospital.

Algunas reclamaciones también se refieren al coste de las llamadas al número 902 555 321 del Salud Informa. Desde la oficina del Justicia explican que, en principio, este teléfono, según la información que les ha transmitido Sanidad, está previsto que deje de existir el próximo mayo, fecha en la que finaliza el contrato que está vigente de Salud Informa, puesto que en la actualidad no se justifica técnicamente su existencia.

Las denuncias más habituales.
Las denuncias más habituales.
HA

Denuncia de 170 profesionales

Los médicos también trasladaron su malestar por la situación al Justicia. Uno de los expedientes abiertos el año pasado recoge las quejas del comité coordinador de un grupo de más de 170 profesionales de Atención Primaria. Hablan de que el "deterioro" de las condiciones laborales y de gestión no es una situación sobrevenida por la pandemia, sino que la crisis del coronavirus "ha acelerado" y "agravado" problemas existentes en los equipos como la falta de recursos humanos y materiales y la organización interna.

Los profesionales protagonizaron durante octubre y diciembre del año pasado varias protestas consecutivas denominadas ‘Jueves sanitarios’, convocadas por Cemsatse (integrado por médicos de Cesm Aragón y Fasamet y enfermeros de Satse. Demandas de personal, las plantillas insuficientes, el precio de la hora de guardia (la más baja de España) y la saturación de Atención Primaria eran sus principales revindicaciones.

Ante las denuncias de usuarios recibidas por el Justicia, el presidente del sindicato de médicos de Atención Primaria (Fasamet), Leandro Catalán, lamenta que la Administración "no ha sabido explicar" la adaptación que han sufrido por culpa de la crisis sanitaria. Sobre las dificultades para conseguir cita concluye que el problema radica en los servicios de admisión, no en los médicos.

Etiquetas
Comentarios