Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CORONAVIRUS Y OTRAS ENFERMEDADES

Detección tardía del cáncer por la pandemia: "Las olas de covid influyen en las cirugías y los tratamientos"

Desde que comenzó la crisis sanitaria, se han diagnosticado un 21% menos de casos de cáncer. "Que se detecten menos, no significa que no haya. No se están diagnosticando a tiempo debido al coronavirus", apunta Patxi García, gerente de AECC -Asociación Española contra el Cáncer- en Aragón.

Elena León, Coral Ortín y Patxi García.
Elena León, Coral Ortín y Patxi García.
HA

La crisis sanitaria y sus efectos secundarios -ya visibles-. "Cuanto más tarde se diagnostica el cáncer, mas difícil es combatirlo. La pandemia está afectando negativamente, sin ninguna duda, a los paciente oncológicos", subraya Patxi García, gerente de AECC -Asociación Española contra el Cáncer- en Aragón. Tratamientos retrasados, ensayos clínicos paralizados y cirugías tremendamente afectadas. "Estamos influenciados por las olas de covid en cirugías y tratamientos. Las afecciones a día de hoy son más pequeñas que en marzo, pero siguen existiendo. Ahora estamos muy preocupados por la cuarta ola en Aragón. Si llegamos al punto de que no hay UCIs, algunas cirugías se pospondrán. Ya sucedió cuando comenzó la pandemia", sostiene.

Desde que comenzó la crisis sanitaria, se ha diagnosticado un 21% menos de casos de cáncer. "Que se detecten menos, no significa que no haya. No se están diagnosticando a tiempo debido al coronavirus", apunta el gerente. Los programas de cribado se paralizaron por completo durante el primer confinamiento. El de mama se recuperó tras finalizar el estado de alarma, sin embargo, el de colorrectal, se ha retomado hace apenas un mes. "Son muy importantes los programas de cribado. El cáncer colorrectal es el más habitual si hablamos de mujeres y hombres en su conjuntos. Tiene un 90% de supervivencia pero si no se detecta precozmente pasa a ser el 50%", añade.

"No puede ser que no nos de miedo ir en el autobús o comprar, pero sí ir a un centro de salud"

"El acceso a la Atención Primaria está siendo muy difícil y es la puerta principal de acceso al sistema sanitario. A eso se suma que se ha trascendido la idea de que ir a los centros de salud no es seguro y no es así. No puede ser que no nos de miedo ir en el autobús o comprar, pero que sí nos de ir a un centro de salud", defiende García, que considera que "hay gente que retrasa la visita al médico y en algunos de los casos puede derivar en algo más complicado".

Según el INE, en 2018, el cáncer fue la segunda causa de muerte, con 112.714 fallecidos en España, por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio. En concreto, 22.153 personas perecieron por cáncer de bronquios y pulmón, 11.265 de colón, 7.120 de páncreas, 6.621 de mama y 5.841 de próstata. En Aragón, se detectaron 8.464 nuevos casos en 2019. De estos, 6.032 en Zaragoza, 1.477 en Huesca y 956 en Teruel.

"Me dijeron que mi bulto no era malo y decidí esperar a que se pasara la pandemia para operarme". Elena León, 38 años. 

 

Elena León, de 38 años, sufre cáncer de mama.
Elena León, de 38 años, sufre cáncer de mama.
Facebook

“Me dijeron que mi bulto no era malo y decidí esperar a que se pasara la pandemia para operarme o a que descendiesen los contagios y los fallecimientos”. En diciembre de 2019, Elena León, de 38 años, se encontró un bulto en una mama y no tardó en ir al especialista. “Era pequeño, pero fui al ginecólogo y me hicieron todas las pruebas pertinentes, incluso una biopsia, y me dijeron que no era malo”. Con el resultado de las pruebas, los médicos decidieron citar a Elena cada seis meses y no operar.

“El bulto empezó a crecer muy rápido y en marzo, que tenía mi revisión anual, me dijeron que me lo iban a quitar, pero que no había prisa porque no era malo. Días después, decretaron el estado de alarma por la situación de la covid”, señala Elena, que lleva viviendo desde que tiene un año en Zaragoza. Con el incremento del número de contagios y de fallecidos, y teniendo en cuenta que, a priori, solo iban a ser 15 días de estado de alarma y que el bulto no era malo, Elena decidió esperar. “Subían todos los días los contagios entonces pensaba, si no hay prisa, para qué me voy a meter en un quirófano. Si llego a saber que es cáncer me voy directa a operar, sin pensármelo, me hubiese dado igual la covid, pero mi diagnóstico fue erróneo”, indica.

"Si llego a saber que es cáncer me voy directa al quirófano"

Otro bulto en la axila le llevo directamente al preoperatorio y a la intervención. “Fui un jueves a la consulta y el martes me operaron. Poco después me dijeron que era cáncer”, sostiene Elena. La semana pasada terminó su tratamiento de quimioterapia después de 16 sesiones. “La quimio te deja hecha polvo, pero he terminado ya”, apunta.

"Me detectaron el segundo cáncer antes de la pandemia y no he sufrido retrasos en ninguna prueba". Coral Ortín, 52 años.
Coral Ortín, de 52 años, sufre metástasis.
Coral Ortín, de 52 años, sufre metástasis.
HA

En el caso opuesto se encuentra la zaragozana Coral Ortín Lázaro, de 52 años, que sufre metástasis desde 2018 y superó un primer cáncer en 2014. “Si tuviese que valorar del 1 al 10 el servicio de oncología del Miguel Servet, les daría un 10. Estoy viva gracias a ellos. Me detectaron el segundo cáncer antes de la pandemia y no he sufrido retrasos en ninguna prueba, ni en consultas, ni en tratamientos”, señala. La pandemia no ha variado su tratamiento en ningún momento e incluso ha estado hospitalizada en plena segunda ola de covid, cuando los hospitales estaban al borde de la saturación. “Me empecé a encontrar muy mal, no podía ni caminar. Mi oncóloga, Ana Herrero, me mandó a urgencias y supervisó toda mi estancia en el hospital. Tras numerosas pruebas me detectaron una enfermedad catalogada como rara, y autoinmune, que está relacionada con el cáncer. Confirmado el diagnóstico me dieron el alta y siento que he vuelto a nacer, pensaba que era el final, pero me estoy recuperando”, declara la zaragozana.

"Cada día que sigo viva, es un milagro”

“Solo tengo buenas palabras para el personal. Sentía que los médicos pensaban, ‘venga tenemos que sacar a esta mujer adelante’. Soy muy animosa y vivo cada día como si fuera el ultimo. Cada día que sigo viva, es un milagro”, sostiene Coral. Sobre el protocolo covid solo puede añadir que “impecable”: “Para ingresar en oncología me hicieron dos pruebas PCR para asegurarse de que no entraba contagiada y así, no poner en riesgo a otros pacientes”, apunta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión