Despliega el menú
Aragón

El informe del Justicia constata que la covid ha aumentado "exponencialmente" las desigualdades: "Ha sido un año nefasto"

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, ha constatado en su informe anual de 2020 que muchas personas que han recurrido este año al Justiciazgo nunca lo habían hecho ni "en su vida habrían pensado tener que hacerlo".

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, durante la presentación de su informe sobre las residencias y la covid.
El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, durante la presentación de su informe sobre las residencias y la covid.
José Miguel Marco

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, ha presentado este lunes en las Cortes su informe anual correspondiente a 2020, en el que ha quedado constatado que la pandemia de la covid-19 ha aumentado "exponencialmente" las desigualdades en la comunidad.

En rueda de prensa, Dolado ha explicado que se abrieron en 2020 un total de 1.669 expedientes, pero que se ha atendido a más de 3.000 personas, en tanto en cuanto en los primeros meses de la pandemia, con el confinamiento duro, se recibieron más de 400 llamadas de ayuda, socorro, asesoramiento o interpretación jurídica de los decretos que se iban promulgando.

El Justicia, según ha dicho su titular en rueda de prensa, optó por intentar solucionar los problemas de la ciudadanía y, al mismo tiempo, emitir resoluciones o sugerencias a las administraciones.

En concreto, en 2020 se emitieron 230 (una treintena menos que el año anterior), de las que 115 han sido aceptadas, 23 aceptadas parcialmente, 24 no aceptadas, 15 no han tenido respuesta y 53 están en tramitación.

"2020 fue un año nefasto"

A pesar de que en su informe Dolado admite que 2020 fue un año "nefasto", el Justicia no ha suspendido o ralentizado sus funciones, "sino al contrario", puesto que a su actividad normal se han sumado todos los expedientes e informes relativos a las consecuencias de la pandemia.

Una crisis sanitaria que, ha insistido, ha aumentado las desigualdades y ha hecho que muchas personas que han recurrido este año al Justiciazgo nunca lo habían hecho ni "en su vida habrían pensado tener que hacerlo".

Dolado ha constatado que sobre todo durante los meses más duros de la pandemia en las administraciones, con carácter general, "no funcionó" el teletrabajo ni las citas presenciales y, de hecho, "hubo una paralización".

Además, se ha acentuado la brecha digital, que se ha demostrado especialmente dura entre los mayores que no cuentan con ayuda, en la sanidad y la educación, puesto que hay estudiantes que no cuentan con las herramientas necesarias para la educación a distancia.

Ha habido materias predominantes en las quejas recibidas, muchas de ellas relacionadas con los ERTE, los sistemas de cita previa y acceso electrónico a las administraciones, las "discordancias" entre el Ingreso Aragonés de Inserción y salario mínimo vital o la tramitación de ayudas al alquiler social.

Pero también la presencialidad y la seguridad en educación, las ejecuciones subsidiarias en urbanismo, la atención primaria en sanidad, las prestaciones sociales y las residencias de mayores, consultas sobre movilidad, los problemas en los registros civiles o la interinidad en la función pública.

Carta de servicios

Este año, según ha destacado el lugarteniente del Justicia, Javier Hernández, se ha puesto en marcha la Carta de Servicios para obligar a la institución en cuanto a plazos de contestación y tramitación y este año se espera dar un paso más: que las administraciones se comprometan también a reducir estos plazos de tal manera que suponga un "sello de garantía y calidad".

Dolado a recordado que la crisis les llevó a realizar una serie de informes y consideraciones con el fin de aportar propuestas de mejora en varias materias, entre los que destacan el de las residencias de mayores, que surgió como fruto de las conclusiones de la Mesa sobre la Soledad no elegida y ante el hecho de que el 80 por ciento de los fallecidos fueran personas mayores en residencias.

Respecto al informe de los centros de acogida de menores, Dolado ha considerado como "muy satisfactorios tanto los protocolos seguidos por la administración como la capacidad de adaptación de los menores en este periodo".

Etiquetas
Comentarios