Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Ayuntamiento de Zaragoza

Azcón cuestiona la desescalada provincial y dice que el plan de Sánchez "genera inseguridad"

El Ayuntamiento sopesa peatonalizar calles o establecer horarios a partir del sábado pero aún no sabe si podrá tomar estas medidas.

Jorge Azcón en la reunión telemática con Salvador Illa.
Jorge Azcón en la reunión telemática con Salvador Illa.
Twitter

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, consideró este martes que el plan de desescalada de Sánchez está marcado por la "incertidumbre" y que va a generar "inseguridad" en cuanto empiece a aplicarse. Además, como regidor del municipio que concentra la mitad de la población de Aragón, cuestionó el modelo provincial dado que en su opinión a la capital no se le puede dar el mismo trato que a las pequeñas localidades de Zaragoza.

Tras escuchar la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que anunció las fases de la desescalada del estado de alarma por la pandemia de la covid-19, Azcón no ocultó su decepción. En primer lugar, porque no se aclararon los tres aspectos que exigió la semana pasada durante una reunión con la vicepresidenta del Gobierno, Teresa Ribera, y con los ministros de Sanidad y de Política Territorial. En ese encuentro, el alcalde reclamó los indicadores que iban a guiar la desescalada, los costes económicos que iban a tener que asumir los ayuntamientos y si los municipios iban a tener algún tipo de guía de actuación. "No ha respondido a ninguna de las tres", dijo Azcón.

"La palabra es incertidumbre"

"Después de escuchar al presidente del Gobierno, hay más preguntas que certezas. La palabra es incertidumbre. Ha dicho que va a pedir a la Federación Española de Municipios que se refuercen las actuaciones de conciliación. No sé a qué se refiere. ¿Que abramos guarderías? ¿Las casas de juventud? ¿Los centros de tiempo libre?", se preguntó.

Azcón recordó que en la comparecencia de Sánchez "no se aclaran cuándo acaba el estado de alarma, ni los marcadores, ni por qué se rechaza el criterio de Lambán". Para el alcalde, es "evidente" que "tendría más sentido tener en cuenta el tamaño de las ciudades que la provincia". "Es difícil que a Zaragoza se la trate igual que a Cabolafuente", dijo en referencia a la población en la que está confinado su antecesor, Pedro Santisteve.

El alcalde lamentó que en este proceso no se cuente con datos de los test desagregados por ciudades o que la desescalada se plantee sin que se haya completado el estudio de seroprevalencia de la Universidad Carlos III. En este sentido, se quejó del escaso número de análisis y recordó que Aragón es la sexta comunidad autónoma que menos ha hecho.A su juicio, conocer el grado de expansión del virus es una de las claves de la desescalada.

Mascarillas en el transporte

También expresó sus dudas ante la decisión de recomendar pero no obligar a usar mascarillas en el transporte urbano, en un momento en el que puede incrementarse su uso por la apertura de algunos comercios. "¿Yo tengo que dejar subir a cualquier ciudadano al autobús sin mascarilla, al contrario de lo que ocurre en el País Vasco?", se cuestionó.

Al margen de las dudas, el alcalde explicó que el Ayuntamiento está trabajando en un paquete de medidas de cara al día 2, cuando se permitirá salir a hacer deporte o dar paseos. Será uno de los momentos críticos, dado que se puede acumular mucha gente en la vía pública. El regidor defiende cerrar al tráfico algunas calles para propiciar el tránsito peatonal o fijar horarios (a primera hora los deportistas, sobre las 11.00 los niños y por la tarde las personas mayores). "El Ayuntamiento trabaja en una alternativa de horarios, pero ¿podremos aplicarlo o solo recomendarlo?", afirmó.

El Consistorio analiza más medidas en el grupo de trabajo técnico, impulsado por Zaragoza y en el que participan las principales ciudades, y que ya está estudiando cambios en los carriles 30, propuestas de reducción de la velocidad o protocolos de seguridad en el transporte.

Sin eventos masivos en el Pilar

Por otro lado, el alcalde arrojó dudas sobre las opciones de que este año se repitan la multitudinaria Ofrenda de Flores o los masivos conciertos en la plaza del Pilar. "Todas las concentraciones humanas de calibre que hay en el Pilar será difícil que se produzcan", dijo el regidor en una entrevista concedida a Aragón Radio.

Azcón no quiso hablar de la suspensión de las Fiestas del Pilar, pero hizo una comparación con la Oktoberfest de Munich, que acaba el 4 de octubre y que ya ha sido desconvocada. "Alemania tiene 50 personas muertas por cada millón de habitantes y en España estamos cerca de las 500", apuntó.

Dijo que se van a analizar los distintos acontecimientos de las fiestas del Pilar "con todo cariño". "Pero las medidas de protección se van a extremar. No vamos a poner en riesgo la seguridad de nadie y que haya un repunte en otoño. Sería dramático para la salud y la economía", concluyó el alcalde.

La actualidad del Covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión