Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Una noche de copas entre menuceles y chirimoyas

El Mercado Central ha estrenado una zona ‘gastrocultural’ que encandila a los visitantes pero despierta los recelos de algunos vecinos temerosos del ruido.

Los vigilantes de seguridad pasan apuros para conducir a la ingente masa de curiosos al redil. En las explotaciones ganaderas se hace con ‘mangas de manejo’, pero aquí conviene mejor echar mano de la persuasión. A las ocho de la tarde echan la persiana los puestos de fruta, carne y pescado, pero el Mercado Central no cierra sus puertas. Ni mucho menos. Hoy hasta las 2.30 no tiene previsto hacerlo. Los cuatro bares que han abierto en su parte central dotan a la lonja de una animada e insospechada (y discutible para algunos) vida nocturna. Conforme cae la noche, la lonja cierra sus pasillos laterales y todo el bullicio se concentra en el corazón del edificio.

"A pesar de la marabunta, esto es como un pequeño oasis, ¡hasta han puesto plantas y palmeras!", decía anoche María Pilar Rivas, asombrada con la reforma del edificio. Ella y sus amigas acudieron a ver las proyecciones de ‘videomapping’ sobre la vetusta fachada y aprovecharon después para tomar una copa en una de las nuevas barras. Ayer no había concierto, pero les habían dicho que el del jueves con Los Gandules fue "apoteósico".

Son cuatro los puestos dedicados a tapas, cócteles, brasa y ‘realfood’ y todos ellos tienen curiosos nombres con una misma inicial: Matiné, Mixtura, Mueso y Mambo. "Está muy bien que le den vida. Esperemos que no sea solo para la inauguración y que luego no decaiga", comentaban las jóvenes, mientras consultaban el programa de actuaciones del nuevo espacio que han dado en llamar ‘gastrocultural’. Anoche, aún sin recital y solo con música de ascensor, no cabía un alfiler, los visitantes se agolpaban en las escaleras laterales de acceso y había que esperar unos minutos para ser atendido en la barra. Los bares están abiertos desde las 6.00 hasta la 1.30 todos los días de la semana y hasta las 2.30 la víspera de festivo. "Si quieres un ‘gin tonic’ especial, seguro que el pepino o el cardamomo lo tienen a mano en cualquier puesto", bromeaban unos clientes.

Muchos zaragozanos se han acercado al renovado Mercado Central de Zaragoza para hacer sus compras. Los pasillos de la lonja estaban llenos y los puestos a rebosar en el primer fin de semana de apertura.

Los regentes de los bares explican que las actividades serán sostenidas los fines de semana y harán una oferta variada de música, teatro e, incluso, infantil como sucederá mañana, a las 12.00, con el grupo Tachín. Ayer hubo jazz a la hora del vemú (Israel González Trío) y esta tarde, de 16.00 a 21.00, estarán The Cigarettes DJ con una sesión de ‘indie’ y de electrónica.

Pero no siempre llueve a gusto de todos y, entre empentones y camareros haciendo malabares con la bandeja alzada (prodigioso equilibrio el suyo), surgían también voces que respaldan las tesis de la Plataforma de Afectados por el Ocio Nocturno, que ha presentado un recurso de revisión contra las licencias de los espacios de restauración. Argumentan que se trata de una ‘zona saturada’ y advierten de que se pretenden colocar terrazas en una acera. De momento, estas no han llegado, aunque a juzgar por las recreaciones del Ayuntamiento sí se les espera.

"Entiendo que es un edificio histórico y que quizá no esté bien aislado contra el ruido", decía ayer, conciliador, Javier Sahagún apurando una caña. "Pero hoy el ruido viene de los postes con altavoces que han puesto fuera para el ‘show’ audiovisual y esos se retirarán el lunes", le replicaban.

A su lado, ajeno al bullicio, Manuel Martín paseaba su mirada por los tarjetones esmaltados y por otros detalles del remozado Mercado. "Tampoco sé si pasado el ‘boom’ del estreno los bares tendrán tanta afluencia. Hay que desviarse o venir de propio", decía.

Este sábado ha comenzado la actividad en la terraza de la zona de hostelería del Mercado Central. Se trata de una zona de veladores situada en la acera de la calle de César Augusto, frente a uno de los accesos del mercado. Se prevé que la zona de terraza aumente, a la espera de que os responsables obtengan los permisos que ya han solicitado al Ayuntamiento.
Etiquetas
Comentarios