Aragón
Suscríbete por 1€

Nadia Calviño: "Es fundamental que acertemos con las inversiones que el país necesita"

La vicepresidenta y ministra de Economía admite que hay que ser ágiles en la gestión de fondos europeos, pero pide que se piense más en su impacto posterior.

Nadia Calviño, el pasado miércoles en Zaragoza.
Nadia Calviño, el pasado miércoles en Zaragoza.
Oliver Duch

Ha hablado en Zaragoza de fondos europeos y ha garantizado que la gestión de las ayudas en 2022 cogerá «velocidad de crucero». ¿Por qué lo asegura?

España ha sido el primer país en recibir los fondos europeos. Hemos ido abriendo camino en el despliegue del Plan de Recuperación a nivel de la UE. En 2021 avanzamos mucho en las reformas estructurales y pusimos en marcha los principales programas de inversión. Este año nuestro objetivo es lograr la velocidad de crucero en el despliegue de las inversiones gracias a los Presupuestos Generales del Estado para 2022, que nos van a permitir canalizar un volumen sin precedentes de inversión sobre la base de los fondos europeos. Para eso necesitamos una buena cogobernanza de todas las administraciones públicas e impulsar la colaboración público-privada.

Las empresas se quejan de la tardanza en llegar de las ayudas y la lentitud en su gestión. Hay previsiones de crecimiento del PIB que se han pospuesto por ese retraso.

Los hechos están claros. España ha sido el primero en presentar el plan, el primer país en tener el visto bueno de la Comisión Europea para recibir las ayudas. El único que ha recibido un pago en 2021 por el cumplimiento de hitos y esto demuestra que somos el país más avanzado en su despliegue. Hemos transferido más de 11.200 millones de euros a las comunidades autónomas para que puedan lanzar los programas de ayudas y las inversiones en su territorio. Es importante que seamos ágiles pero, sobre todo, es fundamental que acertemos con las inversiones de futuro que nuestro país necesita y con los instrumentos que necesitamos y que las canalicemos de forma en que logren el máximo impacto en términos de crecimiento y, principalmente, en creación de empleo de calidad.

Las ayudas van llegando, pero aún queda mucho por materializarse. El Perte del coche eléctrico y conectado está aprobado, pero no ha salido la convocatoria principal.

El 3 de diciembre tuvimos la autorización de la Comisión Europea de las ayudas del Perte del vehículo eléctrico y conectado y ese mismo mes ya aprobamos las bases. Estamos avanzando a buen ritmo, no solo con los programas de ayuda que lleguen con capilaridad a todo el territorio y a todo el tejido productivo, en especial a las pymes, sino en el lanzamiento de los proyectos estratégicos que, la verdad, están bastante alineados con las fortalezas de la economía aragonesa.

¿Cuándo llegarán las ayudas del Perte de la automoción?

Ya se ha resuelto un primer programa de inversión en I+D y lanzaremos la convocatoria principal para la transformación de toda la cadena industrial en las próximas semanas. Tenemos que poner el proceso en marcha cuanto antes, porque hablamos de una movilización de inversiones muy importantes para un sector estratégico de la economía española y no tenemos un minuto que perder.

En ese ámbito está el proyecto de fábrica de baterías, en el que el Gobierno se ha implicado mucho. ¿Cuál será la apuesta del Ejecutivo sobre una ubicación para la que compiten varias comunidades autónomas?

La prioridad es conseguir que España sea uno de los líderes del vehículo eléctrico y conectado. España es el segundo productor y el segundo exportador de automóviles de Europa y, evidentemente, tenemos que estar a la cabeza de ese proceso de modernización para la construcción de ese coche del futuro. Para nosotros la prioridad es que haya una fábrica de baterías en España y como comprenderá tenemos que tener una posición relativamente neutral y de pleno respeto en cuanto a la posible ubicación en las distintas comunidades autónomas.

El coche eléctrico, sin embargo, está tardando mucho en popularizarse en España. La venta de estos vehículos es mucho menor que otros países europeos.

Por eso el Plan de Recuperación tiene una aproximación integral, con ayudas a la transformación industrial y también al despliegue de puntos de recarga y la renovación de las flotas con coches eléctricos. Programas importantes como el Moves, para renovar flotas empresariales y del sector público, además de los vehículos privados, justamente para estimular en paralelo la demanda, algo imprescindible para que el mercado crezca en nuestro país.

Otro Perte que interesa mucho en Aragón es el del sector agroalimentario, pero ni siquiera está aprobado. ¿Cuándo lo hará?

Estamos finalizando el trabajo, liderado por el Ministerio de Industria para aprobar cuanto antes ese proyecto estratégico para la modernización del sector agroalimentario, que es también estratégico para el país. España es una potencia agroalimentaria y Aragón es sin duda uno de los motores de esa industria. Queremos impulsar la modernización del sector para que sea competitivo, rentable y sostenible.

¿Cuándo estará listo ese Perte, en la segunda mitad del año?

Yo espero que se apruebe en la primera parte del año.

¿Con convocatoria incluida?

Insisto en que el trabajo está en marcha y que esperamos aprobarlo cuanto antes.

Cepyme ha presentado un informe que dice que más del 60% de los fondos europeos no llegará a las pymes. ¿Qué les responde?

Es una labor de todos el conseguir que el Plan de Recuperación llegue a todo el territorio, a todos los ciudadanos y a todas las empresas, y muy especialmente a las pequeñas y medianas empresas, que son el corazón de nuestra economía. Desde el Gobierno estamos determinados a lograr que el apoyo del plan de recuperación les permita modernizarse y creo que las asociaciones empresariales también tienen un papel que jugar para en conseguir la capilaridad de estos fondos en todo el territorio, que les llegue la información, que tengan acceso a las convocatorias. Por nuestra parte la disponibilidad y la voluntad es total en cuanto a dar transparencia, acceso e incluso reservando una parte del Plan de Recuperación para el acceso a las pymes.

¿Se ha reforzado el equipo que trabaja en estos fondos?

Hemos reforzado los equipos de los ministerios y de los organismos que gestionan los fondos europeos desde la aprobación del plan. Pero está claro que el desafío es impresionante para el conjunto de las administraciones públicas, no solo del Estado, sino de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Tenemos que aprovechar también el Plan de Recuperación para modernizar nuestra administración y adaptarla al siglo XXI.

¿Qué responde a las críticas del Partido Popular que dice que se está beneficiando a las comunidades gobernadas por el PSOE en la concesión de ayudas?

Es una campaña que no tiene ni pies ni cabeza, una acusación que no responde a la realidad de las cifras. Las cuatro comunidades gobernadas por el PP están entre las seis que han recibido más transferencias de fondos. Creo que es el momento de remar en la misma dirección. La actitud de boicot negacionista del PP no ataca al Gobierno, ataca a la imagen de España. Confío en que cambien de actitud y apoyen un Plan de Recuperación que es bueno para nuestro país gobierne quien gobierne.

Habla de los ataques a la imagen de España. ¿Qué piensa de las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la carne? ¿No cree que fue un ataque a la imagen de España?

Todos tenemos que tratar de proteger la imagen de nuestro país. En todo caso, la posición del Gobierno está clara, estamos comprometidos con la defensa del sector agroalimentario que es estratégico y un motivo de orgullo, como demuestran los hechos, desde la defensa de la PAC a la ley de la cadena agroalimentaria. Tenemos que apostar y acompañar al sector para que sea competitivo, rentable y más sostenible en el futuro.

¿Exporta España carne de mala calidad, como dice el ministro?

España es una potencia exportadora de los productos del sector ganadero y creo que nuestro éxito exportador se debe entre otros elementos a la excelente calidad de nuestros productos.

El FMI ha rebajado la previsión de crecimiento de España y ha retrasado la recuperación. Sin salir de la pandemia, ¿cuándo mejorará la situación del todo?

Está claro que la pandemia añade un factor de volatilidad y eso explica que haya revisiones al alza y a la baja constantes, incluso de sentido contrario en la misma semana. Por eso es doblemente importante tener el pulso de la realidad con indicadores de alta frecuencia que reflejen la evolución de la economía real. En este sentido, la evolución del mercado de trabajo está siendo extraordinaria, como ha demostrado la EPA publicada esta semana. Con más de 20 millones de ocupados y una tasa de paro del 13,3%, estamos en niveles que no se veían desde antes de la crisis financiera de 2008. El desempleo juvenil está ya por debajo de niveles prepandemia. Y esto contrasta con la anterior crisis financiera, en la que tardamos doce años en recuperar el nivel del mercado de trabajo. Los ingresos fiscales también nos confirman la fuerte recuperación, que ha ido de menos a más. Y todos los organismos económicos coinciden en prever que España será uno de los motores del crecimiento económico este año y el próximo.

¿Crecerá este año el PIB más que el año anterior?

Todo apunta en esa dirección. Lo importante es que tengamos una recuperación sostenida en el tiempo, y eso es lo que indican las previsiones de los organismos internacionales, con un crecimiento medio del 5% en el periodo 2021-23. Una recuperación robusta que tenemos que aprovechar para modernizar nuestro tejido productivo y seguir creciendo con estas tasas elevadas en el medio plazo.

¿Qué ganaremos con la nueva reforma laboral?

Esta es una de las reformas estructurales más importantes del Plan de Recuperación. Además, es fruto de un acuerdo tripartito con representantes de los trabajadores y de las empresas. Aborda los problemas que venimos arrastrando en nuestro mercado laboral, como la precariedad y la temporalidad, y creo que es urgente y tenemos que abordarlo para que este ciclo económico que ahora se inicia precisamente se caracterice por la creación de empleo de calidad. Por eso confío en que ese real decreto ley sea apoyado ampliamente por los grupos políticos.

¿Es esta la reforma que usted quería?

Es la reforma laboral que nuestro país necesita en este momento, sin ninguna duda.

Insisto en ello porque en algún momento de la negociación había divergencias entre las ministras de Economía y de Trabajo.

Desde el Gobierno hemos tenido claro desde el primer momento que teníamos que buscar el acuerdo tripartito, responder a las recomendaciones de los organismos internacionales y abordar de forma definitiva esos desequilibrios que han venido lastrando nuestro crecimiento y el bienestar y, sobre todo, han venido lastrando las oportunidades de los más jóvenes.

¿Conseguirá esta reforma rebajar el paro juvenil, en el que somos la vergüenza de Europa?

Esa tiene que ser nuestra prioridad. Europeizar nuestro mercado laboral, acabar con las excepcionalidades de la economía española, empezando por el paro juvenil, que lastra las oportunidades y los horizontes tanto profesionales como vitales para nuestros jóvenes.

¿Cuál es la salud del Gobierno de coalición?

En estos dos años hemos tenido que enfrentarnos a situaciones sin precedentes en nuestra historia. Hemos tenido la pandemia, la crisis económica y social más grave en tiempos de paz, ¡hemos tenido hasta que responder a un volcán! Y yo me siento orgullosa de la respuesta que hemos dado, porque hemos tenido que tomar decisiones muy importantes para responder a situaciones sin precedentes, de gran envergadura, con decisión y sin hoja de ruta. Pero lo hemos hecho con eficacia y con una brújula muy clara; poniendo a las personas como prioridad, protegiendo el tejido productivo, el empleo y las rentas de las familias, para tener una salida de esta crisis muy diferente de la anterior crisis financiera.

Empezó como vicepresidenta tercera y ahora es vicepresidenta primera. ¿Siente que tiene más peso en el Gobierno?

Desde hace tres años y medio, desde que entré en el Gobierno como ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el presidente Sánchez me encargó la dirección de la política económica del Gobierno. Coordino todo el conjunto de ministros y vicepresidencias del área económica y esa labor no ha cambiado en lo absoluto a lo largo de este tiempo.

¿Ha colmado su carrera política, tiene aspiraciones en Bruselas?

Yo no hago planes. Nunca he hecho planes a lo largo de mi vida y ahora menos que nunca. Si algo hemos aprendido es que uno no puede anticipar lo que va a suceder y yo estoy desde hace tres años y medio dedicada en cuerpo y alma a mi labor en el Gobierno como ministra, como vicepresidenta tercera, segunda y ahora como vicepresidenta primera, que me absorbe todas las horas y todos los días de la semana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión