Aragón
Suscríbete por 1€

candidatura olímpica 2030

Vecinos del Valle de Arán: "Aragón tiene que estar en unos juegos en el Pirineo"

Cataluña planea una consulta sobre el proyecto olímpico en los 33 municipios leridanos. A la espera todavía de conocer los detalles, quienes dependen del turismo, motor de la zona, lo ven con buenos ojos, pero sin macroproyectos que dejen deudas, mientras otros recelan del impacto en el entorno.

Tonho Beso y su padre, vecinos de Viella (Lérida).
Tonho Beso y su padre, vecinos de Viella (Lérida).
Verónica Lacasa

Tonho Beso pasea al sol por el centro de la localidad catalana de Vielha (Viella), capital de la Val d'Aran (Valle de Arán), con su padre. "Hablamos si quieres, pero paseando que tenemos que andar", responde cuando se le pregunta este jueves de enero qué opina de una candidatura para los juegos olímpicos de invierno que incluiría algunas pruebas en esta zona del Pirineo, en la provincia de Lérida, salpicada por casas de piedra, madera, pizarra e iglesias románicas.

Le parece bien "si se va a aprovechar lo que se haga y va a quedar para el valle", pero "no si vamos a gastar para nada", plantea, recordando que muchas citas internacionales celebradas en España han ido dejando agujeros económicos importantes. Entre las necesidades coloca en primer lugar la mejora de las carreteras de montaña que serpentean de uno a otro de los 33 municipios del valle, en los que viven unos 10.000 habitantes, la mitad en Viella, la mayoría dependientes del turismo, por lo que la pandemia de covid-19 con las restricciones de movilidad se hizo sentir en la zona. Ahora vive el regreso de los esquiadores, que llegan con más ganas que nunca.

En cuanto a qué territorios deberían formar parte de la candidatura, ante el planteamiento actual de Cataluña de optar en solitario con una propuesta encabezada por  'Barcelona-Pirineos', tiene claro que "Aragón, evidentemente, tiene que estar en unos juegos en el Pirineo". "Lérida, Gerona y Huesca tendrían que estar", enumera, "e incluso Andorra", añade. "No entiendo que en unos juegos de invierno tenga que estar Barcelona", llega a criticar. "Las relaciones con Aragón no son mejores porque no tenemos buena comunicación por carretera", reconoce. La localidad oscense de Benasque se encuentra a unos 80 kilómetros. 

Un valle con carácter propio

Como en esta cuestión, los habitantes del valle no siempre coinciden con la Generalitat y están lejos de ser un territorio independentista, pese a que su historia está protagonizada por la defensa de sus particularidades, pero no para cerrarse al mundo, sino para abrirse. Su posición estratégica en el Pirineo central lo convertía en época de conquistas e invasiones en un punto clave entre Cataluña, Aragón y Francia. Ha mantenido lazos históricos y buenas relaciones de vecindad con los aragoneses.

La región gozaba de autonomía en el siglo XII  y contaba con una figura llamado "síndic", que se relacionaba directamente con el rey. Este cargo se mantiene en la actualidad como el representante de la Generalitat en el valle. Maria Vergés ocupa el puesto desde 2020 y se ha manifestado con claridad a favor de la candidatura olímpica de todo el Pirineo, alineándose con el Comité Olímpico Español (COE) y Aragón. La propuesta, que tiene que presentar el COE, debe estar consensuada con las comunidades autónomas que participan hacia abril o mayo, pero el distanciamiento entre los ejecutivos regionales va cada vez a más.

El Conselh Generau d'Aran (Consejo General de Arán) tiene competencias propias en áreas como sanidad, turismo, deportes o protección civil y maneja un presupuesto de 36 millones de euros. La defensa de su propia lengua, el aranés, cooficial con el catalán, es otra de sus señas de identidad. Se puede leer en los nombres de las calles, como el 'Passeg dera Libertat' y tiene un monumento en la localidad.

La montaña hay momentos que les aísla pero también les proporciona la fuente de riqueza del valle, naturaleza para atraer a turismo en verano y en invierno, en el caso de la nieve, con el motor que supone la estación de esquí de Baqueira Beret. Alrededor de esta última se ven los edificios de mayor tamaño que ocupan los hoteles de todas las categorías, los que más rompen la estampa de cuento invernal del entorno. Sus habitantes están acostumbrados a convivir con visitantes de otras comunidades, principalmente madrileños y vascos, y los franceses del otro lado de la frontera. 

"Mientras se respete el valle y su idosincrasia, sí"

Mª Dolores Enseñat, que regenta una tienda de regalos abierta por su familia hace 63 años, cree que los juegos "irían bien porque la mayoría vivimos del turismo", aunque reconoce que "da un poco de miedo" pensar en las inversiones. "Habrá que ver si se hacen obras cómo se mantendrán luego", dice, y prefiere que se arregle lo que tienen, empezando por mejorar la carretera. Cree que sería bueno que  tuvieran más publicidad a nivel mundial, pero "sin pasarnos", añade. "Mientras se respete el valle y su idosincrasia, sí".

Belén Morales, dependienta en una tienda de Viella.
Belén Morales, dependienta en una tienda de Viella.
Verónica Lacasa

Por ello, entiende que una candidatura conjunta entre Aragón y Cataluña permitiría combinar las instalaciones de ambas. "Si necesitas una pista de hielo y la de aquí no vale, tienes una a dos pasos, en Jaca", pone como ejemplo. "Se necesita una candidatura de todo el Pirineo", considera, aunque entiende que incluir el nombre de Barcelona puede ser "importante" por ser conocido a nivel internacional.

Duda si la competición agravaría otros problemas como la falta de vivienda a precios asequibles para los jóvenes, debido a que la mayoría son apartamentos turísticos. Belén Morales, dependienta de la tienda vive en Gausach, un municipio de unos 500 habitantes, explica que el trabajo se encuentra solo para los meses de verano y ahora en la temporada de nieve, desde diciembre hasta Semana Santa. "De pequeños solo abría la tienda en verano", recuerda Mª Dolores, antes de que se construyera la estación de esquí. Ella piensa ya en su jubilación, pero no tiene relevo para la tienda con sus tres hijos, que han buscado empleos más estables fuera del valle.

Desde la patronal de hostelería su presiente, Xacobe Bartolomé, espera conocer los detalles del proyecto para pronunciarse totalmente. Defiende un proyecto conjunto de todos los Pirineos y a nivel general "una candidatura lo vemos de forma positiva,  pero todo depende del proyecto de desarrollo urbanístico que lleve alrededor", indica el portavoz del Gremio de hostelería del valle. Así, desde el sector hotelero en el que trabaja alerta de que "si van a dar licencias para 10 hoteles más, no lo vemos". Distinto sería que se construyera una villa olímpica para alojar a los atletas "que puede quedar para trabajadores que vengan de temporada y regular el precio por ley para que sean  asequibles", pone como ejemplo de una inversión que paliaría el problema de los alquileres disparados de la zona.

"Seguro que alguna infraestructura nueva se crearía que beneficiaría a los que hacemos la temporada"
Guillem Pujadas y Arantza Membrive con su hija Nala, trabajadores de temporada en Viella.
Guillem Pujadas y Arantza Membrive con su hija Nala, trabajadores de temporada en Viella.
Verónica Lacasa

Empleo solo de temporada y alquileres por las nubes

Entre los trabajadores de temporada muchos ven en la cita olímpica más oportunidades de empleo para unas contrataciones, que son siempre estacionales. "Llevo 15 años viniendo a trabajar, seguro que alguna infraestructura nueva se crearía que beneficiaría a los que hacemos la temporada", cuenta Guillem Pujadas, autónomo que trabaja como profesor de esquí, llegado de la localidad barcelonesa de Castelldefels, donde en verano da clases de surf para tener trabajo todo el año. Este acude en familia, con su pareja, Arantza Membrive, psicóloga, y su hija Nala, de dos años, que sube las escaleras del tobogán y se lanza sin miedo. Esperan otro bebé para primavera. Notan que esta campaña de nieve hay más gente todos los días, superando incluso la afluencia anterior a la pandemia.

 "Se tienen que potenciar los Pirineos en general", entiende, y conseguir darlos a conocer más porque sigue escuchando entre personas de otros países la pregunta de: "¿Pero en España tenéis nieve?"

Ximo Pascual, profesor de snowboard en Baqueira.
Ximo Pastor, profesor de snowboard en Baqueira.
Verónica Lacasa

Buscando la nieve acude también Ximo Pastor, desde Alicante. Allí es guía de motos de agua y en Baqueira da clases de snowboard. Se desliza en su tabla casi hasta la acera de la calle. Este año en la estación se notan las ganas de esquiar de los aficionados que han perdido una temporada por la pandemia. En las pistas hay más movimiento que antes de la crisis sanitaria, incluso entre semana. "Encuentras antes trabajo que alojamiento", afirma, porque el alquiler más bajo que ha encontrado ha sido de 1.000 euros al mes, lo que hace que sea necesario compartir piso. En su opinión la candidatura olímpica es mejor que esté "centrada en un sitio para que venga la gente" y considera que con la aportación de Cataluña sería suficiente.

"Solo con Cataluña a lo mejor estamos más justos, pero si cogemos más comunidades ahí habría más infraestructuras"

Sin embargo, otro aficionado del esquí, David Rojo, originario de Cuenca, duda que el valle tenga capacidad suficiente para absorber los miles de visitantes que supone una cita de esa envergadura. Además, cree que "hacen falta más infraestructuras" para poder contar con todas las disciplinas que engloban unos juegos de invierno. "¿Dónde van a hacer los saltos de esquí?", pone como ejemplo. "Solo con Cataluña a lo mejor estamos más justos, pero si cogemos más comunidades  ahí habría más infraestructuras", plantea.

Los comercios relacionados con la nieve lo tienen claro. "Ojalá se celebren los juegos", asegura Anna Cuixart, desde una tienda de ropa de montaña. En algunas perchas le queda ya poco género de la temporada de invierno porque este año "la gente venía con muchas ganas, después de dos años sin venir ni gastar", afirma. "He tenido que adelantar la colección de primavera", apunta. Solo ve ventajas al proyecto. "Se hace en la estación que ya tenemos. No habría impacto". Y votaría la candidatura conjunta.

Sin embargo, para los más escépticos ante la posibilidad de que se materialicen los juegos hay más dudas que beneficios. "No tenemos ni idea", comenta un vecino de Viella de mediana edad, mientras habla con un matrimonio. "Leemos la prensa boquiabiertos", confiesa, sobre los anuncios políticos, y prefiere no dar su nombre porque dice que es autónomo y no quiere perder algún cliente por sus opiniones. Critica que no se sabe aún en qué consistirá el proyecto olímpico, por lo que si la Generalitat sigue adelante con la idea de plantear una consulta a los vecinos sobre los juegos, necesitarán saber antes los detalles. Solo daría su apoyo "si fuese una cosa hecha con cabeza y pensando en el territorio". Una candidatura "conjunta con Aragón sería lo propio".

Ahora, duda mucho que no tenga impacto ambiental, por ejemplo, si se hace una kilométrica pista de 'bobsleigh' para que se deslicen los trineos que compiten en esta modalidad. Y, después, "¿qué hacemos con la pista o quién se va a tirar después de la de saltos de esquí si se hace?" Y se plantea una última pregunta, "¿podemos soportar más gente en estas montañas?" 

"En los Alpes franceses tenemos 'resorts' de esquí muy lujosos, pero no vamos porque no son lugares acogedores como este. A los turistas nos gusta este valle porque no es perfecto"
Herman Marres y Peter Nurnberger, turistas en Viella.
Herman Marres y Peter Nurnberger, turistas en Viella.
Verónica Lacasa

Herman Marres, de origen holandés y residente en Francia, ha cruzado la frontera para "buscar buenos restaurantes para comer", bromea, junto a su amigo Peter Nurnberger, jubilado, que han acudido a Viella con sus respectivas parejas. No han oído hablar del proyecto olímpico, pero Herman, que fue político en su país, es rotundo al responder ante este o cualquier otro caso que implique una inversión de estas dimensiones: "Que no lo hagan". Por un lado,  critica que estos eventos son usados por los países para hacerse propaganda, como en el caso de los últimos juegos en China. Además, no cree que después tenga beneficios para el ciudadano de a pie.

De seguir adelante, no recomienda que se organice solo por una comunidad y se fija en el ejemplo de las hormigas, animales "extremadamente inteligentes" porque siempre van millones juntas. "Nunca debes hacer cosas solo", afirma. "Cataluña es un región muy bonita y fuerte, que no necesita probar otra vez que es tan buena que puede hacerlo sola". Considera mejor opción una candidatura "con las regiones alrededor de los Pirineos, con Aragón también". Advierte que debe respetarse el encanto de la zona. "En los Alpes franceses tenemos 'resorts' de esquí muy lujosos, pero no vamos porque no son lugares acogedores como este. A los turistas nos gusta este valle porque no es perfecto". 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión