Economía
Suscríbete por 1€

el exprés

Ríase usted de las crisis económicas

Jordi Tarragona, que ejerció como directivo y se ha especializado en empresa familiar, saca un libro original con viñetas de JL Martín.

Portada del libro.
Portada del libro.
HA

Los motivos. Jordi Tarragona es un hombre singular, que habla a veces con una retranca que podría ser aragonesa si no fuera porque tiene un inconfundible acento catalán. Abogado con más de 35 años como empresario, consultor especializado en el apoyo a la propiedad de pymes y la implementación de soluciones de continuidad en las empresas familiares, es colaborador de varios medios de comunicación, entre ellos este diario, y ya había publicado antes otros libros, entre ellos el muy entretenido ‘Los Arístegui, una familia, una empresa’, una novela que firmó con el periodista Jordi Vilagut y que se centra en una saga con orígenes vascos que amplía sus negocios textiles y de otros sectores no sin disputas entre sus miembros. Tarragona saca ahora otro libro, en esta ocasión muy singular, ya que en el mismo conviven las tiras cómicas de José Luis Martín con su textos, «la parte en blanco y negro», como dice él mismo. El ‘momentum’ para publicar ‘Empresa familiar con humor’, señala, es muy adecuado por el hartazgo que tenemos todos de la pandemia. Tratar temas serios con un poco de humor ayuda a afrontarlos, dice también a modo de explicación. «El humor es un analgésico, elimina el estrés y combate la depresión», le dijo a Paco Doblas, de Aragón Radio, al hablar de un libro que puede ayudar a comprobar que una sonrisa puede ayudar a afrontar temas serios.

La obra. El texto de Tarragona y las viñetas de JL Martín, veterano dibujante de humor que fue director de la revista ‘El Jueves’, que creó el personaje ‘Quico, el progre’ y que hoy es colaborador de ‘La Vanguardia’, no están centrados solo en la empresa familiar. En realidad aborda temas y situaciones que afectan a todo tipo de compañías e incluso, de modo más amplio, a cuestiones relacionadas con actividades que inciden directa o indirectamente en la economía local, nacional e internacional. Lo mismo habla de paraísos fiscales, mercados de valores, crisis económicas o consultores retratados como piratas que de métodos antiestrés para el personal directivo de una compañía, cierres de negocios o de las clases de arte dramático que tienen que recibir los directores financieros de cualquier firma que tienen que tratar con bancos y auditores.

Seriedad y sonrisas. Se quita importancia Jordi Tarragona al decir que «la parte bonita» del libro es la de JL Martín y que en realidad los autores de la obra juegan a «poli simpático-poli serio», pero sus textos no resultan nada aburridos. En ellos hay muchas veces pedagogía, otras tantas ejemplos con nombres propios de empresas (Airbnb, Uber, Kodak, Nokia, Google, Telefónica o Amazon) y de personas (Charles Darwin, Ramón de Campeamor, Michael Porter...), pero las más de las veces, sensatez. Algo hay de erudición en algunos momentos, pero no se tiene la sensación de pedantería. El consultor recuerda que al frente de una empresa siempre hay una persona, «cuyas principales habilidades, aptitudes y valores que le ayudan a ser empresario son: liderazgo, empatía, creatividad, honestidad, iniciativa, compromiso, asunción de riesgos, espíritu crítico, flexibilidad y espíritu de equipo». Este libro, apunta entonces, «es un viaje de una forma totalmente novedosa por todas estas y otras habilidades», lo que permite una lectura que puede ayudar a los dirigentes a obtener nuevas visiones por donde abordar los diferentes retos de le empresa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión