Aragón
Suscríbete

coronavirus

Alivio en bares y restaurantes por una flexibilización "necesaria" pero "insuficiente"

Reclaman poder abrir más horas y contar con mayor aforo en el interior de los locales. Estas medidas permitirán sacar a algunos empleados del ERTE.

Terrazas teruel
Terrazas en Teruel, que este sábado pasa a fase 2.
Jorge Escudero

La hostelería de toda la Comunidad –a excepción de las zonas confinadas– tendrá un respiro a partir de este sábado tras retrasarse el horario de cierre y ampliarse el número de personas por mesa, dos de las medidas más reclamadas por el sector, aunque se quedan cortas tras las expectativas generadas. "Todas son bienvenidas, pero llegan tarde y son insuficientes", lamentó Fernando Martín, presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (Cehta), quien incidió en que la semana pasada el presidente Javier Lambán anunció que se podría abrir hasta la medianoche. Finalmente este horario solo se aplicará a Teruel, mientras que en Huesca y Zaragoza deberán echar el cierre a las 23.00.

En este sentido, reclamó una mayor apertura de horarios, incluso, hasta la 1.00 o las 2.00 como han hecho otras comunidades autónomas: "Aragón solo se está basando en datos epidemiológicos y no está teniendo en cuenta la situación social ni económica". Valoró positivamente que en el interior de los establecimientos ya pueda haber seis comensales por mesa, puesto que "da más margen a los restaurantes" y podría permitir sacar a algunos empleados del ERTE.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, explicó que esta ampliación se lleva a cabo con el afán de evitar las relaciones sociales "en espacios no controlados". "Y pese a ello, solo se amplia una hora", criticó José María Marteles, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia. En esta línea reclamó que se aborde próximamente el incremento de aforos interiores –ahora limitado al 30% en Zaragoza y Huesca–, el uso de las barras y explorar soluciones de reapertura para los establecimientos de ocio nocturno, "pues no hay economía que aguante un año de cierre". Compartió, junto a Martín, la crítica por que estas flexibilizaciones se anuncien a las puertas del fin de semana: "Van a tener que abrir una hora más, sin el producto preparado y teniendo que ajustar todos los turnos de los empleados".

Por su parte, desde la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca coincidieron en tachar las nuevas flexibilizaciones del sector como "insuficientes" y aseguraron que el nuevo margen de horario, hasta las 23.00, se queda corto: "Nos da algo más de cobertura, pero es necesario ir ampliando hasta al menos la medianoche. Es algo que se tiene que recuperar lo antes posible". También reclamaron que se avance en la apertura del interior. Y es que aseguraron que muchos restaurantes viven de ese aforo y no son rentables hasta no tener un mínimo de un 60 o 70%.

Los hosteleros altoaragoneses solicitaron, asimismo, que se equiparen los aforos de los banquetes y eventos al resto de niveles de restauración. "No tiene sentido que, para según qué espacios o fincas, se puedan celebrar este tipo de eventos con este nivel de restricciones. Además, se dispone de listados de asistentes con antelación y se pueden programar itinerarios", subrayaron.

La provincia de Teruel fue la que este viernes más tenía que celebrar, puesto que el paso al nivel de alerta 2 incluyó muchas novedades para el sector: cierre a la medianoche, aforo interior al 50% y con seis comensales, mientras que en la terraza se puede llegar a la decena. La alcaldesa, Emma Buj, celebró esta decisión "justa con los buenos datos epidemiológicos de la ciudad". Buj, que había reclamado esta suavización de la normativa anticovid reiteradamente, lamentó que llega con retraso, aunque "más vale tarde que nunca". Manifestó su confianza de que el paso hacia la desescalada facilite la vuelta del turismo a la ciudad y estimule la actividad económica.

Por su parte, el presidente de Teruel Empresarios Turísticos, Roche Murciano, afirmó que la noticia convirtió la jornada de este viernes "en el día más feliz" desde que accedió a la presidente de la patronal hostelera turolense, el pasado 15 de febrero. Estas medidas permiten recuperar el servicio de cenas y "sacar trabajadores de los ERTE y contratar a otros". Señaló que todos los restaurantes de la ciudad están ya operativos.

Alegría en el comercio

La felicitad se extendió al comercio. El gerente del Centro Comercial Abierto (CCQA), Rodolfo Pangua, afirmó que el paso a nivel 2 es "un hito cumplido" en el camino hacia la normalización de la situación. Al conocer  que la ampliación del aforo de los establecimientos y la relajación general de las normas las reacciones de los asociados fueron de "alegría total", porque el sector "lo necesitaba" y, además, las limitaciones "no se correspondían con la presencia de la enfermedad". Pangua celebró la buena acogida de los 4.360 bonos para estimular el consumo en la hostelería y el comercio lanzados por el Ayuntamiento de Teruel, que se han agotado en nueve días.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión