Despliega el menú
Aragón

temporal del frío y nieve

La UME se activa en Aragón, que baraja cerrar los colegios el lunes y extrema las medidas ante la ola de frío polar que viene

Zaragoza vive una jornada inédita con muchas complicaciones. Más de un millar de camiones se quedaron bloqueados en las carreteras. Los planes de contingencia y coincidir el temporal en festivo mitigó los efectos.

Se anunció como una nevada "sin precedentes" y así ha sido. La borrasca Filomena llegó a Zaragoza después de irrumpir en Teruel y en otras provincias españolas con gran potencia y se hizo notar en la capital aragonesa durante todo el día de ayer. Los copos caídos desde la noche anterior dieron paso a un amanecer con las calles, avenidas y tejados cubiertos de un manto blanco que llamaba a disfrutar de una jornada lúdica a gran parte de la población, adultos y niños. Sobre todo, tratándose de un festivo en el que muchos descansaban. La mayoría no dudó en apurar el desayuno para salir de casa cuanto antes y empezar a lanzar bolas de nieve y sacar fotografías que después alimentarían profusamente las redes sociales.

La activación de un plan de emergencia que se puso en marcha en Zaragoza con antelación ayudó a mitigar los efectos negativos de una borrasca que, en todo caso, provocó afecciones en las carreteras de las tres provincias aragonesas, con complicaciones de mayor o menor magnitud. La peor parte se las llevaron las vías de Teruel, donde ya el viernes se habían visto bloqueados cientos de camiones, yFraga, en Huesca, que también vivió una situación similar.

La intensificación de la borrasca en las primeras horas del día obligó al Ayuntamiento de Zaragoza a elevar el nivel de alerta del Plan de Protección Civil de naranja a rojo y al Gobierno de Aragón a plantearse la posibilidad de activar la Unidad Militar de Emergencia (UME) en Zaragoza y Teruel, lo que terminó haciendo al final del sábado.  La ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró este sábado que los militares de la UME están "preparados para actuar en cualquier sitio donde sea necesario". La movilización de la UME en Aragón ha sido solicitada por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias.  

Hasta el momento, la borrasca Filomena ha dejado una nevada histórica en Aragón que ha obligado a suspender los viajes en tren y ha afectado prácticamente a la totalidad de sus carreteras, con más de 1.300 camiones aún embolsados a la espera de poder seguir su camino y la previsión de que las precipitaciones continúen mañana

Los efectos de la borrasca Filomena se notarán hoy con especial incidencia en las comunidades de Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana, donde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activado el aviso rojo (riesgo importante) por fuertes nevadas que dejarán una acumulación de nieve de 20 centímetros en 24 horas en cotas entre los 300 y 800 metros.

A primeras horas de la madrugada del domingo, los efectivos de la UME desplegados en Madrid finalizaron los trabajos de apertura de accesos a los servicios de urgencias y puntos sensibles en el Hospital de la Paz, uno de los sitios en los que ha intervenido. EFE

El tráfico por carretera se limitó considerablemente y el transporte por ferrocarril fue suspendido del todo. Ante la persistencia de la nevada, que obligó a los trabajadores de limpieza de las contratas municipales, Policía y Bomberos a emplearse a fondo para evitar sustos como las caídas de árboles, los parques de la capital fueron cerrados al público a las dos de la tarde. 

"Hacía décadas que no nevaba así y es importante extremar las precauciones para evitar problemas. Por favor, no cojáis el coche y, si podéis, evitad salir a la calle". El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, se dirigía así a los ciudadanos para llamar a la calma y a continuación agradecía la labor de quienes estaban trabajando este día "al servicio de todos". En su equipo, Natalia Chueca, su concejal de Movilidad, coordinaba los equipos que trabajaban a tres turnos con quitanieves y palas y a aquellos voluntarios que se sumaron para colaborar.

"Un día duro"

La consejera de Presidencia del Gobierno aragonés, Mayte Pérez, declaró tras una reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi) que todas las administraciones habían activado sus planes de vialidad invernal y los ayuntamientos y las comarcas también habían puesto a disposición todos los recursos y medios para hacer frente a la borrasca. Prácticamente el 100% de las carreteras aragonesas se habían visto afectadas, dijo, tras reconocer que la jornada sería "dura", pero que estaría controlada, si bien admitía que las complicaciones podrían ir a más al prever que la nevada se prolongaría hasta las primeras horas de hoy.

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza han trabajado a lo largo de este sábado en la limpieza de las carreteras de acceso a más de 60 municipios de la provincia

Miguel Ángel Clavero, responsable del servicio de emergencias 112 de Aragón, indicó que las previsiones meteorológicas se habían cumplido y que esperaba que siguiera nevando hasta la madrugada de hoy en Zaragoza y Huesca. Asimismo, reseñó que se habían registrado pequeñas incidencias en el suministro eléctrico en la zona del Bajo Aragón, en Cinco Olivas y La Zaida, en Zaragoza.

Mientras tanto, el comercio y la hostelería vivieron una jornada con escasa actividad, en esta ocasión no por las limitaciones decretadas para frenar la expansión del coronavirus. Después de salir durante la mañana a parques o supermercados –que mantuvieron una actividad cercana a la habitual–, fueron muchos los ciudadanos que optaron por permanecer en casa por la tarde para disfrutar de la nevada desde la ventana de cómodos salones con una buena manta y una calefacción acorde. Conscientes de que eso ocurriría, muchas tiendas adelantaron unas horas sus cierres, lo mismo que bares y restaurantes.

Filomena, en resumen, se hizo notar a lo largo y ancho de la comunidad autónoma como no lo había hecho ningún otro temporal en años. Teruel, con espesores de nieve de hasta un metro en  zonas altas de la sierra de Albarracín y superiores a los 50 centímetros en puntos del Bajo Aragón y el Matarraña, superó todas las expectativas. La intensificación de las precipitaciones durante el día y las bajas temperaturas obligaron a emplear cadenas para circular en más de 110 tramos de carreteras y la capital estuvo prácticamente incomunicada al haberse cortado la línea ferroviaria Sagunto-Teruel-Zaragoza y suspenderse todas las líneas de transporte por carretera.

Huesca capital registró el mayor episodio de nieve en 20 años, lo que permitió a un buen número de sus ciudadanos disfrutar a lo largo de una jornada sin demasiadas incidencias. «Al ser sábado y no haber clase, ya no hemos tenido que acudir a los centros educativos y nos hemos centrado en los sanitarios para garantizar su accesibilidad», señaló Ana Loriente, concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, al explicar cómo los preparativos implementados por el Ayuntamiento de la capital oscense durante los día previos habían asegurado que el día no deparar sustos injustificados.

Para este domingo, según informó la consejera de Presidencia de la DGA, Mayte Pérez, habrá en Zaragoza una nueva reunión de todas las administraciones implicadas en esta emergencia en el Cecopi para evaluar la situación y decidir entonces cómo afrontar con los recursos ordinarios y extraordinarios dispuestos la situación y considerar si procede llamar a la UME para controlar mejor los efectos negativos que puedan producirse con las heladas y la ola de frío extremo que se espera a partir de este domingo.

La nevada dejo una imagen inusual de los lugares más emblemáticos de Aragón como El Pilar
La nevada dejo una imagen inusual de los lugares más emblemáticos de Aragón como El Pilar
José Miguel Marco

La DGA decidirá este domingo si suspende las clases

El Gobierno de Aragón decidirá durante la jornada si suspende las clases en los colegios previstas para mañana e incluso si lo hace algunos días más. Según indicó ayer la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, esta cuestión se abordará en la reunión que mantendrá hoy el Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi), en la que se analizará la situación una vez que, como se prevé, haya dejado de nevar en Zaragoza y Huesca. Las bajas temperaturas que se anuncian para los próximos días no ayudarán a eliminar las placas de hielo, lo que dificultará mucho el acceso a los centros educativos de los alumnos.

Los sindicatos CC. OO. y STEA expresaron con rotundidad su rechazo a la posibilidad de apertura de aulas mañana. El primero de ellos solicitó la suspensión de la actividad docente presencial al menos mañana y el martes, una medida que –apuntó– ya se ha adoptado en otras comunidades autónomas como Madrid o Castilla la Mancha. «El propio Gobierno de Aragón ha informado de que está previsto un episodio de bajas temperaturas que se prolongará hasta el miércoles y que debido a la nieve y el hielo en la calzada, junto a las bajas temperaturas, se está recomendando a la población quedarse en casa y salir lo estrictamente necesario», argumentaron desde CC. OO.

El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza de Aragón (STEA), por su parte, denunció que "el objetivo político del Gobierno aragonés es claro: mantener los centros abiertos como ‘aparca menores’, aunque el estrés térmico, provocado por temperaturas muy bajas en las aulas, imposibilite una buena concentración y una calidad de la enseñanza mínima, al coincidir la necesidad de ventilar de un modo natural –por no haberse tomado medidas adecuadas antes– con un temporal de frío en pleno auge de una nueva ola de la pandemia". Esta central insistió en que no debe haber clases presenciales mañana y el martes, "pues aunque en los centros las calefacciones están funcionando el presente fin de semana para caldear los elementos estructurales, ese calor acumulado no será suficiente".

Placeholder mam module
La nieve e incidencias de la borrasca Filomena

Las imágenes más simpáticas de Filomena en Aragón

Etiquetas
Comentarios